La simple lectura del título de este trabajo puede llevarnos a pensar que su autor ha perdido gran parte de su capacidad de razonamiento, se encuentra bajo la influencia de la exageración o es víctima de cierta visión partidista. Pero creo, que tras el análisis de lo que expongo a continuación, algunos, si no todos, podrán cambiar de opinión.