Sábado, 18 de Noviembre de 2017

Israel y Hamás acuerdan una tregua humanitaria de 72 horas

Israel y el movimiento islamista radical palestino Hamás, que gobierna la Franja de Gaza, acordaron un alto el fuego humanitario de 72 horas que comenzó a las ocho de la mañana del viernes. La ONU y Estados Unidos anunciaron esta tregua de tres días. El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, se mostró convencido de que esta vez la tregua será respetada por ambas partes y aseguró que Egipto invita a Israel y Hamás a iniciar negociaciones “serias” en El Cairo para poner fin a la ofensiva militar israelí en Gaza. El Consejo de Seguridad de la ONU apeló a un “alto el fuego humanitario, inmediato y sin condiciones” en Gaza. El enviado especial de la ONU, Robert Serry, dijo que había recibido “garantías” de que “todas las partes” cumplirán este alto el fuego, que John Kerry y el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, describieron como “incondicional”. Durante esas 72 horas de tregua, sin embargo, las fuerzas militares israelíes desplegadas en Gaza permanecerán en el territorio. Antes de que comenzara la tregua, Ban Ki Moon y Kerry pidieron a las milicias palestinas y al Gobierno israelí que actuaran con “contención” y después que respetaran los “compromisos” adquiridos. “Este alto el fuego es clave para dar a civiles inocentes el alivio a la violencia que tanto necesitan”, añadieron ambos responsables. En este sentido, explicaron que la población de Gaza podrá recibir ayuda humanitaria “urgente” y desarrollar todo tipo de acciones “vitales” como enterrar a los muertos, atender a los heridos o aprovisionarse de alimentos. De forma paralela a esta tregua, una delegación israelí y otra palestina se desplazarán “inmediatamente” a El Cairo para negociar, con la mediación del Gobierno de Egipto, “un alto el fuego duradero”. Las dos partes podrán plantear en este foro “todos los asuntos” que consideren motivo de preocupación, aseguraron Kerry y el secretario general de la ONU.

Leer más

Estados Unidos manda munición a Israel en plena ofensiva militar en Gaza

El Gobierno de Estados Unidos dio el visto bueno para el envío de munición adicional a Israel, que se encuentra en una ofensiva militar en la Franja de Gaza que ha causado centenares de muertos y miles de heridos. El Pentágono hizo oídos sordos a las peticiones de alto el fuego en Gaza de la comunidad internacional y a las críticas a Israel por la gran cantidad de civiles palestinos muertos en la operación ‘Margen Protector’. Gran parte de las víctimas palestinas no son milicianos armados de Hamás, sino civiles: niños, ancianos, mujeres embarazadas, hombres desarmados, enfermos, personal sanitario… En un comunicado oficial, el portavoz del Pentágono, el contraalmirante John Kirby, confirmó el envío de más munición desde Estados Unidos a Israel a petición del Ejército israelí. “El Departamento de Defensa recibió una carta el 20 de julio pidiendo una venta normal de munición al extranjero. La petición fue tramitada por los canales normales y fue aceptada el 23 de julio”, explicó Kirby. Entre la munición vendida por Estados Unidos se encuentran piezas de mortero de 120 milímetros, como las que provocaron el miércoles de esta semana la muerte de 19 inocentes en una escuela refugio de la ONU en Gaza. El Congreso de Estados Unidos debatió esta semana una ayuda de emergencia de 225 millones de dólares para mantener la operatividad y los inventarios de misiles del sistema anti-cohetes israelí del Iron Dome, que ha evitado que en este conflicto murieran muchos civiles israelíes. Según recordaron algunos expertos, la venta de munición queda contemplada para casos de emergencia en el llamado Inventario de Reservas de Munición de Guerra de Israel, por valor de más de 1.000 millones de dólares. Este inventario permite al Estado de Israel disponer de munición de manera urgente. Resulta llamativo que la venta de munición a un país en guerra contra una población indefensa coincida con la condena que efectuó el Gobierno estadounidense al bombardeo de la escuela refugio de Naciones Unidas. La portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Bernadette Meehan, declaró: “Estamos muy preocupados por esos miles de desplazados internos palestinos que han sido llamados por el Ejército israelí a evacuar sus hogares y no están a salvo en refugios designados por la ONU en Gaza”. Tel Aviv, por su parte, negó que su objetivo hubiera sido atacar a civiles desarmados y aseguró que los islamistas de Hamás utilizan instalaciones de la ONU para ocultar armas y lanzan cohetes desde zonas densamente pobladas hacia territorio israelí. El presidente estadounidense, Barack Obama, pidió un alto el fuego humanitario inmediato y sin condiciones en Gaza, pero no planteó reducir la ayuda militar a Israel.

Leer más

Israel intensifica su ofensiva en Gaza y desoye las peticiones humanitarias de la comunidad internacional

No habrá tregua humanitaria en la Franja de Gaza, aunque lo pidan la ONU, Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y la Liga Árabe. Israel sigue con su ofensiva contra los palestinos de Gaza y no sólo contra las milicias armadas de Hamás y de otros grupos islamistas radicales. Israel quiere acabar con Hamás cueste lo que cueste en vidas humanas a los palestinos y a los propios israelíes. Por eso Israel destruyó la única central eléctrica de Gaza, y el martes sus bombardeos mataron a un centenar de palestinos. Fue una de las jornadas con más víctimas desde que Israel inició la ofensiva militar en Gaza, el pasado 8 de julio. Unos 1.200 palestinos han muerto. Más de 200 son niños. Hay al menos 5.000 heridos, centenares de casas y edificios destruidos… También han muerto decenas de soldados israelíes. Pero el Gobierno de Benjamin Netayanhu, presionado por los ‘halcones’ de la extrema derecha, sigue empeñado en llevar hasta “el final” su operación militar ‘Margen Protector’. Las voces israelíes críticas con la ofensiva militar son silenciadas por los medios afines al Gobierno y los sectores más extremistas del sionismo intentan mantener alta la moral de la población. Netanyahu aseguró que quiere acabar física y materialmente con Hamás, y no le importa que lo que pueda venir después sea aún peor que el movimiento islamista palestino. Los ataques continuaron en la madrugada de este miércoles, y en las primeras horas del día murieron 32 palestinos en la Franja, 20 de ellos en una escuela de la ONU usada como refugio.

Leer más

Familias palestinas en España: “Gaza está muerta en vida”

La incertidumbre en los últimos días está siendo demasiado fuerte. Hadil Almajdalawi no se separa de su teléfono móvil, necesita saber en todo momento lo que está ocurriendo en la Franja de Gaza. Sus padres y sus dos hermanos están allí. “Sólo tienen luz dos o tres horas al día, lo justo para cargar los móviles y poder hablar unos minutos. Me preguntan dónde ha sido el último ataque o cuántos muertos hay. No saben lo que está ocurriendo a su alrededor, sin electricidad están incomunicados. Hadil tiene 30 años y es de Palestina. Llegó a España como refugiada hace 5 años junto a su marido, también palestino. Tuvo aquí a su hija, que ahora dibuja en un papel ajena a lo que nosotras estamos hablando, aunque su madre me cuenta que le pregunta con frecuencia “¿por qué los malos molestan a los abuelos?”. Cada dos años Hadil viaja a la Franja, aunque asegura que sólo preparar el viaje ya es sufrimiento asegurado. “Tienes que pedir permiso con muchos meses de antelación, y aún así la entrada puede no producirse. A veces das con alguien conocido que te ayuda y te da el permiso, y otras veces no”. Pero el verdadero peligro, afirma, comienza cuando estás dentro. “En el momento en el que cruzas la frontera ya no sabes cuándo saldrás. Porque si de repente estalla de nuevo un conflicto, cierran la Franja y te quedas dentro”. Charlamos en el despacho en Madrid de la Asociación de Periodistas y Escritores Árabes de España (APAEE) que ha organizado el encuentro. Me sorprende la serenidad con la que habla de su dolor y del de los suyos, aunque sus intensos ojos negros digan todo lo contrario. “Yo he vivido situaciones horribles. En mi casa, dormíamos en la cocina porque era el sitio más seguro. Todas las noches abríamos las ventanas para que no nos cayeran los cristales encima si había bombardeos. Una noche, comenzamos a oír las voces de una vecina que había visto a un chico muerto que llevaba una camiseta como la de su hijo. Creía que era él. Nunca lo olvidaré”.

Leer más

El Consejo de Seguridad de la ONU exige un “alto el fuego inmediato” y “sin condiciones” a Israel y Hamás

El Consejo de Seguridad de la ONU reclamó en la madrugada de este lunes al Estado de Israel y al movimiento islamista radical palestino Hamás un “alto el fuego humanitario inmediato y sin condiciones” en la Franja de Gaza que se prolongue durante la festividad del 'Eid al Fitr', que marca el fin del Ramadán, y más allá de esta fecha tan importante en el mundo musulmán. El máximo órgano de decisión de Naciones Unidas, en una declaración acordada por todos sus miembros, llamó, además, a las partes a trabajar para lograr un acuerdo que detenga la violencia de forma sostenible en base a la propuesta de paz planteada por Egipto, que es un protagonista político clave en el conflicto palestino-israelí. El texto fue hecho público durante una breve reunión de urgencia celebrada por los miembros del Consejo en Nueva York a las cuatro de la mañana (hora española). La declaración dio su apoyo a un alto el fuego que permita suministrar ayuda a la población. Además, el Consejo defendió el trabajo del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y del secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, que en los últimos días viajó por Oriente Medio para tratar de detener la violencia. Washington es el principal apoyo político que tiene Israel en el mundo. A más largo plazo, el Consejo de Seguridad de la ONU llamó a las partes a trabajar para lograr una “alto el fuego duradero y respetado totalmente, en base a la iniciativa egipcia” y recordó la necesidad de lograr una solución política basada en la existencia de dos Estados, el israelí y el palestino. El Consejo también destacó que “las instalaciones civiles y humanitarias, incluidas las de la ONU, deben ser respetadas y protegidas”, después de que hace unos días murieran 17 personas en el bombardeo de una escuela de Naciones Unidas en la localidad de Beit Janún, en el norte de Gaza. Israel negó su responsabilidad en estas muertes de inocentes. La semana pasada también murieron al menos ocho personas en Cisjordania, durante los enfrentamientos entre manifestantes palestinos y soldados israelíes con motivo del 'día de la ira', para protestar por la operación militar de Israel en la Franja de Gaza.

Leer más

Esto no puede continuar

La última noche fue extrema. La “invasión terrestre” de Gaza produjo decenas de furgones llenos de cuerpos mutilados, destrozados, sangrantes, temblorosos, agonizantes... Palestinos heridos de toda condición y edad, todos civiles, todos inocentes. Los héroes de las ambulancias y de todos los hospitales de Gaza trabajan en turnos de entre 12 y 24 horas, demacrados por la fatiga y la inhumana carga de trabajo (y en Al-Shifa, sin cobrar su salario desde hace cuatro meses). Atienden, clasifican, tratan de comprender el incomprensible caos de cuerpos, tamaños, extremidades, de seres humanos que caminan y no caminan, que respiran y no respiran, que sangran y no sangran. ¡Seres humanos! Personas que de nuevo están siendo tratadas como animales por “el ejército más moral del mundo” (sic)!. Los heridos me infunden un respeto infinito por su contenida determinación en medio del dolor, la agonía y el shock. Mi admiración por el personal y los voluntarios es ilimitada. Mi proximidad a la resistencia palestina me infunde fuerza, aunque a ratos solo quiero gritar, asirme fuertemente a alguien, llorar, oler la piel y el cabello del niño caliente empapado en sangre, protegernos a nosotros mismos en un abrazo interminable, pero no nos lo podemos permitir, ni tampoco ellos pueden.

Leer más

Estados Unidos y la ONU se pelean por la tragedia de Gaza

Los muertos palestinos en la Franja de Gaza desde que el Ejército israelí intervino en este territorio para castigar a las milicias armadas de Hamás, son más de 700. Muchos de esos muertos son niños inocentes. Los heridos superan los 4.500. 100.000 palestinos han tenido que huir de sus hogares y al menos 500 viviendas, 16 mezquitas y dos hospitales han sido destruidos. La mayoría de los muertos son civiles, según la ONU. Pero más allá de los datos fríos, mientras la comunidad internacional intensifica los esfuerzos diplomáticos por lograr un alto el fuego, lo que hay que tener en cuenta es el drama que viven los palestinos de Gaza. Por eso mismo, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que planteó que Israel comete crímenes de guerra y violaciones de los derechos humanos en Gaza, acordó lanzar una investigación sobre los hechos ocurridos en este territorio. Israel calificó la decisión de la ONU de “parodia que debe ser rechazada por toda la gente decente”, según el primer ministro, Benjamin Netanyahu, y aseguró que seguirá golpeando Gaza, a pesar de los numerosos ‘daños colaterales’. Estado Unidos, que es el principal aliado de Israel, también condenó la postura de Naciones Unidas por considerarla partidista. La portavoz adjunta del Departamento de Estado, Marie Harf, declaró que la resolución del Consejo de Derechos Humanos de la ONU “es la última de una serie de acciones partidistas antiisraelíes”. En este sentido, reiteró el apoyo de Washington a Israel “incluso si eso significa apoyarles solos”. De los 47 países miembros del Consejo, la resolución fue aprobada por 29 votos, la mayoría países árabes y emergentes, mientras que hubo 17 abstenciones de Estados como Francia, Reino Unido y Alemania. El único voto en contra fue de Estados Unidos, que consideró que el contenido de la resolución es “destructivo” y que en nada contribuye al cese de las hostilidades. El Consejo creó, además, una comisión para investigar los crímenes y violaciones del derecho internacional que se hayan cometido, a la que el Departamento de Estado se opuso “fuertemente”, porque, según Harf, sólo recoge un punto de vista. “No hay nadie que esté mirando a los proyectiles de Hamás”, lamentó Harf. La comisión de la ONU investigará las operaciones militares israelíes “para evitar y poner fin a la impunidad y garantizar que los responsables sean presentados ante la Justicia”. La Comisión también condenó la violencia contra los israelíes -34 muertos- y mencionó a los dos civiles fallecidos por el impacto de cohetes lanzados por Hamás.

Leer más

La ONU se plantea acusar a Israel de crímenes de guerra en Gaza

“La ley humanitaria internacional ha sido violada hasta un alcance que constituirían crímenes de guerra” en la Franja de Gaza. Así de claro lo dijo el miércoles de esta semana la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay. La ofensiva israelí en la Franja de Gaza ha causado cerca de 650 muertos y unos 4.000 heridos entre los palestinos, y también una treintena de soldados israelíes han perdido la vida, la mayoría soldados. Al menos 147 niños palestinos han muerto en Gaza. La tesis oficial israelí sigue siendo la misma: el Ejército ha tenido que intervenir para frenar la actividad terrorista de las milicias armadas de Hamás. Pero los denominados ‘daños colaterales’ son demasiado importantes e Israel ha perdido la batalla de la opinión pública en muchas partes del mundo. Por mucho que se esfuercen los dirigentes israelíes y sus plataformas mediáticas, es imposible justificar la muerte de niños, ancianos, enfermos, mujeres embarazadas y hombres desarmados en Gaza, y olvidar que la mayoría de los muertos palestinos no eran militantes o simpatizantes de Hamás. ¿Qué tienen que ver los 50.000 palestinos desplazados de sus hogares por la operación del Ejército israelí con el terrorismo de Hamás? ¿Quién ayudará a los gazatíes a reconstruir sus casas y sus vidas? ¿Cómo superarán sus traumas los niños palestinos que todavía sobreviven en un clima de extrema violencia pero han visto morir a sus hermanos, padres o vecinos? ¿Son acaso niños de ocho o nueve años potenciales terroristas a los que hay que asesinar antes de que sean adultos? Los defensores a ultranza de Israel, que niegan la existencia de un pueblo palestino, dirán que estas preguntas son demagógicas y manipuladoras. La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos no lo piensa, y por eso dejó muy claro que así no pueden seguir las cosas. “Es probable que esta condena de la ONU sea una más y que no sirva para nada, pero si a los dirigentes de Israel les queda un poco de sentido común y de humanidad, no pueden hacer oídos sordos”, dijo a Atalayar el analista libanés Mohamed Hadad.

Leer más

La muerte y la desolación avanzan sin parar en Gaza

La muerte y la desolación se han apoderado de la Franja de Gaza desde que Israel decidió atacar este territorio palestino para responder a los lanzamientos de cohetes contra territorio israelí por parte de las milicias armadas de Hamás. Nadie, ni la ONU, ni Estados Unidos, ni la Unión Europea (UE), ni los países árabes que dicen ser solidarios con el pueblo palestino, es capaz de detener la barbarie. Los dirigentes israelíes aseguran que han invadido Gaza para acabar con la infraestructura y el terrorismo de Hamás y porque defienden la seguridad de su población civil. Los islamistas radicales, que cuentan con apoyos en algunos países árabes y en Occidente, afirman que actúan contra Israel porque es un Estado colonial y agresor que quiere exterminar a los palestinos. El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas, que ejerce su autoridad en Cisjordania, hace lo que buenamente puede, que es protestar y poco más. El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, anunció en Egipto una ayuda de 47 millones de dólares, y una cámara le grabó diciendo que la operación militar israelí contra Gaza es “un infierno”. Un infierno que sufren los más débiles: niños, ancianos, enfermos y mujeres embarazadas. Los matones de Hamás y de otros grupos extremistas palestinos, que ejercen un régimen dictatorial sobre la población gazatí, también mueren y matan y no piensan retroceder ni un milímetro en su loca carrera hacia la nada. La extrema derecha israelí, que tiene algunos ministros en el Gobierno de Benjamin Netanyahu, azuza los ánimos antiárabes de un sector de la población. La intransigencia de unos y de otros, los intereses geoestratégicos y económicos de las grandes potencias y, en general, la cobardía e ineptitud de la comunidad internacional hacen, hoy por hoy, prácticamente imposible una solución racional y dialogada al conflicto palestino-israelí. La solidaridad sectaria a favor de israelíes o palestinos que se expresa en las calles de algunas ciudades árabes y europeas tampoco ayuda demasiado. El conflicto entre israelíes y palestinos y árabes que se inició a finales de los años 40 del siglo XX se encuentra en un callejón de difícil salida. “Y sólo se resolverá si hay verdadera voluntad política por las dos partes, quedan aislados los extremistas musulmanes y judíos, y la comunidad internacional presiona para que se logre un acuerdo político sólido”, apunta a Atalayar un observador político árabe.

Leer más

Muerte y destrucción en Gaza

Por desgracia, la muerte y destrucción que están sufriendo los palestinos en Gaza y los soldados de Israel, en esta ofensiva militar son episodios trágicos que han ocurrido en demasiadas ocasiones a lo largo de los últimos años. Como siempre, las muertes, la destrucción y el sufrimiento de miles de seres humanos, palestinos e israelíes, no tiene justificación. Niños machacados por los escombros y la metralla de los proyectiles, mujeres y ancianos aterrorizados por los bombardeos continuos y el grave riesgo de una escalada aún mayor de la violencia son argumentos más que suficientes para poner fin a lo que está ocurriendo en la franja de Gaza y al lanzamiento de cohetes por parte de las milicias palestinas de Hamas. Sabemos por experiencia que Israel no es sensible al horror e indignación provocados por sus bombas, ni a las condenas internacionales, porque considera que cualquier signo de debilidad ante los árabes puede significar su final. En este momento, se están utilizando modernos sistemas de armas para destruir al enemigo, principalmente por parte del Ejército israelí aunque los palestinos disponen de cohetes con un alcance mayor y una mejor precisión. Solo el sistema antimisiles de Israel ha evitado víctimas civiles en la parte israelí; algo que no ocurre en la zona palestina.

Leer más

La ONU y Estados Unidos maniobran para lograr un alto el fuego entre palestinos e israelíes

La última ofensiva de Israel sobre la Franja de Gaza fue especialmente sangrienta este domingo. Al menos 150 palestinos y 18 soldados israelíes murieron en las últimas 24 horas. A media que pasan las horas la violencia aumenta entre las dos partes enfrentadas, y los civiles palestinos desarmados son los más vulnerables en esta tragedia. La ONU y Estados Unidos, que apoya sin fisuras al Estado de Israel, intensificaron sus movimientos políticos para lograr un alto el fuego entre palestinos e israelíes. Si no se consigue este objetivo a lo largo de las próximas horas, la esclada militar israelí podría desembocar en una matanza pura y dura de civiles gazatíes. Tanto la Autoridad Nacional Palestina (ANP) como Hamás y otros movimientos islamistas radicales sostienen que Israel está llevando a cabo una “verdadera masacre contra civiles”, un “genocidio” contra los palestinos, y comparan la situación que vive la población de la Franja de Gaza con el Holocausto que cometieron los nazis contra los judíos durante la Segunda Guerra Mundial. En Estados Unidos, Francia y otros países colectivos judíos contrarios al sionismo condenaron con dureza la intervención israelí en Gaza y algunos salieron a la calle para expresar su descontento. El pasado fin de semana también se celebraron manifestaciones de condena a Israel en capitales de países árabes y europeos.

Leer más

Debate: ¿Se justifican los ataques en Gaza?

Quince segundos es el tiempo que tiene un israelí para salvar su vida. Quince segundos para no morir por un cohete lanzado por terroristas desde la Franja de Gaza. No importa si está en un café, en casa o en la escuela. Esa es la realidad que vive el 70% de los israelíes en las últimas semanas, como consecuencia de los ataques terroristas de Hamas. La democracia israelí, ejerciendo su derecho a la autodefensa, lucha incansablemente contra el flagelo del terrorismo haciendo denodados esfuerzos para proteger la vida de sus ciudadanos y para restaurar la calma en la zona. Se trata de una democracia defendiendo a sus ciudadanos contra una organización terrorista que se rige por un ideario cargado de odio y violencia, utilizando a la población palestina como escudos humanos. Mientras Israel escoge con precisión quirúrgica su objetivo militar, en un intento de no dañar a la población civil, enviándoles incluso notas de aviso y mensajes telefónicos para evacuar la zona de ataque, Hamas lanza indiscriminadamente cada vez más proyectiles para asesinar a la mayor cantidad de civiles israelíes posible.

Leer más

La incursión terrestre israelí en Gaza causa numerosos muertos, heridos y destrucción

La incursión terrestre del Ejército israelí en Gaza ya ha causado muchos muertos, heridos y destrucción. Según fuentes de ambos bandos, han muerto al menos 18 palestinos y un soldado israelí en las primeras horas de este ofensiva militar. Los heridos se cuentan por decenas. Los gazatíes, que han tenido que soportar durante varios días los ataques de la Fuerza Aérea israelí, tendrán que hacer frente a la invasión terrestre. ¿Cuántos muertos y heridos y cuánta destrucción Israel y las milicias armadas de Hamás necesitan para fijar un alto el fuego definitivo que al menos permita a los civiles desarmados respirar un poco? Nadie en Israel y en Hamás es capaz de responder a este pregunta. Y es una pregunta que se hacen muchos gazatíes, pero también algunos israelíes que entienden que un conflicto tan largo, complejo y doloroso no se soluciona con ataques aéreos, intervenciones militares terrestres, lanzamiento de cohetes y atentados terroristas. La fuerza bruta no es la solución ni para Israel ni para Palestina. El Estado de Israel empezó con mal pie y se enfrentó a los palestinos y a los árabes. Han sido muchas las injusticias cometidas contra los palestinos durante casi 70 años, y los israelíes también han tenido que soportar un conflicto que envenena la mente de la gente. Unos y otros cuentan sus muertos y sus desgracias. Todos tienen su parte de razón y nadie está en posesión de la verdad absoluta. Los gobiernos árabes han mostrado una incapacidad crónica por contribuir a la resolución del conflicto y una gran dosis de oportunismo. El conflicto palestino-israelí ha sido y sigue siendo la válvula de escape que utilizan los poderes árabes despóticos y corruptos para desviar la atención de sus pueblos. La arrogancia imperial de Israel, que viola las convenciones internacionales y no le pasa nada porque tiene el apoyo de Estados Unidos, añade más leña al fuego. El papel cobarde de las grandes potencias, que sólo miran sus intereses geoestratégicos, avergüenza a muchas personas de buena voluntad. Los palestinos no tienen suerte, porque sus representantes son islamistas fanáticos y sectarios que no respetan la vida humana y políticos más o menos laicos que se preocupan más por su cuenta corriente que por el sufrimiento de su pueblo. Hay honrosas excepciones, pero ésta es la dinámica general.

Leer más

Mall of the World, zocos, medinas y bazares

Dubái comenzará a construir una ciudad de ocio y compras que incluirá el mayor centro comercial del mundo bajo una cúpula de cristal gigante. El proyecto forma parte de una estrategia para impulsar el floreciente turismo, proporcionando más opciones para los visitantes en medio de abrasadoras temperaturas en verano. Los planes incluyen la construcción de un centro comercial de 743.000 metros cuadrados conectado con un parque temático, auditorios, instalaciones médicas. También se construirán 100 hoteles, edificios de apartamentos con 20.000 habitaciones y siete kilómetros de paseos comerciales. Un distrito inspirado en las Ramblas de Barcelona y en Oxford Street de Londres. El complejo tendrá capacidad para albergar a 180 millones de visitantes al año. Las instalaciones permanecerán al aire libre en invierno, pero se cubrirán y se aclimatarán con aire acondicionado en el cálido verano. Sería el parque temático cubierto más grande del mundo. La intención es transformar Dubái en un centro cultural, turístico y económico para los dos mil millones de personas que viven en la región que le rodea. Con 4,5 millones de metros cuadrados, el mercado líder de ‘retail’ más avanzado de la región, ya es un destino minorista mundial, con millones de personas que visitan sus centros comerciales cada año. Otros mercados de la región también están tratando de ampliar su oferta de venta al por menor.

Leer más

Hamás rompe la tregua y dispara contra Israel, y los palestinos lloran a sus niños muertos

El movimiento islamista radical Hamás rompió este jueves la tregua sanitaria de cinco horas que había sido aceptada previamente por Israel, y lanzó al menos tres proyectiles contra territorio israelí. Poco duró el alto el fuego pedido por la ONU en la Franja de Gaza. La organización palestina islámica había anunciado en un comunicado que aceptaba la “tregua humanitaria” de cinco horas en Gaza con la que poder abastecer a la población gazatí , pero no cumplió con su palabra. Durante ese alto el fuego, pactado entre las 10.00 y las 15.00 horas locales, el Ejército anunció que cesaría “todas sus operaciones en la Franja de Gaza y no disparará” contra objetivos militares de Hamás. Por su parte, el portavoz islamista, Sami Abu Zukhri, manifestó: “Las facciones de la resistencia han acordado aceptar la oferta de la ONU de una tregua de cinco horas por razones humanitarias”. Sin embargo, el jueves por la mañana, un dirigente de Hamas, Musa Abu Marzuk, negó que se hubiera alcanzado un acuerdo. Israel, que no se anda con tonterías en cuanto cree que su seguridad está amenazada, dejó claro que “si Hamás o cualquier otra organización terrorista aprovechan esta ventana humanitaria para lanzar ataques contra civiles israelíes o blancos militares, el Ejército responderá con firmeza y de forma contundente”. La tregua, que fue solicitada por el enviado especial de la ONU para Oriente Medio, Robert Serry, se pidió después de la muerte el miércoles de esta semana en una playa de Gaza de cuatro niños palestinos en un bombardeo israelí. Un oficial del Ejército israelí aseguró que hay un nuevo alto el fuego humanitario para este viernes, pero por parte de Hamás nadie confirmó o desmintió esta posibilidad. Tras 10 días de violenta escalada militar, las espadas siguen en alto. El Ejército israelí y el brazo armado de Hamás y otras facciones islamistas radicales siguen empeñados en hacerse la guerra, aunque en ese conflicto, en la parte palestina, mueran muchos más civiles que uniformados. En Israel, ha habido un muerto en la población civil. Los ataques militares israelíes por mar y aire y los cohetes de Hamás hacen sufrir a los pueblos de Israel y de Palestina, pero los que peor lo están pasando son los palestinos, sobre todo los niños que no saben dónde ir ni cómo protegerse de la barbarie y la sinrazón. Según la Yihad Islámica, “Netanyahu intenta engañar a la comunidad internacional para enseñar que Israel es humanitaria”. Por su parte, Israel anunció que en la madrugada del jueves abortó “un atentado muy importante al detectar a tiempo la infiltración de 13 terroristas que a través de un túnel de la Franja pretendían atacar el kibutz Sufa”. Según fuentes militares, el Ejército israelí abatió a varios miembros del brazo armado de Hamás.

Leer más

Páginas