Gastronomía

Diariocrítico

Antes de que llegue la Semana Santa, las torrijas ya están en la mente de más de uno. Según expertos en repostería, un buen pan es primordial para que las torrijas tengan éxito, pero si además es integral sus beneficios nutricionales se multiplican. La iniciativa ‘Pan cada Día’ presenta las claves para innovar de distintas maneras con una receta tradicional.

España se caracteriza por sus tradiciones y por su amplia variedad de productos entre los que destacan las torrijas, un plato cuyo ingrediente principal es el pan y que se pueden degustar de diferentes maneras, adaptándose a los requerimientos nutricionales que sean necesarios y llegando incluso a niveles de producto gourmet según cómo se preparen.

El pan, un alimento que, a priori parece básico, es clave para disfrutar de unas buenas torrijas, ya sean las tradicionales de pan candeal o las nuevas variedades como por ejemplo las de pan integral que ayudan a aportar las cantidades de fibra recomendadas por expertos nutricionistas.

Las virtudes del pan y su variedad integral para elaborar torrijas

El pan forma parte del grupo de alimentos que han constituido la base de la alimentación de la civilización humana debido a sus características nutricionales (necesarias para una dieta sana y equilibrada), a su moderado precio y a su sencillez en la utilización culinaria de su materia prima, los cereales.

El pan es un alimento clave para las torrijas, un postre de temporada cuyo consumo puntual hace que puedan ser disfrutadas sin remordimientos, además, al tratarse de un alimento casero, existen múltiples formas de cocinarlas. Por ejemplo, si se necesita incrementar los niveles de fibra de la dieta, las torrijas de pan integral son una opción alternativa y saludable para consumir este tipo de alimento de una forma diferente que se salga de los estándares establecidos. La fibra que aporta al organismo, tiene efectos directos sobre la resistencia a la insulina, reduce los niveles de colesterol y es beneficiosa para la salud intestinal.

Alfredo García, propietario de la cafetería Sylkar, un lugar mítico en pleno barrio de Chamberí que se caracteriza por sus famosas torrijas elaboradas durante todo el año nos cuenta que, "uno de los factores más importantes a tener en cuenta para preparar torrijas es que la miga del pan sea lo más densa posible. Un pan con una textura firme junto con una miga compacta hacen que la leche se retenga fácilmente, dando como resultado unas sabrosas torrijas de leche doradas y crujientes".

Por otro lado, José Fernández, propietario de la pastelería Nunos nos habla sobre cómo se pueden preparar las torrijas para que sean menos calóricas "también las preparamos a la plancha en vez de fritas e incluso tenemos una variedad que va acompañada de fruta".