Viajes

Redacción Atalayar
 
Sierra Nevada está a un paso de la maravilla de la Alhambra y a dos de la Costa del Sol. En Europa, no se puede esquiar más al sur. 
 
Es una de las mejores estaciones de esquí de España. Los números apabullan: 22 remontes, 120 pistas, 350 cañones de nieve artificial, 15 escuelas de todos los niveles y un total de 105,6 kilómetros esquiables. Situada en el Parque Natural de Sierra Nevada, es la estación de esquí más meridional de Europa y la de mayor altitud de España. 
Dista sólo 27 kilómetros de la ciudad de Granada, lo que le da un atractivo turístico aún mayor. 
 
A pesar de haber abierto sus puertas en la década de los 60, Sierra Nevada sigue siendo una de las estaciones de esquí más completas de nuestro país, aunando el buen clima con la excelente calidad de su nieve. 
 
Además, se encuentra a la vanguardia en cuanto a nuevas modalidades deportivas sobre nieve. Por ejemplo, el paraski. Actividad reservada para los más aventureros, se trata de un parapente biplaza que sobrevuela el cielo de Sierra Nevada para descender a continuación esquiando. Y por supuesto, el snowboard en el Superparque Sulayr, uno de los más completos para freestyle. 
 
Pocos se resisten a tirarse por los toboganes con flotadores especiales para la nieve o a probar a deslizarse por las pistas nocturnas. Entre las novedades de la presente temporada, Sierra Nevada ha extendido su red de fibra óptica hasta la cota 3.000, lo que garantiza las comunicaciones en duras condiciones meteorológicas. 
 
Además, el precio del forfait se ha congelado por cuarta temporada. Los niños ni se darán cuenta del frío, ya que para ellos hay muchas y muy divertidas zonas. Seguro que no querrán bajarse de la alfombra transportadora y del trineo ruso, una moderna montaña rusa en la nieve. Para los más atrevidos, también hay motos de nieve infantiles, tiro con arco y bici-esquí.