Miércoles, 17 de Julio de 2019

La importancia geoestratégica del Magreb

Los recientes acontecimientos en Libia y Túnez, dos países de la paralizada UMA (Unión Magrebí Árabe), han puesto de relieve la enorme importancia geoestratégica del Magreb. Un concepto que data de miles de años, y que ahora cobra especial actualidad por cuanto esta región es de capital importancia para la paz y la seguridad en África, que tanto preocupa a Occidente. Pero antes de entrar en materia, hagamos una breve descripción del Magreb; término milenario (poniente en la astronomía árabe), que comprende los territorios de Libia, Túnez, Argelia, Marruecos y Mauritania. La población total de los cinco Estados se acerca a los 89 millones de habitantes, los cuales tienen como denominador común a los bereberes (imazighen, en su idioma), que son los nativos de esta extensa zona del Norte de África. Sin embargo, su realidad es muy diversa, pues en Marruecos y Argelia son parte importante de la población (un 35 % en Argelia, y un 60 % en Marruecos), en tanto que en Libia, Túnez y Mauritania son minoría, con un 15 %. Junto a los bereberes, los árabes son la otra etnia dominante. Los árabes llegaron en diferentes oleadas, especialmente a partir del siglo VII d.c., época en la que empezó la islamización del Magreb.

Leer más

La economía argelina retrocede y se estanca

La economía argelina presenta un cuadro preocupante. La balanza fiscal está equilibrada, en gran medida gracias a la exportación de hidrocarburos, pero el país es económicamente vulnerable y dependiente del extranjero, porque carece de una estructura productiva potente y moderna. Según el último informe del Banco de Argelia, el excedente comercial es cada vez más pequeño. Las importaciones retrocedieron 14,02% en 2014, frente a 14,09% en 2013. Las exportaciones de hidrocarburos también registraron un retroceso este año: 9% en volumen y 12% en valor. La balanza de pagos registró un déficit de 470 millones de dólares. En principio, estos malos datos no tienen un impacto directo sobre las reservas de cambio, que fueron de 194.961 millones de dólares a finales del primer trimestre de 2014, es decir 1.000 millones más que el año pasado. Ahora bien, los expertos aseguran que esta estabilidad no es más que “aparente”, porque esconde un realidad de desequilibrios económicos. Es más, algunos economistas sostienen que las reservas argelinas disminuyeron anualmente entre 4.000 y 5.000 millones de dólares debido al pago de intereses. El excedente de la balanza comercial también se retractó; está por debajo de los 2.000 millones de dólares, frente a los casi 3.800 millones de dólares en 2013. Pero no todo es negativo en la economía argelina. Las importaciones de equipamientos industriales aumentaron 6,7% y constituyeron el 28,13% del total importado. El Banco de Argelia advirtió que el dinar (la divisa nacional) sigue perdiendo terreno frente a grandes monedas como el dólar. La evolución de los créditos fue relativamente positiva. Las empresas recibieron créditos por un valor de 68.000 millones de dólares. Los créditos al sector privado alcanzaron la cifra de 31.000 millones de dólares. La inflación se sitúa en un nivel bajo: entre 1,98% y 2%. Pero el cálculo de este indicador económico es problemático en Argelia, porque la evolución de los precios no es real, ya que muchos productos y servicios están subvencionados por el Estado. Y en sectores que no lo están, como el transporte, la ropa y el calzado, “los precios se han disparado”, asegura el Banco de Argelia.

Leer más

Marruecos, Argelia, los dos referentes del Magreb

El Magreb, como es sabido, lo conforman en el Este-Norte-Oeste del continente africano: Libia, Túnez, Argelia, Marruecos y Mauritania; si bien, algunos autores hablan del “Magreb central” o “Magreb histórico”, al considerar que Túnez, Argelia y Marruecos fueron los ejes de esta geoestratégica región de África, a la que posteriormente se unieron los dos países “periféricos”, Libia y Mauritania. El 17 de febrero de 1989 se firmó en la ciudad de Marrakech la constitución de la Unión Magrebí Árabe (UMA) por los entonces mandatarios de los cinco países signatarios: el rey de Marruecos, Hassan II; el presidente de Túnez, Zine El Abidine Ben Ali; el presidente de Argelia, Chadli Benyedid; el presidente de Libia, coronel Muammar Al Gaddafi; y el presidente de Mauritania, coronel Maauya Uld Sidi Ahmed Taya

Leer más

El ‘negocio’ de la mendicidad provoca tensiones entre refugiados y mendigos en Argelia

A principios de la década del 2000, la Cabilia, una región del norte de Argelia mayoritariamente bereber, era noticia por sus manifestaciones y protestas en contra del poder centralista y autoritario de Argel y a favor del reconocimiento de su identidad. Algunas de estas protestas acabaron con muertos y heridos en graves enfrentamientos entre manifestantes y la Policía y la Gendarmería en ciudades como Tizi Uzu, capital de la Gran Cabilia. La Cabilia argelina era un símbolo de rebeldía democrática en el país norteafricano. Los tiempos han cambiado, y estos días Tizi Uzu es noticia por algo mucho menos ejemplar: los enfrentamientos entre mendigos locales y refugiados subsaharianos y sirios que malviven en esta ciudad. Después del Eid el-Firt, que marca el final del Ramadán, estallaron violentas peleas en Ued Aissi, un barrio periférico y salpicado de chabolas de Tizi-Uzu, entre mendigos argelinos y extranjeros. Desde ese día, la tensión en el barrio no ha desaparecido y de vez en cuando estallan enfrentamientos. De momento, la presencia policial ha impedido que los disturbios acabaran con muertos. La mayoría de los extranjeros han huido de países en guerra o muy pobres, como Malí, Nigeria y Siria, y esperan encontrar una vida mejor en Argelia como refugiados, o bien intentarán dar el salto a Europa a través de Marruecos. Mientras, la mendicidad es el único recurso que les queda para no morirse de hambre. La mayoría de los malienses son mujeres y niños. Los vagabundos locales acusan a los subsaharianos de ‘competencia desleal’ en el ‘negocio’ de la miseria. Los mendigos autóctonos, que suelen ser más ‘profesionales’, se reúnen por la mañana enfrente de un emblemático edificio público del barrio y desde allí se distribuyen por distintos puntos de la ciudad. Mulud, propietario de una cafetería, cuenta a un medio argelino que “antes los habitantes de las chabolas llegaban en furgonetas que los iban repartiendo por la ciudad. Desde que llegaron los sirios y ahora los malienses y los nigerianos, cada día hay peleas”. La ministra de la Solidaridad y de la Familia, Munia Meslem, aseguró que había dado “instrucciones a los responsables de los establecimientos escolares para que los niños de los refugiados pudieran ser escolarizados”.

Leer más

La valla fronteriza entre Marruecos y Argelia aviva la discordia entre los dos países

La tensión entre Marruecos y Argelia sigue vigente. La causa puede ser el conflicto del Sáhara occidental, la inmigración irregular, el terrorismo, la política exterior respecto a los países de África subsahariana… Da igual, Rabat y Argel siempre encontrarán un motivo para pelearse. Hasta cierto punto es normal, porque ambos países quieren ser hegemónicos en el Magreb y el Sahel y tienen potencial político y económico para conseguirlo. La razón aconsejaría que los dos países estratégicos del Magreb enterraran para siempre el hacha de guerra, resolvieran el conflicto saharaui, que tanto sufrimiento causa a miles de inocentes, y sentaran las bases de una futura cooperación. El Magreb sin Marruecos y Argelia no es nada, y las dos principales potencias europeas en la región, Francia y España, necesitan de sus aliados marroquí y argelino. Rabat y Argel no tienen que renunciar a sus intereses económicos, políticos y geoestratégicos. “Ni Marruecos tiene que dejar de ser una monarquía ni Argelia acabar con la república presidencialista. Los dos Estados tienen que acercar posiciones, hacer concesiones y asumir que son vecinos y complementarios”, señala el politólogo argelino Khaled Elkadi. “El conflicto no nos beneficia, es malo para los dos países. Tenemos muchas diferencias pero también mucho que ganar si supiéramos dialogar, negociar y acordar entre nosotros”, puntualiza el politólogo marroquí Mustafá Sehimi. De momento, las espadas siguen en alto. Esta vez el motivo del conflicto es la valla que construye Marruecos a lo largo de la frontera con Argelia para “protegerse de las amenazas de los terroristas”. Así lo dijo en el Parlamento el ministro marroquí del Interior, Mohamed Hassad, el pasado 15 de julio. Rabat, oficialmente, levanta esta valla porque quiere evitar “toda infiltración de miembros de grupos extremistas en el territorio marroquí”. Según explica el periodista y director del diario marroquí ‘Al Hadath Acharki’, Zahreddine Taybi, a la cadena de televisión francesa ‘FRANCE 24’, “la valla se extenderá desde Saïdia, en el extremo noreste, pasará por Uchda y llegará hasta Jerada, en el sudeste. Es una distancia de 140 kilómetros a lo largo de la frontera con la vecina Argelia”. A su juicio, esta valla “obedece mucho más a una razón política que de seguridad y se inscribe en el contexto de escalada diplomática impulsada por altos funcionarios de los dos países”. “El argumento de la seguridad es insuficiente para explicar el motivo de esta valla”, recalca el periodista. En su opinión, es “un mensaje codificado” de Marruecos dirigido a Argelia.

Leer más

Argelia: tradición y modernidad

Tendencias

Argelia, el segundo país más grande de África, está situado al norte de este continente y limita con Túnez, Libia, Nigeria, Malí, Mauritania, Sáhara Occidental y Marruecos.

Leer más

Los comerciantes argelinos boicotean los productos franceses por el apoyo de Hollande a Netanyahu

BDS es la sigla de Boicot, Desinversión y Sanción. Estas tres palabras forman parte de una campaña de la Unión General de Comerciantes Argelinos (UGCCA) en contra de los productos franceses en Argelia. Esta asociación considera que los consumidores argelinos tienen que boicotear los productos franceses como forma de protesta y presión ante el presidente François Hollande por su apoyo a Israel en la ofensiva militar contra la Franja de Gaza. “Los argelinos tienen que boicotear los productos de países que apoyan el asesinato de palestinos”, señala en un comunicado la UGCCA. París expresó oficialmente en un comunicado del Elíseo “la solidaridad de Francia” con Israel “frente a los disparos de roquetas procedentes de Gaza”, y pidió al Gobierno de Benjamin Netanyahu que “tome todas las medidas para proteger a su población frente a las amenazas”. Pero en ningún momento el jefe del Estado galo justificó ni aplaudió las muertes de civiles palestinos en Gaza. Algunos observadores políticos argelinos creen que la campaña impulsada por la UGCCA tendrá un efecto limitado en un país donde los productos franceses son muy numerosos. Un miembro de una asociación de consumidores citado por un periódico argelino explicó que la campaña es demasiado general para ser “efectiva”. Según este activista, “lo más razonable hubiera sido seguir los pasos de la campaña Boicot Mundial a Israel (BDS), cuyos responsables han elaborado una lista selectiva de productos israelíes que no hay que comprar”. Sin embargo, para la UGCCA, su estrategia es la adecuada en Argelia. “Responder a la impunidad del Estado de Israel” para detener “la proliferación de colonias” y obligar a las multinacionales a “dejar de apoyar el apartheid” es el objetivo de este colectivo de comerciantes.

Leer más

Cevital pierde la batalla de Fagor Electrodomésticos frente al grupo español Cata-CNA

La empresa argelina Cevital no consiguió quedarse con Fagor Electrodomésticos y perdió la batalla económica frente al grupo español Cata-CNA. Así lo decidió una sentencia del Juzgado de lo Mercantil de San Sebastián que fue comunicada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El grupo español hizo una oferta de 44 millones de euros para quedarse con el fabricante de electrodomésticos vasco, y dio garantías de que preservará 700 de los 1.800 puestos de trabajo. Cevital ofreció 28 millones de euros y el mantenimiento de 500 puestos de trabajo. Después de la compra de FagorBrandt por Cevital, la justicia española consideró que la atribución de Fagor Electrodomésticos a Cata-CNA era la decisión más justa y razonable. En total, se habían presentado seis propuestas por Fagor Electrodomésticos (Cevital, Cata, Ecomac, Amica, Taurus, y Ariston). El juez estableció la fecha del 9 de julio como tope para comunicar la mejora de las ofertas en una providencia después de que la Administración concursal emitiera un informe en el que apuntaba que la oferta de Cata era la mejor, pero todas, incluida la del grupo catalán, eran “decepcionantes” al considerar insuficientes las ofertas de precios que realizaron. El grupo de electrodomésticos Fagor, uno de los motores económicos del País Vasco, solicitó concurso de acreedores el 13 de noviembre de 2013 debido a su enorme deuda y a la caída de las ventas, lo que amenazó más de 5.600 empleos en el mundo, entre ellos, más de 2.000 en España. En Francia, la compra de FagorBrandt por la compañía argelina Cevital y sus dos aliados recibió el visto bueno de la justicia el pasado mes de abril, lo que ha permitido salvar más de 1.400 empleos de 1.800 en ese país. Según algunos medios argelinos, el grupo Cata-CNA recibió el apoyo del Gobierno catalán. Esta empresa informó de que quiere iniciar su actividad comercial con Fagor Electrodomésticos el próximo mes de septiembre y la producción en octubre, y para alcanzar este objetivo ha puesto en marcha un plan de activación económica y de marketing que cuenta con el apoyo de los trabajadores. Pero los sindicatos de la firma vasca pidieron al grupo catalán que respete una serie de acuerdos laborales pactados entre los trabajadores y la dirección de la empresa antes de la crisis de 2013.

Leer más

Argelia derribará los aviones libios que violen su espacio aéreo

Las autoridades argelinas derribarán los aviones libios que violen su espacio aéreo. Así lo comunicaron fuentes del Ministerio de Defensa argelino al diario ‘El Khabar’. Argel tomó esta decisión para hacer frente al empeoramiento de la situación política en Libia y evitar la entrada en su espacio aéreo de grupos terroristas. El Gobierno argelino cerrará algunos pasillos de su espacio aéreo que suelen ser utilizados por aviones civiles libios desde que estallaron violentos combates entre milicias rivales pro y anti islamistas en el aeropuerto internacional de Trípoli. En este contexto tan sumamente delicado para Libia y países del Magreb como Argelia y Túnez, el presidente de la compañía aérea tunecina Syphax Airlines, Mohamed Frikha, confirmó la desaparición de dos aviones de la flota de esta empresa en Libia. Según dijo Frikha a la emisora ‘Shems FM’, los aparatos, dos Airbus 320 estacionados en el aeropuerto de la ciudad libia de Misrata, quedaron en manos de un grupo yihadista. Misrata es un ciudad del noroeste de Libia donde los grupos yihadistas tienen una gran implantación. Son precisamente milicias armadas de Misrata que se enfrentan desde hace más de dos semanas a brigadas anti-islamistas de Zintan en el aeropuerto de Trípoli. El presidente de Syphax Airlines explicó que “la operación fue ejecutada con mucha técnica y el sistema GPS fue desactivado”. Frikha no descartó que los terroristas utilicen estos dos aviones para salir de Libia. “El riesgo existe, hay que vigilar”, advirtió el responsable de la aerolínea tunecina. El robo de los dos aviones tunecinos ocurrió hace varios días y la noticia fue publicada por algunos medios extranjeros que citaron fuentes de servicios secretos de países de África del Norte. Argelia se lo tomó muy en serio, y por eso decidió incrementar la vigilancia de su espacio aéreo.

Leer más

El avión de Air Algérie que se estrelló en Malí se desplomó tras entrar en una tormenta

El avión de Air Algérie que se estrelló la semana pasada en el norte de Malí perdió rápidamente altitud desde los 10.000 metros de altura en apenas unos minutos después de haberse adentrado en una zona de tormenta y se desplomó, según explicaron fuentes de la investigación oficial. El avión fue alquilado por la compañía aérea española Swiftair. El siniestro ocurrió a unos 80 kilómetros al sudeste de Gossi, en el norte de Malí y cerca de la frontera con Burkina Faso. Las 118 pasajeros que iban a bordo del aparato murieron en el accidente. La tripulación estaba compuesta por seis españoles, dos pilotos y cuatro miembros de cabina de pasajeros, de origen madrileño, vasco y mallorquín. 51 ciudadanos franceses murieron en el siniestro. El avión MD83 cubría la ruta entre Uagadugú, capital de Burkina Faso, y Argel. En un primer momento, se barajó la hipótesis de un atentado terrorista, porque el avión se estrelló en una región donde actúan diversos grupos yihadistas como Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI). Después los investigadores franceses y de otros países descartaron el origen terrorista del siniestro y aseguraron que el mal tiempo fue la causa del accidente aéreo. Fuentes oficiales francesas reiteraron esta semana dicha hipótesis, aunque todavía no ha sido definitivamente descartada ninguna pista. Las dos cajas negras ya se encuentran en Francia para su análisis. Se espera que los datos que contienen se conozcan en las próximas semanas. Los pilotos de la aeronave habían pedido permiso para alterar su ruta al poco de despegar de Uagadugú debido a las malas condiciones climatológicas. El general Gilbert Diendere, jefe de la célula de crisis creada por el Gobierno de Burkina Faso, explicó que los datos del radar revelan que el avión intentó desviarse de su ruta rodeando la tempestad en curso, pero después retomó su rumbo inicial, en pleno centro de la tormenta. “Quizá el piloto pensó que había evitado completamente la tormenta y entonces quiso regresar a su ruta original”, apuntó el alto mando castrense, que afirmó que el accidente tuvo lugar mientras el MD-83 ejecutaba esta maniobra.

Leer más

Argelia reduce un 25% las importaciones de vehículos durante el primer semestre del año

Argelia adoptó un proyecto de ley que fija las condiciones y modalidades para la comercialización de vehículos nuevos. El objetivo no es otro que reducir las importaciones a través de una cláusula jurídica. Las consecuencias de esta medida no se han hecho esperar. Las importaciones de vehículos nuevos se redujeron un 25% durante el primer semestre de 2014, según datos del Centro Nacional de Informática y de Estadísticas (CNIS) de las Aduanas argelinas. Después de un año 2012 excepcional, cuando Argelia importó 600.000 vehículos, el país ha ido reduciendo esas importaciones. En 2013, las importaciones de vehículos fueron de 554.269 unidades, lo que significó un descenso del 8,43% respecto al año anterior. Los profesionales del sector alertan de la caída de la demanda y recuerdan que existe un importante stock de vehículos sin vender en el país norteafricano. Esto se debe a que “los argelinos tienen otras prioridades, como, por ejemplo, la vivienda”, indica un experto. En este contexto, ha crecido el alquiler de vehículos, porque para algunos ciudadanos resulta ser una ópción más económica que la compra. El Gobierno asegura que las medidas que ha tomado sólo buscan sanear el mercado automovilístico y racionalizar las importaciones, para acabar con “la anarquía y las incoherencias” en el sector. Por otra parte, la crisis del sector automovilístico argelino ha golpeado con fuerza al grupo panafricano CFAO. El volumen de negocios de esta corporación retrocedió un 4,1% en el primer semestre de 2014 por culpa del hundimiento de las ventas de automóviles nuevos (34,8%) en Argelia, pero también en Marruecos. La entrada de Toyota Tsusho Corporation (TTC) en el capital de CFAO provocó la salida de algunos socios como Nissan.

Leer más

La compañía argelina Sonatrach nombra a un nuevo presidente

La compañía pública argelina de hidrocarburos Sonatrach nombró este domingo pasado a un nuevo presidente y director general, Saïd Sahnun, que sustituye en el cargo a Abdelhamid Zerguine. Sahnun, que era vicepresidente de la empresa, tomó posesión de sus nuevas funciones el mismo día de su nombramiento, según anunció el ministro de Energía y Minas, Yucef Yusfi. La compañía no desveló los motivos de la destitución de Zerguine, pero algunos medios argelinos informaron sobre “numerosas turbulencias” como los escándalos de corrupción que han dañado la imagen de Sonatrach en los últimos años. Según diversas informaciones periodísticas, el presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, decidió destituir a Abdelhamid Zerguine tras pedírselo el ministro Yusfi. El expresidente de Sonatrach fue nombrado para este puesto a finales de 2011, en un momento delicado para la empresa nacional de hidrocarburos. La etapa de su predecesor, Mohamed Meziane, se caracterizó por un escándalo de corrupción que hizo tambalear los cimientos de Sonatrach. Este asunto dio un nuevo giro con la emisión, en julio de 2013, de una orden internacional de arresto contra Chakib Khelil, ministro de Energía y Minas entre 1999 y 2010 y antiguo hombre de confianza del presidente Buteflika. Durante casi 11 años, Khelil dirigió el influyente Ministerio de Energía y Minas, responsable de la producción y venta de los hidrocarburos, que suponen casi el 50% ciento del Producto Interior Bruto (PIB) del país norteafricano y alrededor del 97% de los ingresos por exportaciones. Unos ingresos que en los últimos años han permitido que la balanza comercial argelina haya registrado saldos positivos entorno a los 20.000 millones de dólares.

Leer más

Sonatrach, España, Ucrania

Sonatrach, el gigante estatal argelino, ha aprobado el programa 2014-2018, para invertir más de 75.000 millones de euros en la renovación de las reservas anticuadas y aumentar la producción de petróleo y gas. También tiene como objetivo comenzar a producir gas de esquisto en 2020. Cabe recordar que este aglomerado fue uno de los candidatos para comprar las acciones de Repsol en Gas Natural, donde dispone del 4% de acciones como resultado de una alianza entre ambos grupos que cerró algunos litigios y abrió nuevos horizontes hacia una asociación estratégica. En 2013, España se convirtió en el primer socio e importador de gas de Argelia gracias a los 10.260 millones de euros en intercambios comerciales. Además de un balance favorable a Argelia por el gas, más del 50% del gas natural que se abastece en España proviene de este país magrebí, aumenta de forma importante la presencia de muchas grandes empresas españolas en Argelia a la par que lo hace el interés de algunas grandes corporaciones argelinas por invertir en España, como el primer grupo empresarial privado, Cevital, interesado en la compra de Fagor. Una de las consecuencias de la crisis de Ucrania es la preocupación europea por los suministros energéticos. Un tercio del gas natural consumido por la UE procede de Rusia y el 40% transita por la red ucraniana de gasoductos. España se ha postulado como alternativa y podría suministrar al resto de Europa con el 50% del gas que recibe de Rusia a través de los dos gasoductos que le unen con Argelia, el Durán-Farell en Gibraltar con 12.000 millones anuales de capacidad, y el MEDGAZ de Orán a Almería con 8.000 millones. Sería necesario completar el gasoducto MIDCAT a través de los Pirineos catalanes, cuya capacidad prevista es precisamente de 8.000 millones. Ello convertiría a España en país ‘hub’ o de tránsito, lo que proporciona grandes ingresos y beneficios económicos.

Leer más

“Europa debe volcarse en el Magreb y en toda África, para propiciar un desarrollo sostenible”

Ramón Moreno Castilla es director de empresa y un profundo conocedor de las Islas Canarias, la comunidad donde nació y reside. Máster en Derecho Marítimo y en Relaciones Internacionales, es experto en el Magreb y colaborador habitual en medios de comunicación. En esta extensa entrevista con Atalayar, Moreno Castilla analiza cuestiones importantes para el Magreb, África y Europa. Afirma que la ‘Primavera Árabe’ no fue un movimiento popular contra regímenes despóticos, sino una maniobra política financiada por Estados Unidos y otros países occidentales. Defiende la evolución política, social y económica de Marruecos. A su juicio, “ la paz y seguridad de Marruecos, implica la paz y seguridad en Europa y en el mundo”.

Leer más

Francia sostiene que el mal tiempo fue la causa del accidente aéreo en el norte de Malí

Francia sostiene la hipótesis de las malas condiciones meteorológicas como causa del accidente de un avión MD83 de la compañía española Swiftair fletado por Air Algérie para cubrir la ruta entre Uagadugú, capital de Burkina Faso, y Argel. El siniestro ocurrió a unos 80 kilómetros al sudeste de Gossi, en el norte de Malí y cerca de la frontera con Burkina Faso. Las 116 personas que iban a bordo del aparato murieron en el accidente. La tripulación estaba compuesta por seis españoles, dos pilotos y cuatro miembros de cabina de pasajeros, de origen madrileño, vasco y mallorquín. Las autoridades francesas descartaron que el accidente tuviera un origen terrorista. En un primer momento, se barajó esa hipótesis, porque el avión se estrelló en una región donde actúan diversos grupos terroristas como Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI). El ministro galo de Interior, Bernard Cazeneuve, estimó que “la hipótesis más probable” es que el avión se viera afectado por las malas condiciones meteorológicas que se daban cuando entró en el espacio aéreo de Malí. La razón es que, momentos antes de que se perdiera el contacto con el vuelo Uagadugú-Argel, la tripulación señaló que iba a cambiar de ruta por la situación meteorológica. El Gobierno argelino también descartó implícitamente la responsabilidad de los grupos armados que operan en la zona. Su ministro de Asuntos Exteriores, Ramtane Lamamra, explicó que fue “uno de esos movimientos” armados el primero en encontrar restos del avión y dar la voz de alarma. El presidente francés, François Hollande, anunció este viernes lo que ya se temía, que “no hay ningún superviviente”. En una breve declaración, Hollande indicó que los equipos de salvamento habían encontrado la caja negra del aparato, que fue enviada a la ciudad de Gao, en el norte de Malí. También la compañía Swiftair informó desde Madrid del hallazgo de los restos de la aeronave en Malí sin supervivientes y aseguró que, por el momento, es demasiado pronto para hablar sobre las causas del accidente. Alrededor de un centenar de militares franceses desplegados en Malí se dirigieron a la zona donde están los restos del aparato siniestrado, que, según dijo el presidente francés, están concentrados en un espacio limitado.

Leer más

Páginas