Moda

La facilidad de compra y otras ventajas de la venta online son algunos de los factores que han conseguido que la lencería se ponga por delante en ventas de otros productos más tradicionales como los bañadores o los vestidos.

Las tiendas de ropa física han notado un ligero descenso de las ventas durante las rebajas de este verano. Esto es debido al aumento en la misma proporción de las ventas online, especialmente de prendas de lencería, por todas las ventajas que ofrece este sistema de cara al usuario.

La privacidad y la mayor discreción al realizar una búsqueda de prendas íntimas, las rebajas y promociones más agresivas, y la comodidad de recibir el pedido en el domicilio, son algunos de los factores determinantes para que la lencería se sitúe en los primeros puestos de la venta online de ropa.

Inmediatamente después de comprar lencería online, los usuarios de internet en busca de ropa se decantaron por otras prendas como bañadores, alpargatas, pantalones cortos y vestidos. Y cada vez es mayor la variedad de prendas de ropa que se adquieren por este medio debido a la mayor confianza de los usuarios en el proceso.

Aunque todavía es pronto para conocer las cifras exactas del número de ventas de ropa online durante las rebajas veraniegas de este año, el dato del pasado año 2017 da a entender que seguirán en ascenso. Y es que el verano pasado la venta por internet de ropa resultó ser el tercer sector con más ingresos del total de la facturación del comercio electrónico.

Consejos para comprar lencería online con todas las garantías

Desde el e-Commerce especializado en lencería, Gisela Intimates, ofrecen algunos consejos a tener en cuenta a la hora de adquirir lencería a través de internet.

El primero de todos ellos es apostar únicamente por lugares de confianza y especializados en el producto concreto, como es precisamente su web. Y es que es la única manera de conseguir los mejores productos con todas las garantías de satisfacción.

Por otro lado, hay que tener en cuenta también los modelos, tipos y tallas de cada prenda. A pesar de que la imagen pueda resultar llamativa, es siempre conveniente revisar las características de cada prenda y la nomenclatura de su tallaje. Para evitar de este modo una posible devolución por una elección poco acertada.

En todo caso, si ocurriera el supuesto de adquirir un producto, siempre existe la posibilidad de cambio o devolución de una forma más sencilla de lo que pueda parecer. Cada tienda online cuenta con sus propias condiciones de devolución, lo que también será un punto a tener en cuenta en caso de necesitarlo.