Opinión

¿El peligro yihadista emigra ilegalmente? La realidad sobre la procedencia del yihadismo en España

Detención de yihadista en España

Una vez más el yihadismo es utilizado en beneficio propio para sostener ideas xenófobas y racistas, en esta ocasión, contra los flujos de migración procedentes de África y países árabes. Sin embargo, en contra de lo que determinados partidos políticos y conversaciones en “barras de bar” argumentan, la realidad resulta ser otra.

En base a un estudio realizado por el Real Instituto Elcano en 2019, dirigido por Fernando Reinares, Carola García-Calvo y Álvaro Vicente1,  se han podido analizar las diversas características de los yihadistas condenados o muertos en España desde el 11-M hasta el año 2018. Tomando los datos aportados como fuente, se pueden comprobar las diferentes bolsas de radicalización yihadista en suelo español, apreciando un cambio de tendencia desde el año 2011, coincidiendo con el surgimiento de Daesh y el posterior establecimiento del Califato.

En relación con la nacionalidad, hasta 2011 el porcentaje de yihadistas extranjeros (condenados o muertos en España) era del 79,9% frente al 20,3% de origen español; cambiando la tendencia a partir de 2012, con un 55,1% frente al 44,9%, respectivamente. Se puede comprobar que mientras que en los “inicios” del fenómeno, el peligro residía en individuos procedentes de zonas ajenas al territorio nacional, desde el establecimiento del Califato los individuos que se unen a la yihad armada son, cada vez más, de origen español (65% origen extranjero – 35% origen nacional).  Destacando que sólo un 8,1% de los extranjeros se encontraban en situación de irregularidad, frente al 56,6% que contaba con papeles y situación de regularidad de residencia2.

La amenaza del terrorismo se multiplica cuando se unen lazos con el crimen organizado. Además de encontrar en este tipo de actividades una forma de financiación, también proporciona el acceso a documentación falsificada  que posibilita el acceso a nuestro país por vías legales, siendo la principal vía de acceso los aeropuertos4,  sin levantar sospechas y de forma más segura.  Este nexo de cooperación asegura la continuidad de esta “superalianza”5.  

Entre las nacionalidades predominantes destacan, a partir de 2012, en primer lugar marroquíes (46,2%), españoles (41,5%) y argelinos (1,5%). Siendo necesario mencionar en este punto la trascendencia de los jóvenes de segunda generación, foco señalado de radicalización. Individuos nacidos en suelo español pero criados entre dos culturas, con frecuentes crisis de identidad al no considerarse integrados en su totalidad en ninguna, sintiéndose marginados y desplazados, conformando el 43,5% del total6.  

No obstante, a pesar de los datos que revela el estudio de Elcano, no se puede apartar la mirada de los flujos migratorios, siendo vía potencial de entrada del yihadismo. Como bien se pudo comprobar en el último atentado cometido en Niza el pasado año, el yihadista tunecino utilizó la vía migratoria de Lampedusa para llegar hasta el país galo7.  De igual manera sucedía en los atentados de París en 2015, donde muchos de los yihadistas implicados consiguieron infiltrarse a través de la inmigración y documentación falsa proporcionada por organizaciones criminales8.  

Miembros de los Mossos d'Esquadra hacen guardia durante una operación antiterrorista en Barcelona, España
AFP/PAU BARRENA - Miembros de los Mossos d'Esquadra hacen guardia durante una operación antiterrorista en Barcelona, España

En suelo español, durante el último año, la Policía ha detenido a varios individuos que llegaban a suelo nacional infiltrados en pateras. Uno de ellos, es el caso del egipcio Abdel-Majed Abdel Bary, detenido a su llegada a España en patera desde Argelia. Terrorista retornado, de los más buscados en Europa, que viajaba junto con otros dos individuos que conformaban su célula. En el mes de octubre, otro presunto yihadista era detenido en suelo español, llegado en patera en 2018 a Canarias proseguía en situación irregular; formaba parte de una red internacional encargada de la captación de mujeres con fines terroristas a favor de Daesh, además de relaciones con organizaciones criminales9

Sin ir más lejos, la Policía detenía el pasado 11 de enero de este año 2021 a varios yihadistas con intenciones de atentar, asentados en Barcelona cooperantes con Daesh que habían llegado a las costas almerienses en patera10

Es relevante mencionar también aquellos conversos al islam, siendo el 90,2% de procedencia musulmana, con un conocimiento limitado del Corán y la Sharía en su mayoría. Del total de individuos implicados en el estudio11,  únicamente el 21,6% poseía conocimientos relevantes. Este dato demuestra el desconocimiento religioso por parte de aquellos que se adentran en la yihad armada y se unen a organizaciones terroristas que dicen defender la religión.

Sin embargo, como bien ha quedado demostrado con los datos aportados, a pesar de que sólo un 8,1% se trataba de inmigrantes ilegales, es imprescindible destacar el problema con los MENAS y, sobre todo, la carencia por parte de las administraciones y centros para su reinserción social. 

Encabezando la lista se encuentra Cataluña donde se albergan más de 4.200, seguido de Andalucía. El problema de estos niños y adolescentes reside en las precarias medidas adoptadas por las Administraciones, quienes optan por meros parches que no solucionan el problema12  y que mucho menos resultan medidas prospectivas de cara a la peligrosidad futura de estos jóvenes. La creación de centros de menores sin la aplicación de medidas educativas y de reinserción únicamente convierten estos centros en caldos de cultivo propicios para la gestación  criminal y yihadista. De hecho el 18%13 de los llegados entre 2016 y 2018 han sido detenidos o investigados al menos una vez, dato para nada sorprendente teniendo en cuenta que para que puedan acceder al mundo laboral, una vez cumplida la mayoría de edad y abandonando la tutela de la Administración, es necesaria la obtención de un empleo de 40 horas, algo que ya de por si resulta difícil hasta para personas con altos niveles educativos14.  

Todos estos factores constituyen un caldo de cultivo más que adecuado para que estas personas, con constantes crisis de identidad, entre otras, recurran al yihadismo como vía para encontrar sentido a su vida, algo que queda en manos de las medidas que los Gobiernos planteen para prevenirlo.

Amanda Pérez Gómez, criminóloga especializada en análisis y prevención del terrorismo

Referencias:

1 Reinares, F., Vicente, Á., & García-Calvo, C. (2019). Yihadismo y yihadistas en España. Once años después del 11-M. Madrid: Real Instituto Elcano.

2 Zuloaga, J. (24 de Noviembre de 2020). El peligro real para España de los yihadistas infiltrados entre inmigrantes. La Razón.

3 Rocha, I. M. (2017). Nuevas dinámicas en las relaciones entre crimen organizado y grupos terroristas. Revista Española de Derecho Internacional, 25. PÁG. 152

4 Pastor, A. (2019). Datos frente a las mentiras. En C. d. Comité Especializado de Inmigración, El fenómeno migratorio en España. Reflexiones desde el ámbito de Seguridad Nacional. (págs. 49-52). Pág. 50

5 Ministerio de Defensa. (2006). El control de los flujos migratorios hacia España: Situación actual y propuestas de actuación. Madrid: Ministerio de Defensa.

6 EFE. (6 de Marzo de 2019). 60 % de yihadistas detenidos en España son segunda generación de inmigrantes. La Vanguardia.

7 Gómez, A. P. (2020). Túnez, la lacra del terrorismo. Atalayar

8 Zuloaga, J. (24 de Noviembre de 2020). El peligro real para España de los yihadistas infiltrados entre inmigrantes. La Razón.

9 Zuloaga, J. (9 de Diciembre de 2020). Alertan de la posible presencia de yihadistas entre los inmigrantes que llegan a Canarias. La Razón.

10 Martialay, Á. (11 de Enero de 2021). Los yihadistas detenidos en Barcelona llegaron a España en patera por Almería. El Mundo.

11 Reinares, F., Vicente, Á., & García-Calvo, C. (2019). Yihadismo y yihadistas en España. Once años después del 11-M. Madrid: Real Instituto Elcano.

12 La Vanguardia. (5 de Julio de 2019). ¿Qué pasa con los ‘menas’? La Vanguardia.

13 Armora, E. (14 de Julio de 2019). «Los menas son la punta del iceberg de una catástrofe humanitaria». ABC.

14 EFE. (6 de Agosto de 2019). ¿Cuántos menas hay en España? El Confidencial.