Martes, 25 de Septiembre de 2018

Francia

Los exportadores franceses utilizan a Marruecos para burlar el embargo impuesto por Rusia

“El embargo ruso sobre los productos franceses sólo produce desgracias en Francia. Algunos productores siguen exportando hacia Rusia utilizando a Marruecos”, afirma esta semana un periódico digital marroquí. Fuentes comerciales de la Embajada francesa en Rabat consultadas por Atalayar no quisieron desmentir o confirmar la noticia publicada por ‘yabiladi.com’, pero también por otros medios del país magrebí. Según Ahmed Samaoli, experto en cuestiones agrícolas marroquíes, los exportadores franceses de productos del campo “han encontrado en Marruecos una ruta segura alternativa para seguir haciendo negocios con Rusia”, una potencia emergente que lleva meses enfrentada a Estados Unidos y la Unión Europea (UE) por la crisis de Ucrania y las tensiones secesionistas en el este de dicho país exsoviético. Preguntado por Atalayar sobre cómo pueden burlar las medidas de Moscú los exportadores galos, Samaoli asegura que “la alternativa es muy sencilla. Lo que están haciendo muchos empresarios del sector agrario es reetiquetar su producción en un país como Marruecos que no está sometido al embargo ruso. Una vez hecho el cambio, esos productos llegan a Rusia sin el menor problema”. Además de Marruecos, que es un país muy vinculado a Francia en el terreno económico y político, otros Estados de la antigua URSS como Bielorrusia y Kazajistán, que tienen sellada una unión aduanera con Rusia, también desempeñan un papel de intermediarios. “Sin estos circuitos paralelos, muchos productores de frutas y verduras se hubieran hundido en Francia”, afirma Ahmed Samaoli.

Leer más

El presidente Hollande autoriza el envío de armas a los kurdos de Irak

El presidente de Francia, François Hollande, anunció este miércoles el envío “en las próximas horas” de armamento a las fuerzas del Kurdistán iraquí (peshmerga) en respuesta a las “necesidades urgentes” expresadas por las autoridades de la región semi autónoma para combatir a los yihadistas del Estado Islámico de Irak y Levante (EIIL), según informó el Elíseo a través de un comunicado. Hollande defendió la necesidad de aumentar la “movilización” internacional en vista de la “situación catastrófica” a la que se enfrenta la población civil del Kurdistán. Francia, que ha perdido mucho protagonismo a nivel internacional y en la Unión Europea (UE) va muy por detrás de Alemania desde el punto de vista económico, aspira a jugar un “papel activo” en colaboración con sus aliados y “con las nuevas autoridades iraquíes” personificadas en el recién designado primer ministro, Haidar al Abadi. El Elíseo hizo saber que a la entrega de ayuda humanitaria emprendida en los últimos días se sumará ahora una nueva iniciativa para “apoyar la capacidad operativa” de las fuerzas que combaten contra los yihadistas. Con el objetivo de responder a las necesidades urgentes expresadas por las autoridades regionales del Kurdistán, el jefe de Estado galo decidió, previo acuerdo con Bagdad, enviar armas a Irak. Francia se implica así en la lucha armada contra el EIIL, tal como ya ha hecho Estados Unidos, que la semana pasada comenzó a bombardear posiciones del grupo yihadista suní en la zona norte de Irak. Además, este mismo miércoles, la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, anunció que está consultando con las distintas capitales la posibilidad de convocar una reunión extraordinaria de ministros de Asuntos Exteriores en los próximos días para abordar las crisis en Irak, Ucrania y Oriente Próximo.

Leer más

Marruecos expulsa a tres periodistas vascos y a una ciudadana francesa del Sáhara occidental

Las autoridades marroquíes expulsaron el miércoles de esta semana a tres periodistas vascos y a una ciudadana francesa de las ciudades de Smara y El Aaiún, respectivamente, situadas en el Sáhara occidental. Marruecos considera que el Sáhara occidental hace parte de su territorio y el Frente Polisario, que tiene el apoyo de Argelia, reivindica la independencia de esta antigua colonia española y pide la celebración de un referéndum de autodeterminación. Según SPS, la agencia de prensa de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), que cita fuentes del “Ministerio de los Territorios Ocupados y las Comunidades”, los tres periodistas vascos “pretendían realizar una visita de observación en la ciudad de Smara ocupada” y fueron detenidos por la Policía y expulsados a la ciudad marroquí de Agadir. Según la misma fuente, los tres periodistas se dirigían a El Aaiún procedentes de Smara cuando fueron interceptados por la Policía. Los periodistas vascos, señala  la agencia SPS, “comprobaron el asedio impuesto sobre la ciudad y el rechazo de la población saharaui a la ocupación marroquí”. Los tres periodistas se entrevistaron con activistas saharauis de derechos humanos en Smara que denunciaron “los métodos represivos que emplean los distintos aparatos marroquíes contra las manifestaciones pacíficas saharauis en defensa del derecho a la autodeterminación”. En el caso de la ciudadana francesa, según informaron algunos medios marroquíes, fue detenida en el aeropuerto Hasan II de El Aaiún por la Policía y opuso resistencia a los agentes. Finalmente, también fue expulsada hacia Agadir. Esta ciudadana se llama Michèle Decaster y es presidenta de la Asociación Francesa de Amistad y Solidaridad con los Pueblos de África (AFASPA). Los cuatro expulsados están acusados por la Policía marroquí de simpatizar con las tesis del Polisario y de haber viajado al Sáhara occidental para mostrar su apoyo a los saharauis partidarios de la independencia.

Leer más

Los comerciantes argelinos boicotean los productos franceses por el apoyo de Hollande a Netanyahu

BDS es la sigla de Boicot, Desinversión y Sanción. Estas tres palabras forman parte de una campaña de la Unión General de Comerciantes Argelinos (UGCCA) en contra de los productos franceses en Argelia. Esta asociación considera que los consumidores argelinos tienen que boicotear los productos franceses como forma de protesta y presión ante el presidente François Hollande por su apoyo a Israel en la ofensiva militar contra la Franja de Gaza. “Los argelinos tienen que boicotear los productos de países que apoyan el asesinato de palestinos”, señala en un comunicado la UGCCA. París expresó oficialmente en un comunicado del Elíseo “la solidaridad de Francia” con Israel “frente a los disparos de roquetas procedentes de Gaza”, y pidió al Gobierno de Benjamin Netanyahu que “tome todas las medidas para proteger a su población frente a las amenazas”. Pero en ningún momento el jefe del Estado galo justificó ni aplaudió las muertes de civiles palestinos en Gaza. Algunos observadores políticos argelinos creen que la campaña impulsada por la UGCCA tendrá un efecto limitado en un país donde los productos franceses son muy numerosos. Un miembro de una asociación de consumidores citado por un periódico argelino explicó que la campaña es demasiado general para ser “efectiva”. Según este activista, “lo más razonable hubiera sido seguir los pasos de la campaña Boicot Mundial a Israel (BDS), cuyos responsables han elaborado una lista selectiva de productos israelíes que no hay que comprar”. Sin embargo, para la UGCCA, su estrategia es la adecuada en Argelia. “Responder a la impunidad del Estado de Israel” para detener “la proliferación de colonias” y obligar a las multinacionales a “dejar de apoyar el apartheid” es el objetivo de este colectivo de comerciantes.

Leer más

La multinacional francesa de la automoción PSA baraja la posibilidad de instalarse en Marruecos

De momento es sólo un rumor, pero un rumor que, si se confirma, sería una magnífica noticia para la economía marroquí. PSA, multinacional francesa de la automoción, podría instalarse en Marruecos, donde ya lleva a cabo una intensa actividad Renault. PSA, que es la fusión de Peugeot y Citroen, es la segunda empresa de la industria automotriz en Francia, después de Renault. Un alto responsable europeo de PSA consultado por Atalayar no quiso confirmar o desmentir el rumor, pero explicó que “la empresa se encuentra en un proceso importante de reestructuración interna, porque tiene que hacer frente a la crisis del sector del automóvil y ser más competitiva en el mundo. En Europa, países como España o Polonia van bien para la empresa; pero otros, como Francia, no van tan bien. Marruecos es un país en pleno desarrollo y más moderno y globalizado que Argelia, donde hay una fábrica de Peugeot en Orán. La opción marroquí no se debe descartar”. Por su parte, Pierre-Olivier Salmon, responsable de comunicación de PSA, aseguró al periódico económico marroquí ‘Les Echos’ que la multinacional francesa “no se ha planteado ningún proyecto de esta naturaleza en Marruecos”. Renault tiene dos plantas de producción en Casablanca y Tánger y Marruecos es junto a África del Sur líder en el sector de la automoción en el continente africano. El rumor sobre la implantación de PSA en Marruecos fue aireado por la revista económica francesa ‘L´Usine Nouvelle’ a raíz de la supuesta compra por parte de PSA de la fábrica Sociedad Marroquí de Construcción de Automóviles (SOMACA).

Leer más

Francia maniobra sin éxito para superar la crisis diplomática con Marruecos

La crisis diplomática entre Francia y Marruecos no se ha resuelto. Todo lo contrario, “París y Rabat viven una etapa de tensiones y discrepancias que no se va a solucionar en unos días. No está el horno para bollos entre los dos países”, señalan a Atalayar fuentes diplomáticas comunitarias en Marruecos. Durante la celebración de la Fiesta del Trono en la Embajada de Marruecos en París, el número uno del Gobierno francés, Manuel Valls, expresó su voluntad de “cerrar” la etapa de “turbulencias” franco-marroquíes. Francia, que tiene muchos intereses económicos y políticos en Marruecos, quiere solucionar cuanto antes la crisis bilateral, y por eso el inquilino de Matignon declaró a la AFP que “necesitamos, gracias al diálogo, la confianza mutua y la calidad y la fuerza de nuestra relación, arrinconar el periodo” de crisis. En presencia del embajador marroquí y exministro del Interior, Chakib Benmusa, Valls agregó: “Podemos y debemos recuperar el curso de nuestra cooperación y nuestra alianza de excepción”. El primer ministro francés se mostró dispuesto a viajar a Marruecos en las próximas semanas para solucionar la crisis diplomática bilateral. Por su parte, Marruecos no parece tener prisa en encontrar una solución a los problemas con Francia. El conflicto empezó el pasado mes de febrero, después de que un juez francés decidiera perseguir al actual jefe de la Dirección General de la Vigilancia del Territorio (DGST, servicio secreto exterior) de Marruecos, Abdelatif Hammuchi, por su presunta “complicidad” en varios casos de tortura. El 20 de febrero, varios policías se presentaron en la residencia del embajador marroquí, en la periferia rica París, para entregar a Hammuchi una convocatoria del juez de instrucción. El presidente galo, François Hollande, y el rey de Marruecos, Mohamed VI, hablaron por teléfono pero no lograron apaciguar los ánimos.

Leer más

El islam francés se moviliza contra el salafismo

El problema de los yihadistas franceses que se han ido a Siria a combatir a Bashar al-Sadad preocupa profundamente a la sociedad francesa y a los poderes públicos. Los musulmanes, que son más de seis millones de personas, están más preocupados que el resto de la población, porque temen que la mala imagen que dan los grupos yihadistas del islam acreciente las tensiones sociales y los prejuicios hacia la cultura islámica en Francia. Frente a la radicalización de una minoría de musulmanes franceses, la mayoría rechaza la violencia y el terrorismo y defiende su plena integración en la sociedad. Una parte importante de los musulmanes que viven en Francia son ciudadanos franceses de pleno derecho. La comunidad musulmana es plural como la vida misma y en su seno hay de todo, desde unos pocos extremistas, hasta conservadores, liberales y laicos progresistas. Algunos centros religiosos del país, como la Gran Mezquita de París, cuyo rector es el argelino Dalil Bubakeur, son lugares de culto y de debate abierto e inteligente. La mezquita parisina Adda’wa, ubicada en el distrito 19 de la capital francesa y dirigida por Larbi Kechat, un histórico del islam de Francia, no es sólo un lugar de oración sino también de discusiones apasionadas pero civilizadas y de coloquios sobre cuestiones muy variadas. Hace unos días, esta mezquita organizó un debate para entender mejor los mecanismos de adoctrinamiento criminal que utiliza el salafismo radical para fortalecer numéricamente sus filas de fanáticos. El coloquio reflexionó sobre cómo tienen que reaccionar los responsables de las mezquitas y los imanes para hacer frente a los desvaríos ideológicos de los extremistas. Muchos líderes musulmanes franceses sufren a diario la presión y los ataques de los grupos salafistas, que utilizan las redes sociales para expresar opiniones extremistas y amenazar. Dunia Buzar, antropóloga y fundadora del Centro de Prevención contra las Derivas Sectarias (CPDSI), es uno de estos líderes amenazados. Cree que los musulmanes moderados, que son la inmensa mayoría, “tienen que organizarse, Francia tiene que oír su voz, y las familias que tienen hijos que se han dejado atrapar por las redes salafistas necesitan de la solidaridad de todos”. Esta tesis fue respaldada durante un debate sobre el salafismo que organizó la Gran Mezquita de Lyon el pasado mes de mayo.

Leer más

Marruecos protesta ante Francia por la “agresión moral” que recibió el general Bennani en un hospital parisino

Marruecos y Francia, que no atraviesan su mejor momento en las relaciones bilaterales, volvieron a sufrir esta semana un nuevo encontronazo. El embajador de Francia en Marruecos, Charles Fries, fue recibido, en Rabat, por Mohamed Yasine Mansuri, jefe de la Dirección General de Estudios y Documentación (DGED, servicios secretos), para expresarle “el vivo descontento del Reino tras la cobarde agresión moral” de la que fue víctima, el miércoles de esta semana, el general Abdelaziz Bennani, en su habitación del hospital militar parisino de Val-de-Grâce, por parte de Mustafá Adib. El supuesto agresor es un excapitán del Ejército del Aire de Marruecos que fue detenido y condenado a dos años de prisión por haber denunciado casos de corrupción en el seno de la institución militar. El antiguo capitán vive en Francia y lleva a cabo una labor de oposición al rey Mohamed VI. En una carta dirigida al presidente François Hollande, en marzo de 2013, Adib le preguntó al dirigente francés si “¿es usted consciente de que en Marruecos hay centenares de presos políticos, de opinión y de conciencia?” y si “¿sabe usted que Mohamed VI se gasta cada día 700.000 euros para mantener a su familia, sus palacios y su tren de vida indecente”. Según la versión de Rabat, Adib agredió verbalmente al general Bennani, que se encuentra ingresado en el citado hospital parisino desde hace varios días. Marruecos calificó el suceso de “inadmisible”. En Francia, el embajador de Marruecos en este país, Chakib Benmusa, interpuso una queja ante el Ministerio galo de Asuntos Exteriores. Las autoridades francesas expresaron su “sincera” disculpa por lo ocurrido y anunciaron que el Ministerio de Defensa abrió una investigación para aclarar el suceso.

Leer más

El escritor Tahar Ben Jelloun interviene en la crisis franco-marroquí

El escritor y poeta marroquí Tahar Ben Jelloun, ganador del prestigioso Premio Goncourt en 1987, ha decidido mediar en la crisis diplomática que atraviesan Francia y Marruecos. El conflicto bilateral empezó el pasado mes de febrero, después de que un juez francés decidiera perseguir al actual jefe de la Dirección General de la Vigilancia del Territorio (DGST, servicio secreto exterior) de Marruecos, Abdelatif Hammuchi, por su presunta “complicidad” en varios casos de tortura. El descontento en Marruecos no se hizo esperar: el Gobierno rompió la colaboración con Francia en el ámbito judicial. Cuatro meses después, las tensiones no han desaparecido y la huelga de hambre que protagonizaron una veintena de franceses presos en cárceles marroquíes hace poco, envenenó aún más el ambiente. Tahar Ben Jelloun, que vive en Francia y es el escritor de origen marroquí más conocido en este país, decidió hace unos días que tenía que hacer algo para ayudar a resolver la crisis bilateral. El autor de obras como ‘Moha le fou, Moha le sage’ (Moha el loco, Moha el sabio) y ‘L'écrivain public’ (El escritor público) redactó un artículo en el semanario francés ‘Le Point’ dirigido al presidente François Hollande. En la tribuna, Ben Jelloun cree que el Gobierno galo maltrata a Marruecos y es menos comprensivo con este país que con Argelia. “Jamás ningún dirigente político francés se hubiera atrevido a comparar Argelia a ‘una querida a la que no queremos pero con la que nos vemos en la obligación de acostarnos’”, se lamenta el escritor. Ben Jelloun recuerda a Hollande que Marruecos “es un buen cliente” de Francia y el Protectorado en el país magrebí “no acabó con una guerra terrible como fue el caso en Argelia”.

Leer más

El caso de la muerte de siete monjes franceses en Argelia da un vuelco

La investigación sobre el asesinato de siete monjes trapenses franceses del monasterio de Tibhirine, cerca de Medea y a 90 kilómetros de  Argel, podría dar un vuelco si el juez instructor antiterrorista del caso, Marc Trévidic, consigue viajar al país norteafricano. El ministro francés de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, después de una  visita oficial a Argelia esta semana, aseguró que el magistrado se podrá desplazar a este país “en los próximos días”. El juez Trévidic investiga el asesinato de siete religiosos que fueron presuntamente secuestrados y asesinados por un comando terrorista del Grupo Islámico Armado (GIA), el 21 de mayo de 199

Leer más

El grupo Cevital construirá una fábrica Brandt en Argelia por 200 millones de euros

El pasado mes de abril, el grupo industrial argelino compró la empresa Fagor Brandt en Francia, filial francesa de Fagor Electrodomésticos, lo que permitió salvar unos 1.200 puestos de trabajo en ese país. Cevital comunicó la intención de “construir un actor regional de los electrodomésticos en Europa, África del Norte y Oriente Medio combinando el know-how (conocimiento) y la experiencia de Fagor Brandt con su filial”. El grupo argelino propuso rescatar las cuatro plantas que Fagor Brandt tiene en territorio galo. En España, la Administración Concursal de Fagor Electrodomésticos, S.C. informó el 22 de abril a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la decisión del Tribunal de Comercio de Nanterre (Francia) de validar la oferta de Cevital por la filial francesa de Fagor Electrodomésticos Soc. Coop., Fagor Brandt SAS, que se encontraba en ese momento en situación de suspensión de pagos. No es la primera vez que Cevital trata de hacerse con una empresa en dificultades financieras en Francia. Ya intentó hacerse con el control de la empresa alimentaria Doux o con el líder galo de puertas y ventanas de PVC Oxxo, que acabó comprando cuando estaba al borde de la quiebra. Al frente de Cevital está Issad Rebrab, un hombre de negocios argelino que ha levantado un verdadero imperio económico, un conglomerado de empresas de sectores como la siderurgia, la venta de automóviles, la energía eléctrica y la gran distribución. La revista Forbes estima que la fortura de Rebrab es de 3.200 millones de dólares. Tras haber comprado Fagor Brandt, Cevital quiere construir una nueva fábrica de electrodomésticos en la ciudad argelina de Setif, situada a 300 kilómetros al este de Argel. La fábrica será una filial de Brandt Francia. El anunció lo hicieron esta semana en rueda de prensa, cerca de la ciudad gala de Orleans, el director general del polo industrial de Cevital, Malik Rebab, y el presidente del grupo Brandt Francia, Sergio Trevino. Cevital invertirá unos 200 millones de euros en el proyecto.

Leer más

Ha muerto una gran mujer

Christine Daure-Serfaty murió el 28 de mayo a los 88 años en un hospital de París. Los jóvenes de hoy en día no saben quién fue esta mujer francesa excepcional que se casó con Abraham Serfaty, uno de los más firmes opositores al régimen de Hasan II en Marruecos. Christine Daure era hija de Pierre Daure, físico, rector de la Universidad de Caen en los años 30 del siglo pasado y prefecto del departamento de Calvados, en 1944, después de que Francia fuera liberada del nazismo. Christine Daure se comprometió con la lucha por la democracia y el respeto a los derechos humanos en Marruecos en los años de plomo, el periodo más duro de la represión contra la oposición durante el largo reinado de Hasan II. Colaboró activamente en la elaboración del libro de Gilles Perrault ‘Nuestro amigo el rey’, donde el autor relata con pelos y señales las barbaridades cometidas por los servicios secretos y la policía política marroquíes, las torturas y malos trato, los secuestros, los juicios sin garantías, el encarcelamiento de opositores en presidios clandestinos como el de Tazmamart, la arbitrariedad del poder despótico… El libro tuvo un gran impacto en el extranjero, sobre todo en Francia, un país que cerró los ojos ante las atrocidades cometidas en Marruecos en los años de plomo. Christine Daure, que era profesora de historia y geografía, fue durante toda su vida una activa militante a favor de la libertad y presidió el Observatorio Internacional de Prisiones (OIP) en 1993. Pero también fue escritora. En 1986, publicó bajo el seudónimo de Claude Ariam ‘Rencontres avec le Maroc’ (Encuentros con Marruecos). La obra fue reeditada en 1993 con el verdadero nombre de la autora. También publicó obras como ‘La mémoire de l´autre’ (La memoria del otro), un libro que escribió con su esposo, ‘La Mauritanie’ (Mauritania) y la novela ‘La femme d´Ijoukak (La mujer de Ijoukak), que fue publicada en Marruecos por la Editorial Tarik en 2008.

Leer más

La tensión entre Francia y Marruecos empeora

Las relaciones diplomáticas entre Francia y Marruecos no pasan por un buen momento y podrían ir a peor desde que un grupo de una veintena de ciudadanos franceses presos en centros penitenciarios marroquíes inició hace unos días una huelga de hambre. París y Rabat suspendieron la colaboración bilateral en materia judicial el pasado mes de febrero, después de que un juez francés decidiera perseguir al actual jefe de la Dirección General de la Vigilancia del Territorio (DGST, servicio secreto exterior) de Marruecos, Abdelatif Hammuchi, por su presunta “complicidad” en casos de torturas contra dos ciudadanos franco-marroquíes y un militante saharaui pro derechos humanos. El procedimiento judicial contra el responsable del contraespionaje exterior marroquí cuenta con el apoyo de la Asociación de Cristianos por la Abolición de la Tortura. Las malas relaciones entre Francia y Marruecos recuerdan algunos episodios conflictivos que vivió España con el país norteafricano hace muy pocos años. Los protagonistas de la huelga de hambre pidieron el traslado a centros penitenciarios de su país y con tal de alcanzar este objetivo se manifestaron a favor del restablecimiento de la cooperación judicial. La petición no fue aceptada por las autoridades de Marruecos. En la práctica, esto significa que mientras París y Rabat sigan enfrentados, los franceses encarcelados en Marruecos purgarán su condena en prisiones marroquíes y no podrán ser extraditados a su país de origen. La situación es tan delicada que el propio jefe del Estado, el rey Mohamed VI, tuvo que intervenir para tratar de resolver este polémico asunto. El monarca ordenó “la puesta en marcha, a título puramente excepcional y humanitario, de una comisión encargada de examinar el caso”, informó en un comunicado el Gabinete Real.

Leer más

Francia pide a los empresarios marroquíes que inviertan en territorio galo

El embajador de Francia en Rabat, Charles Fries, pidió a los empresarios marroquíes que inviertan en territorio galo. El diplomático hizo esta petición durante un seminario organizado en Casablanca –la capital económica de Marruecos- bajo el lema “Invertir en Francia”. Fries, que es un embajador de la máxima confianza del presidente francés, François Hollande, señaló que “Marruecos ha hecho considerables progresos a nivel económico en los últimos años y cuenta con un capital que podría ser invertido en el extranjero”. Por ello, el embajador expresó el deseo de París de ver a los empresarios marroquíes invertir en Francia. En la misma línea, Fries aseguró que conseguir inversiones foráneas es una de las prioridades de la diplomacia francesa en la actualidad, y puso el ejemplo de Marruecos como país emergente que en los últimos años ha experimentado un crecimiento económico notable. El crecimiento marroquí ha tenido lugar a pesar de la crisis que desde 2008 golpea a Europa, y sobre todo a los dos principales socios comunitarios del país magrebí, España y Francia. El diplomático galo alabó las reformas emprendidas por Marruecos para consolidar los equilibrios macroeconómicos y destacó que este país “se está expandiendo en África gracias a sectores como los servicios financieros, las telecomunicaciones, la promoción inmobiliaria y los productos farmacéuticos”. El llamamiento de Fries a los empresarios marroquíes hubiera pasado desapercibido si no lo hubiese hecho el representante diplomático de un país que considera que Marruecos es su patio trasero y lo mira por encima del hombre.

Leer más

Entre el Islam y la laicidad: los árabes están desamparados

En este artículo publicado previamente en francés en la web marroquí Yabiladi.com, el escritor, poeta y sociólogo Mustapha Kharmoudi, que nació en Marruecos pero reside en Francia, analiza las contradicciones que vive el mundo arabomusulmán. Estas contradicciones, que son consecuencia de la lucha entre la modernidad y la tradición, provocan una auténtica esquizofrenia en las sociedades árabes. El autor del artículo señala que la religión musulmana desempeña un papel clave en las sociedades árabes, tanto desde el punto de vista religioso como social y moral. Es por eso, apunta Kharmoudi, que muchos árabes no entienden que un musulmán pueda cambiar de religión y convertirse al cristianismo, que es un fenómeno cada vez más numeroso en el Magreb. Es también por ese motivo que muchos musulmanes sufren un verdadero trauma cuando llegan a los países desarrollados de Europa y se dan cuenta que esas sociedades no han necesitado del Islam para salir adelante. El escritor y poeta marroquí indica que en el contexto europeo, algunos musulmanes llegan a plantearse que, a lo mejor, el Islam no es la única vía posible para resolver los problemas de la humanidad, la injusticia, la pobreza y las desigualdades, sino una opción entre otras. Esto, para Kharmoudi, abre la puerta a la reflexión sobre la existencia de una sociedad laica. Esta reflexión puede llegar a ser muy dolorosa, porque, en opinión del escritor y sociólogo marroquí, muchos musulmanes no pueden aceptar la idea de que en sus países el Islam no sea el elemento básico de cohesión social, moral, cultural y política. En este contexto, “el hombre musulmán está prisionero en un túnel y no ve la salida”, escribe Kharmoudi. El camino para construir una sociedad moderna en el mundo arabomusulmán será largo y tortuoso, y “esto dura desde hace catorce siglos”, lamenta el autor del artículo. Reproducimos a continuación el texto del artículo en cuestión.

Leer más

Páginas

Suscribirse a RSS - Francia