Atalayar/Agencia EFE

Pie de foto: El rey Felipe recibe al presidente de China, Xi Jinping, esta tarde en el Palacio de la Zarzuela. Casa Real

El presidente de China, Xi Jinping, ha abierto esta tarde la agenda de su visita de Estado a España en el Palacio de la Zarzuela, donde se ha reunido con Felipe VI en el despacho del monarca antes de asistir a una cena que los reyes le ofrecen esta noche a él y a su esposa, Peng Liyuan. Xi ha sido recibido a pie de pista por diversas autoridades de ambos países, con los que se ha saludado antes de viajar a Zarzuela. Al bajar del avión, el presidente chino y su esposa han recibido dos ramos de flores de manos de dos niños, a los que han correspondido con un abrazo.

El rey ha recibido en el Salón de Audiencias al mandatario chino, que ha llegado a Madrid y se alojará hasta el jueves en el cercano Palacio de El Pardo, y ha intercambiado con él unas primeras palabras en inglés. A continuación, ambos han pasado al despacho oficial de don Felipe para mantener allí una reunión a la que asisten el ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, y el viceministro chino del mismo departamento, Quin Jang.

Es la primera visita de Estado que un presidente de la República Popular realiza a nuestro país en 13 años, y que incluirá citas con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, un discurso en el Senado y un acto en la Casa de la Villa para recibir las llaves de la ciudad. No obstante, el día más solemne de la visita será el miércoles, que comenzará con un recibimiento oficial y honores de ordenanza en el Palacio Real. Carmena le dará las llaves de la ciudad Posteriormente, el presidente Xi se desplazará a la Casa de la Villa, donde la alcaldesa, Manuela Carmena, le hará entrega de las llaves de la ciudad.

Mientras, la Reina acompañará a la esposa del mandatario en una visita por el Teatro Real. El siguiente acto en la agenda será una visita a las Cortes Generales, en esta ocasión al Senado, donde el presidente chino, acompañado del presidente de la Cámara, Pío García-Escudero, pronunciará un discurso en el antiguo salón de sesiones. También recibirá las medallas de ambas Cámaras. Después, se desplazará a Moncloa, donde mantendrá una reunión de trabajo con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, seguida de una firma de acuerdos y un almuerzo.

Acuerdos

El pasado viernes, el Consejo de Ministros ya autorizó la firma de un Convenio para eliminar la doble imposición en relación con los impuestos sobre la renta y prevenir la elusión y evasión fiscales y de otro para mejorar el marco jurídico y fiscal que da amparo a la presencia del Instituto Cervantes en China. Por la tarde tendrá lugar un encuentro empresarial hispano-chino, organizado por la CEOE, la Secretaría de Estado de Comercio y la Cámara de Comercio de España, en colaboración con la Asociación de Contratistas Internacionales de China (CHINCA) y la Oficina Comercial de China en España. El miércoles por la noche será la cena de gala en el Palacio Real. Impulso a la relación entre ambos países

Con esta visita, según ha informado Exteriores, ambos países buscan dar un impulso a la relación bilateral en múltiples órdenes, desde el político bilateral, el geopolítico, el económico, el educativo-lingüístico y el científico, entre otros. La visita de Xi, que será la primera con este rango desde la de su antecesor, Hu Jintao, en 2005, coincide con el 45 aniversario de las relaciones diplomáticas entre los dos países. En mayo de 2017, el entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, transmitió a Xi la invitación de Felipe VI para visitar España.

Xi ya estuvo brevemente en España en noviembre de 2016, cuando realizó una escala de menos de 24 horas en Gran Canaria durante la cual mantuvo una reunión con la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. La visita viene precedida de un viaje que hizo el pasado mayo el consejero de Estado y ministro de Asuntos Exteriores, Wang Yi. En esa ocasión, Wang fue el primer ministro de Exteriores chino que viajaba a España en 10 años y fue recibido por el Rey, por el entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y por el ministro Alfonso Dastis.