Sábado, 18 de Noviembre de 2017

Libia celebra elecciones generales para frenar la anarquía y el terrorismo

Libia celebró este miércoles las segundas elecciones generales desde la caída del régimen dictatorial de Muamar Gafafi en 2011. Libia, que vive una situación de caos político, económico y social, divisiones territoriales y tribales, malestar militar y acoso de los grupos terroristas, busca con estos comicios dar un poco de estabilidad interna y apaciguar el descontento de la población. Estados Unidos y la Unión Europea (UE), que son los dos grandes socios occidentales de Trípoli, buscan lo mismo, pero tanto Washington como Bruselas son conscientes de que no le será fácil a Libia enderezar la situación política y social. La UE califica la transición libia a la democracia de “altamente crítica” y teme que el clima pre-bélico que vive el país degenere en guerra civil. Es también lo que sospechan los tres países que ayudaron a los rebeldes libios a derrocar a Gadafi, Estados Unidos, Reino Unido y Francia. En el mejor de los casos, según dice un observador político libio a Atalayar, “las elecciones serán un nuevo paso en el proceso que se inició hace dos años, cuando el país acabó con el tirano y eligió su primer Parlamento democrático, pero no conseguirán consolidar mínimamente la transición. Hay muchos problemas por resolver, mucha división y mucha violencia y el Estado es débil”. La situación económica del país es grave y genera inestabilidad. En Trípoli, según fuentes contactadas por Atalayar, muchas gasolineras han cerrado porque se les agotó el combustible o fueron atacadas por milicias armadas. Libia se ve en la obligación de importar gasolina desde hace varios años. En la actualidad, estas importaciones le cuestan al país unos 3.000 millones de euros. Sólo unos pocos intermediarios desaprensivos se han enriquecido con este negocio. “Es increíble que pueda ocurrir una cosa así en un país productor de petróleo”, dice el citado observador político. En Bengazi, la gran urbe del Este del país, las tropas del general golpista Khalifa Hafter y las milicias yihadistas de Ansar al-Sharía se combaten desde el pasado 16 de mayo, y aunque prometieron un alto el fuego el día del escrutinio, muchos libios no confían en ello. La seguridad del país no está garantizada por el Estado. El Congreso General Nacional (Parlamento) que salga elegido de los comicios del 25 de junio tendrá una andadura legislativa corta, porque tendrá que disolverse cuando el proyecto de Constitución que elabora una comisión sea sometido a referéndum. Por tanto, la gran batalla legislativa será en 2015.

Leer más

La Policía desarticula en Madrid una red de captación de terroristas para Siria e Irak

La Policía desarticuló el pasado viernes una red internacional de captación y envío de terroristas para su integración en el grupo yihadista Estado Islámico de Irak y Levante (EIIL), según informaron el lunes de esta semana fuentes de la operación. La investigación fue coordinada por el titular del Juzgado de Instrucción número cinco y la Fiscalía de la Audiencia Nacional. La organización terrorista EIIL, que se separó de Al Qaeda y está constituida por yihadistas de inspiración suní, ocupó en los últimos días varias ciudades y poblaciones de Irak y se dirige hacia la capital del país árabe, Bagdad. La operación de Madrid fue llevada a cabo por agentes de la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía (CNP). La red desarticulada captaba activistas para combatir en Siria e Irak. Ocho personas fueron detenidas durante la operación y la Policía efectuó un total de 12 registros. Según los responsables de la operación antiterrorista, el principal cabecilla de esta célula yihadista residía en España tras haber sido detenido en Afganistán en 2001 y encarcelado en la base militar estadounidense de Guantánamo, en Cuba. Entre los detenidos figura un hermano de una persona implicada en los atentados terroristas del 11M que no llegó a ser juzgada por esa matanza. Otro de los detenidos es un ciudadano de nacionalidad argentina y el resto son españoles y marroquíes.

Leer más

Las agencias de noticias del Mediterráneo estrechan la cooperación

Casa Mediterráneo organiza los días 10 y 11 de junio, en la antigua estación de Benalúa de Alicante, la XXIII Asamblea General de la Alianza de Agencias de Noticias del Mediterráneo (AMAN). El seminario ‘Mediterráneo, mar de oportunidades’ reúne durante dos jornadas a periodistas de España, Francia, Turquía, Mauritania, Grecia, Italia, Argelia, Albania, Chipre, Croacia, Libia, Portugal, Marruecos, Egipto, Líbano, Siria, Eslovenia, Serbia y Palestina. Durante el evento periodístico se entregarán los premios que cada año concede AMAN. Es la tercera vez que esta asociación celebra en España su asamblea, que coincide en esta ocasión con el 75 aniversario de la creación de la agencia EFE. AMAN tiene su origen en la Declaración de Túnez, redactada tras el coloquio internacional titulado Futuro de la Comunicación en el Mediterráneo, que organizó la agencia tunecina TAP en 1991. AMAN está integrada por las agencias AA (Turquía), AFP (Francia), AMI (Mauritania), ANA (Grecia), ANSA (Italia), APS (Argelia), ATA (Albania), CNA (Chipre), EFE (España), HINA (Croacia), LANA (Libia), LUSA (Portugal), MAP (Marruecos), MENA (Egipto), MNA (Líbano), SANA (Siria), STA (Eslovenia), TANJUG (Serbia), TAP (Túnez) y WAFA (Palestina). Su objetivo es el de facilitar el intercambio informativo entre periodistas de la ribera norte y sur del Mediterráneo y reforzar el diálogo, el desarrollo y la cooperación entre ellos..

Leer más

Suiza tiene bloqueados 805 millones de euros de dirigentes árabes corruptos

La Primavera Árabe que hace tres años empezó en Túnez y se extendió a Egipto y otros países de la zona, ha pasado factura a algunos dictadores de la región. Según fuentes del Gobierno suizo, 805 millones de euros de origen supuestamente ilícito fueron depositados en bancos del Estado helvético por dirigentes corruptos de países que protagonizaron la Primavera Árabe. Suiza bloqueó este dinero hasta que no se aclare plenamente su procedencia. El anuncio lo hizo esta semana el responsable del organismo suizo que investiga estos fondos monetarios ilegales, Valentin Zellweger. La Gran parte de estos fondos, 573 millones de euros, proceden de Egipto, y no han podido ser devueltos a este país debido al caos político e institucional que atraviesa desde que fue derrocado el dictador Hosni Mubarak. La segunda mayor cantidad de fondos ilícitos bloqueados proviene de Siria (106,5 millones). Este dinero tampoco ha sido restituido a Damasco, porque Suiza lo bloqueó siguiendo las sanciones impuestas por la Unión Europea (UE) al régimen de Bashar al-Asad. Las autoridades helvéticas creen que la procedencia de estos fondos tendría que ser investigada antes de entregar el dinero al país de origen. Asimismo, Libia tiene bloqueados casi 82 millones de euros de la época del tirano Muamar Gadafi, y aunque ha habido cambio de régimen en este país magrebí, los fondos permanecen en bancos suizos debido a las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Leer más

Libia podría detener sus exportaciones petrolíferas por culpa de las huelgas y la violencia

La grave situación política e institucional y el descontento social en Libia afectan duramente al sistema productivo, basado fundamentalmente en la producción y exportación de hidrocarburos. Las protestas de los trabajadores del sector petrolero desde hace casi un año podrían acabar en pocos días con las exportaciones de crudo. Es la primera vez desde la caída del régimen despótico de Muamar Gadafi, en 2011, que el país norteafricano se enfrenta a una situación de tal envergadura. Las huelgas han reducido considerablemente la producción y exportación de crudo. Los únicos pozos de petróleo que no se han visto afectados por los reiterados movimientos huelguísticos son los yacimientos submarinos. La situación es tan grave, según reconocen algunos responsables libios, que las autoridades se han visto en la obligación de desviar la producción de las plantas de Al Jurf y Buri, que producen unos 80.000 barriles de petróleo al día, hacia la refinería de Zawiya, que genera combustible para Trípoli. Un responsable de la compañía libia National Oil Corp (NOC) citado por la agencia Reuters aseguró que si la situación de violencia entre las milicias armadas no mejora en Brega, en el este del país, Libia tendrá que detener completamente sus exportaciones de petróleo, que son prácticamente su único fuente de ingreso. Los grupos armados, como el que dirige Ibarhim-al-Jadhran, ya consiguieron paralizar varias instalaciones petrolíferas y gasísticas.

Leer más

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, clausura el seminario central de la ‘Iniciativa 5+5 Defensa’

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, clausuró este jueves, en Madrid, el Seminario Díez años de un foro único, moviéndose hacia el futuro, celebrado los días 4 y 5 de junio, en el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN). El seminario se enmarca dentro de la ‘Iniciativa 5+5 Defensa’ presidida durante 2014 por España. En sus palabras de inicio, el ministro destacó la dificultad de llevar a cabo este proyecto, a la vez que calificó de “muy necesario”, y manifestó la “enorme ilusión y sentido de la responsabilidad” de España con esta iniciativa que involucra, además, a Francia, Italia, Portugal, Malta, Marruecos, Mauritania, Túnez, Argelia y Libia. Morenés aprovechó el acto para hacer un llamamiento a la cooperación y el diálogo permanente entre sus miembros para superar así las dificultades que se puedan plantear en materia de catástrofes, seguridad marítima o tráfico de personas, entre otras, y que puedan generar inestabilidades. El ministro cerró su discurso manifestando su esperanza en cuanto a la consecución de una “organización fluida”, cada vez más consolidada, que sirva de modelo de convivencia y cooperación “a los demás países que están a nuestro alrededor”.

Leer más

El Magreb se muestra incapaz de ayudar a Libia a salir de la tormenta

Los países del Magreb se muestran incapaces de acercar posturas sobre la grave situación política, institucional, social y territorial que vive Libia, un país rico en hidrocarburos pero invertebrado y con un poder estatal frágil. Argelia, Marruecos y Túnez presentan una situación interna de mayor sólidez, pero no saben cómo ayudar a Libia. Mientras, cada día que pasa la situación en Libia se degrada un poco más. La Corte Suprema invalidó este jueves pasado la elección del primer ministro, Ahmed Maitik. Este político asumió sus funciones el lunes de esta semana en un contexto caótico. Maitik fue designado primer ministro hace dos semanas por el Congreso General Nacional (CGN, Parlamento) en medio de una gran tensión y no recibió el apoyo de todos los diputados. Es originario de la ciudad de Misrata, en el oeste del país, donde los Hermanos Musulmanes (islamistas) son muy influyentes. Maitik es rechazado por una serie de fuerzas más o menos laicas que apoyan al general rebelde Khalifa Hafter, que hace dos semanas lanzó un ataque contra las milicias armadas de la ciudad oriental de Bengasi. Hafter es enemigo jurado de los islamistas y se ha propuesto acabar con las milicias armadas y los grupos yihadistas que pululan en Libia. El presidente de Túnez, Moncef Marzuki, intentó sin éxito poner en marcha una acción común magrebí para ayudar a Libia. Pero, según dice un observador político argelino, “la situación no parece aún estar madura”. Tanto es así, que la reunión que Marzuki convocó el domingo de la semana pasada en Túnez no pudo llevarse a cabo. La diplomacia tunecina seguirá intentándolo ante sus socios magrebíes. Además, otra reunión sobre Libia en la que iban a participar representantes de la Liga Árabe, la Unión Europea (UE) y Francia también fue suspendida “hasta nueva fecha”, según fuentes tunecinas. Marruecos, que no tiene frontera común con Libia, es el país menos expuesto al conflicto libio, pero está dispuesto a participar en una estrategia común magrebí a favor del país hermano. Argelia, oficialmente, no quiere intervenir directamente en Libia, pero su diplomacia asegura que apoyaría un esfuerzo común a nivel regional para ayudar al convulso país norteafricano. Túnez, que es el Estado más vinculado a Libia desde el punto de vista económico, busca ese apoyo, pero sus dirigentes son conscientes de que el país no tiene suficiente peso político y económico en el Magreb para liderar una estrategia regional y, además, sufre muchas tensiones internas. Así las cosas, Túnez ve con preocupación la celebración de las elecciones legislativas libias del próximo 25 de junio.

Leer más

El Rey Juan Carlos I, el mejor embajador económico de España en los países árabes

A lo largo de sus 39 años de reinado, el Rey Juan Carlos ha sido, qué duda cabe, el mejor embajador de España, fortaleciendo la imagen de ésta en el ámbito internacional, así como las relaciones con distintos países del mundo, especialmente con los estados árabes. Los estrechos lazos con los dirigentes y los monarcas del Magreb y de Oriente Medio, así como las fuertes relaciones comerciales logradas, reflejan el esfuerzo del Jefe de Estado en su lucha por los intereses económicos de España, mediante una intensa labor diplomática por cosechar prestigio internacional tras la difícil tesitura política y económica de la Transición española. Libia, Argelia, Marruecos, Túnez, Omán, Arabia Saudita, Kuwait o Jordania, cuentan entre los países que han mantenido y mantienen una estrecha relación, sobre todo económica, en los que la figura del Rey Juan Carlos ha tenido un protagonismo crucial a la hora de abrir puertas a las oportunidades de negocio para las empresas españolas. Aunque las inversiones de estos países en el territorio español tampoco son nada despreciables. Según datos del Ministerio de Turismo y Comercio, los países árabes que más han invertido en 2013 en España son Argelia (121,02 millones de euros), Marruecos (26,5), Emiratos Árabes Unidos (12,85) y Arabia Saudita (11,8). En 2008, la inversión directa de los países del mundo árabe en España alcanzó 153 millones de euros.

Leer más

Ocho mujeres marroquíes figuran entre las 50 árabes más influyentes

Ocho mujeres marroquíes figuran entre las 50 árabes más importantes e influyentes en el año 2014, según revela la revista árabe ‘Sayidati’. En el ámbito de la actividad política marroquí, cabe destacar la relevancia que desempeña la actual ministra delegada para Asuntos Exteriores y Cooperación, Buida Mbarka, una mujer que habla perfectamente español, además de inglés y francés, y conoce bien España. La ministra delegada, que cumple las funciones de un secretario de Estado para Asuntos Exteriores, estudió en la Universidad británica de Hull, tiene una licenciatura por la Universidad de Toulouse (Francia) y se diplomó en la Escuela Superior de Administración de Casablanca, la capital económica de Marruecos. Mbarka fue designada Joven líder Global por el Foro Económico Mundial en 2012. Además, el año pasado fue elegida entre los 20 líderes jóvenes marroquíes más importantes del país. Otra mujer influyente es Nawal El Mutawakel, atleta y ganadora de la medalla de oro de los 400 metros vallas en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles de 1984. El Mutawakel fue la primera mujer musulmana nacida en África que logró ser una campeona olímpica. Hace poco, esta atleta fue incluida por la revista ‘Jeune Afrique’ como una de las personalidades más importantes en el continente africano. La activista a favor de los derechos humanos y militante de izquierda Khadija Riyadi figura entre las marroquíes y árabes más relevantes. Expresidenta de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH), Riyadi recibió el premio de Derechos Humanos de la ONU en 2013. En su haber figura también la coordinación de una red de 22 organizaciones no gubernamentales de derechos humanos en Marruecos. La investigadora de 27 años Asmaa Bujbar, hija de un arquitecto marroquí y de madre tunecina, también fue clasificada por la revista ‘Sayidati. Asmaa Bujbar cursó estudios superiores en la Universidad Blaise Pascal de Clermont-Ferrand II (Francia). En 2010, se licenció después de presentar su tesis titulada ‘Estudio del equilibrio químico entre el manto y el núcleo en el contexto de la formación de plantas terrestres’.

Leer más

“Estamos en una etapa clave en la historia del Magreb”

Anwar Zibaoui es un experto en economía mundial y está especializado en el Mediterráneo. Español de origen libanés, Zibaoui es también el coordinador de ASCAME (Asociación de Cámaras de Comercio del Mediterráneo) y consejero internacional de grupos empresariales y de varios gobiernos, así como colaborador de medios de comunicación españoles e internacionales. En esta entrevista con Atalayar, el experto analiza la situación económica y política en los países del Magreb. Asegura que “la integración es una apuesta clave para transformar esta región en un destino de atracción económica y empresarial”. A su juicio, “esto impactaría positivamente en países vecinos como España”.

Leer más

Los magrebíes dejan de emigrar a Europa

La inmensa mayoría de los habitantes del Magreb, en los próximos dos años, no desea emigrar a Europa, un continente que vive una profunda crisis económica desde 2008. Los países del sur de la zona euro, como España e Italia, que hasta hace poco años eran destino de emigrantes de origen marroquí, han dejado de ser atractivos para esos trabajadores, y Francia también se encuentra en una delicada situación económica. Según indica la última encuesta sobre Movilidad y Migración del Barómetro de Vecindad de la Unión Europea (UE), sólo el 14% de los ciudadanos que viven en Argelia, Marruecos, Túnez y Libia desean abandonar sus respectivos países para emigrar a Europa u otros lugares. Libia (19%) y Túnez (18%) superan la media magrebí. El sondeo, que fue llevado a cabo entre diciembre de 2013 y enero de 2014, utilizó una muestra de 1.000 encuestados en los cuatro países magrebíes. El estudio de la UE revela también que sólo el 9% de ciudadanos de otros países árabes, 2% de los egipcios y 8% de personas de países de la antigua URSS como Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia, Moldavia y Ucrania quieren ir a trabajar a Europa u otras regiones prósperas del planeta. Los resultados del sondeo ponen en tela de juicio las ideas que circulan en Europa sobre una supuesta “invasión” del Viejo Continente por inmigrantes del continente africano y de otras partes del mundo. Entre las personas que emigran, el 31% de los magrebíes lo hacen para ganar mejores sueldos y en segundo lugar, para encontrar un buen empleo y poder ayudar a la familia.

Leer más

El Parlamento libio fija las elecciones el 25 de junio en plena crisis política y militar

El vicepresidente segundo del Parlamento de Libia, Saleh al Majzum, anunció que las elecciones legislativas se celebrarán el próximo 25 de junio, a pesar de la grave crisis política y territorial y de la inestabilidad militar que vive el país norteafricano. El objetivo, según Al Majzum, es “elegir a los mejores y más capacitados para asumir la responsabilidad de administrar el país”. La confirmación de la fecha de los comicios se produjo después de que la Comisión Suprema Electoral hubiera descartado ese día por considerar que era precipitado y de que hubiera propuesto la celebración de los comicios para mediados de julio. Libia, que durante 42 años sufrió el régimen despótico de Muamar Gadafi, atraviesa la mayor crisis política de su frágil transición a la democracia después de la sublevación militar protagonizada el viernes de la semana pasada por el general retirado Khalifa Hafter, que lanzó un ataque contra varias milicias armadas de la ciudad oriental de Bengasi. Este ataque, que coincide con un momento delicado de transición entre el Gobierno dimisionario de Abdalah al Zani y la designación de Ahmad Maitiq como nuevo primer ministro, ha acrecentado el caos y la confusión en el país. En medio de un clima muy tenso en el que Ejecutivo y Parlamento se responsabilizan mutuamente del actual bloqueo institucional, el general Hafter propuso la creación de un Consejo Supremo para presidir el Estado, así como de un “gobierno de emergencia” de cara a la elecciones legislativas.

Leer más

El foro Diálogo 5+5 aboga por estimular las relaciones comerciales entre norte y sur del Mediterráneo

La voluntad de estimular las relaciones comerciales entre los países de la ribera norte y sur del Mediterráneo centró el debate del segundo Foro Económico y Empresarial que organizó, en Lisboa, el grupo Diálogo 5+5. Los proyectos relacionados con gestión del agua y de los recursos marinos, movilidad sostenible, agricultura, turismo, urbanismo y cambio climático fueron también ampliamente debatidos por los representantes políticos y económicos de los Estados que conforman el grupo Diálogo 5+5. La delegación española estuvo encabezada por el ministro de Defensa, Pedro Morenés. Por parte empresarial, estuvieron presentes en el foro el presidente de CEPYME, Jesús Terciado; su homólogo en la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), Juan Lazcano; y el director general de la Asociación Española de Empresas Gestoras de los Servicios de Agua a Poblaciones (AGA), José Luis González-Vallvé. La entidad Diálogo 5 + 5 agrupa a cinco países de la Europa mediterránea, España, Francia, Italia, Portugal y Malta, y otros cinco de la ribera sur del Mediterráneo, Argelia, Marruecos, Túnez, Libia y Mauritania. Los 10 Estados de la cuenca del Mediterráneo crearon este foro de diálogo en 1990 para estrechar los lazos económicos, políticos y humanos entre el norte y el sur de la región. El grupo tiene su origen en la declaración suscrita en Roma, en octubre de 1990, entre los cinco países integrantes de la Unión del Magreb Árabe (UMA) y cuatro de la Unión Europea (UE). Fue la respuesta política a los cambios en las dinámicas de integración regional que estaba experimentando el Mediterráneo occidental tras la creación de la UMA y el lanzamiento de la Política Mediterránea Renovada por parte de la UE. El grupo 5+5 surgió como un punto de encuentro donde buscar soluciones comunes a problemas compartidos.

Leer más

El corresponsal, una figura en peligro de extinción

El mundo árabe ha sido y es un terreno complejo y todavía escasamente conocido por los periodistas. A una caracterización estereotipada que contribuye a ofrecer una visión uniforme, ignorando las diversidades que se puedan dar en el seno de los países que lo conforman, se une la escasa cobertura mediática en las décadas anteriores de algunos países de la región, como puede ser el caso de Yemen, Siria o Libia. La primavera árabe representó una gran oportunidad para que esta situación cambiara, al conseguir captar la atención de los medios de comunicación internacionales, que enviaron sus corresponsales para informar sobre el terreno de aquello que estaba pasando y brindar una visión dinámica y heterogénea de la región. Con motivo del décimo aniversario de la revista afkar/ideas, Casa Árabe organizó el debate “Periodismo y transiciones en el Mediterráneo”, para reflexionar sobre los nuevos retos del periodismo y ofrecer claves sobre el papel que juegan los medios de comunicación y los periodistas en el nuevo escenario político en los países del Magreb y el Próximo Oriente tras la primavera árabe.

Leer más

Confusión y violencia en Libia

Libia tiene el enorme desafío de construir un Estado después de una guerra que provocó una enorme destrucción para echar del poder al dictador Muamar El Gadafi. Una guerra que no podríamos denominar estrictamente civil porque se utilizaron grupos de mercenarios por un bando, el de Gadafi para intentar mantenerse en el poder; y grupos islamistas por el otro, un bando civil con algún apoyo de unidades del Ejército que se rebelaron, que carecía de organización, experiencia y medios para el combate y se vio fácilmente infiltrado por quienes buscaban no solo la caída del dictador sino conseguir el control de la rica producción petrolífera de Libia. Con Gadafi no había Estado, sus colaboradores copaban los puestos en las instituciones clave, y ahora la tarea de dotar a este rico país mediterráneo de unas estructuras políticas, económicas, judiciales y sociales se enfrenta a las cuentas pendientes de los grupos islamistas que, además, se apoyan en las profundas divisiones de las distintas tribus y de las regiones más importantes como la cirenaica y la tripolitana, que pugnan por la hegemonía.

Leer más

Páginas