Opinión

¿Qué hemos aprendido en el último siglo?

biden-xi-jinping-usa-china

Han pasado 100 años desde que supuestamente superamos la guerra que puso fin a todas las guerras, la Primera Guerra Mundial, formando la Sociedad de Naciones con el propósito de evitar que se repitiera un conflicto y una masacre semejante. Lamentablemente, lo único bueno que salió de ella fue la propuesta de formar la Sociedad de Naciones; no fue mucho más que una idea, aunque por lo demás nació muerta, y necesitamos otra Guerra Mundial para que surgiera algo consistente, las Naciones Unidas con algún diente, aunque hay que afilarlo. Fue la época en que se formó el Partido Comunista chino, que acaba de celebrar su centenario. Qué hemos hecho en ese tiempo, aparte de multiplicarnos por tres, y quizás trastornar el planeta por el camino. Hay avances científicos apasionantes, por supuesto, algunos de los cuales debemos aprovechar para hacer frente al despilfarro en el que vivimos.

Las décadas de 1920 y 1930 fueron tiempos de agitación, de nuevas ideas. El socialismo en las formas de nacionalismo y comunismo, cada uno con el resultado final de formar una élite gobernante, que soportaría poca o ninguna interferencia de su misión percibida. Los daños de la Primera Guerra Mundial causaron una depresión en el mundo desarrollado, muchos de ellos de forma democrática, y esto significó que no prestaron o no pudieron prestar suficiente atención al inminente poder nazi que crecía en Alemania. En China, el movimiento comunista echaba raíces, se establecía y, en el Lejano Oriente, las colonias de la India británica y las Indias Orientales holandesas, la élite de esas naciones escuchaba con simpatía el socialismo que se predicaba en Europa.

repaso-historia-ultimo siglo

Al final de la Segunda Guerra Mundial, los defensores de cada doctrina, el socialismo/comunismo y el capitalismo/democracia de libre mercado, agudizaron sus líneas divisorias, lo que condujo a la Guerra Fría entre el Este y el Oeste. Sin embargo, esto es demasiado simplista; Gran Bretaña, por ejemplo, después de la Segunda Guerra Mundial votó a un Gobierno laborista socialista, que rápidamente se puso a nacionalizar industrias clave y creó el Servicio Nacional de Salud, todo lo básico del socialismo, el control del Gobierno central. Las industrias clave no prosperaron, ya que carecían de responsabilidad y de la posible ligereza del libre mercado, y con el tiempo, después de Thatcher, se devolvieron al sector privado. Esto no fue del todo exitoso, ya que los tiempos cambiaron, pero el Servicio Nacional de Salud ha sido considerado un éxito en el esquema general de las cosas, cuidando la salud de la nación. Quizás fue diferente porque sólo requería una responsabilidad social.

Volviendo a la división de la doctrina, surgida de la Segunda Guerra Mundial, esta vio la aguda división de Europa entre, por un lado, los regímenes comunistas de Lenin/Stalin, controlados centralmente por la URSS, que habían reunido en su ámbito, lo quisieran o no, a muchos de los países de Europa del Este. Por otro lado, estaban las democracias de Europa Occidental, reforzadas por los Estados Unidos. Alemania estaba dividida en dos partes, pero Berlín, la capital, que estaba en la jurisdicción soviética, era una entidad separada gestionada por los cuatro aliados que se habían opuesto juntos a los nazis, a saber, los Estados Unidos, la URSS, Gran Bretaña y Francia. Este acuerdo continuó, no sin problemas, hasta que el nuevo presidente, Kennedy, hizo en 1961 una declaración contra el comunismo que alarmó a Kruschev, el líder soviético en ese momento, ya que Stalin había muerto. En 1961, Alemania Oriental y la URSS levantaron un muro en Berlín, que se convirtió en un símbolo de la libertad de Occidente frente a las restricciones que imponía la Unión Soviética. El Gobierno comunista de Alemania Oriental estaba alarmado por el gran número de sus ciudadanos cualificados que desertaban a Occidente; el Muro redujo el número a un goteo, que duró hasta 1989, cuando los tiempos habían cambiado.

repaso-historia-ultimo siglo

En el Este, China, al final de la guerra, estaba en manos de un movimiento comunista que luchaba por vencer a las fuerzas nacionalistas de Chiang Kai Chek. Los comunistas se impusieron y los nacionalistas partieron hacia la isla de Formosa, hoy Taiwán, llevándose consigo las antiguas y valiosas firmas del Emperador, una manzana de la discordia. Mientras tanto, Japón se recuperaba de la amarga derrota que le infligió la Segunda Guerra Mundial con la ayuda de Estados Unidos y mostraba su capacidad de recuperación para convertirse en una de las economías de más rápido crecimiento.

La primera prueba de la nueva China comunista se produjo a principios de la década de 1950 en la península de Corea, donde apoyaron incondicionalmente a las fuerzas de Corea del Norte en su lucha contra los Ejércitos del Sur, respaldados por Estados Unidos y sus aliados de las democracias occidentales, incluida Australia. Tras unos años de duros combates, en los que obviamente no prevaleció ningún bando, se firmó una tregua y Corea quedó dividida entre el Norte y el Sur. El norte, comunista, depende de China y su población languidece en la pobreza, mientras que la élite gobernante goza de una buena posición económica, mientras que el sur es uno de los "tigres" asiáticos y una de las economías democráticas más prósperas. La diferencia es evidente.

repaso-historia-ultimo siglo

El siguiente conflicto entre el comunismo y una forma de gobierno semidemocrática, la guerra de Vietnam en la década de 1960 tuvo un origen diferente. Originalmente formaba parte de una lucha anticolonial para deponer a los franceses de su posesión de Indochina, que también incluía a Laos y Camboya. El momento decisivo llegó cuando las fuerzas francesas fueron derrotadas por las norvietnamitas en Dien Bien Phu en 1954, lo que supuso una señal para que los franceses se retiraran. El Gobierno norvietnamita estaba dirigido por Ho Chi Minh, que también había estudiado el comunismo en Europa y se había dejado convencer por sus ideas.

El Gobierno estadounidense había estado observando de cerca y estaba muy preocupado porque si todo Vietnam caía en manos del comunismo, con el tiempo el resto del sudeste asiático también sucumbiría. Como líder del mundo "libre", los Estados Unidos intervinieron y aumentaron gradualmente su presencia hasta que se percibió como una guerra a gran escala. Los norvietnamitas idearon una forma de frustrar a las tropas estadounidenses construyendo una red de túneles subterráneos desde los que podían aparecer inesperadamente y evitar la confrontación directa con las tropas estadounidenses mejor armadas. La guerra no parecía tener fin, y o bien había que intensificarla o retirar las tropas. La primera vía requeriría acudir al Congreso en Washington y, dado que la guerra era cada vez más impopular entre la opinión pública, esto no era algo que el Gobierno estadounidense quisiera hacer. El Gobierno de Nixon de principios de los años setenta se decidió por una retirada estratégica y así todo Vietnam fue tomado por el Gobierno comunista del norte, la condición que Estados Unidos había temido. Pero los tiempos habían cambiado. El mundo estaba cambiando. Algunos países prosperaban y comerciaban. La vieja guardia comunista envejecía, algunos morían.

repaso-historia-ultimo siglo

Mientras tanto, India e Indonesia, cada una con grandes poblaciones actuales e importantes historias coloniales, tenían líderes que habían aprendido en Europa sobre el socialismo/comunismo. Sin embargo, los países a los que iban a servir tenían otros grandes y complejos problemas que resolver. En el caso de la India, tenían que lidiar con su partición con un país principalmente islámico, Pakistán, en cada flanco. La facción liderada por Nehru, mayoritariamente hindú, simpatizaba mucho con el socialismo y desconfiaba de Occidente y de las agencias de ayuda occidentales, como el Banco Mundial, a las que no se permitía entrar para ayudar al desarrollo del país. Durante el resto del siglo, India avanzó lentamente, pero no se acercó ni al comunismo ni a las democracias occidentales, quizá porque heredó un sistema en el que gran parte del poder recaía en los gobiernos estatales. El Gobierno nacional o federal funcionaba desde Delhi en la forma que dejaron los británicos.

Indonesia pasó los primeros años desde su independencia, en 1947, estableciéndose como un todo. Sukarno, el primer presidente, era un orador dotado, y creía firmemente en el socialismo/comunismo, pero era un mal administrador. El país tuvo que defenderse de dos acciones de ruptura en la década de 1950 en las provincias de Sulawesi del Norte y Sumatra Occidental, que fueron reprimidas con cierta ferocidad. Un hecho interesante fue el liderazgo de Sukarno en el Movimiento No Alineado de 1955, celebrado en Bandung. Esto le situó firmemente en el campo neutral, aunque su estancia en Europa le había imbuido de inclinaciones izquierdistas. Su incapacidad para sacar al país de la pobreza frustraba enormemente a la élite política de Yakarta y, cuando se consideró que mostraba sus inclinaciones hacia el comunismo, el Ejército con la élite se hartó. Tuvo que marcharse y dimitir por la fuerza, llevando a Suharto al poder. Los Estados Unidos, que habían observado los movimientos con atención mientras, al mismo tiempo, estaban involucrados en Vietnam, se sintieron muy aliviados.

repaso-historia-ultimo siglo (

Suharto dejó claro que no le gustaba una forma de Gobierno comunista. También se dio cuenta rápidamente de que necesitaba los cerebros del sector privado para manejar la economía. Nombró a la "mafia" de Berkeley, economistas formados en la Universidad de California, para que se ocuparan de los grandes problemas de la alimentación, el agua y la educación y sacaran al país de la pobreza, lo que hicieron con mucho éxito durante treinta años. El país fue dirigido como una autocracia benigna con un Parlamento guiado que reelegía a Suharto cada cuatro años, hasta que la crisis financiera asiática le hizo dimitir. Sin embargo, para entonces ya estaba alineado con las potencias occidentales y fue invitado a formar parte del G-17, la organización de las economías más ricas del mundo.

Hay que añadir que la agrupación de naciones del sudeste asiático - región que mi colega prof. Anis H. Bajrektarevic llama "la porción más multilateralizada de Asia, la esperanza de Asia", ya que en agosto de 1967 formó una alianza, la ASEAN, para establecerse como bloque independiente, con sede en Yakarta. En la actualidad, el bloque cuenta con 10 países, originalmente cinco, con formas de gobierno muy diferentes.

repaso-historia-ultimo siglo

A finales del siglo pasado, surgieron otras disputas, algunas centenarias, que causaron cierta alarma. No formaban parte, aparentemente, de la lucha principal entre las normas rígidas, los regímenes comunistas controlados centralmente y las economías occidentales de libre mercado, sino de la de Oriente Próximo, en la que participaban varios elementos diferentes, a primera vista basados en el judaísmo y sus tres ramas compensadas, el judaísmo, el cristianismo y el islam. En su ocasión, la lucha tenía algunas de sus raíces en la declaración Balfour de 1917, refrendada en 1926 en una conferencia de la Commonwealth, y la no aceptación contraria de Israel después de la Segunda Guerra Mundial, como patria para el pueblo judío, por parte de los palestinos. Se ha ampliado en la determinación de un grupo fundamentalista islámico de derechas de formar un país puramente islámico, un califato. Se alimentó de viejas rivalidades y puso en conflicto a distintas facciones. Hoy en día no está resuelto, y Siria, tierra de antiguas civilizaciones, se ha visto desgarrada con una crisis de refugiados que ha causado mucho malestar en Europa. La política de Oriente Medio es muy complicada, variaciones de rencillas con siglos de antigüedad y posiblemente irresolubles en este momento. Sin embargo, no parecen afectar directamente a la idea principal de los defensores de la división secular entre el enfoque democrático y el comunista del Gobierno. Aunque tanto EEUU como Rusia están implicados, no es su asunto más importante, aunque sí ocupa su tiempo.

Hay otras perturbaciones en África y América del Sur, pero no afectan mucho al resultado de la lucha principal entre la izquierda y la derecha. En gran parte de África, donde el poder colonial ha dominado durante muchos años y donde se ha enviado un gran número de esclavos a través del Atlántico para mantener las plantaciones americanas y caribeñas, se ha hecho poco para preparar a los pueblos indígenas para gobernarse a sí mismos. Las industrias extractivas que se pusieron en marcha para sacar los minerales necesarios en Europa tenían sistemas concebidos para enviar los minerales al país controlador. Apenas se intentó mejorar el país, en términos de educación, infraestructura y desarrollo de habilidades, donde se había realizado la extracción. El resultado fue que la élite del país, al obtener la independencia, siguió como antes y se enriqueció enormemente, mientras que los pobres se empobrecieron cada vez más. Una terrible herencia del colonialismo. Y algunos países del norte se han visto gravemente afectados en los últimos años por facciones islámicas fundamentales.

repaso-historia-ultimo siglo

En el caso de América del Sur (Latinoamérica), tenemos una mezcla de países y su forma de gobernar, significativamente influenciados por su legado español o portugués. El principal problema es el cultivo, la fabricación y la exportación de drogas y la emigración de personas a los Estados Unidos para salir de la pobreza. No hay ninguna guerra importante en curso, aunque ha habido intentos por parte de algunas facciones internas de apoderarse de un país concreto en beneficio propio, que se encuentran con la resistencia del pueblo.

Sin embargo, China es un gran país con un régimen comunista de control centralizado al mando. En los últimos 30-40 años, con el fallecimiento de Mao Tse Tung y la llegada de Deng se suavizó la estricta rigidez de las normas de gobierno y la economía comenzó a crecer. Como resultado, su economía ha crecido de forma constante, si no espectacular en ocasiones, aunque partiendo de una base comparativamente baja, y es ahora una de las mayores del mundo. No son reacios a tomar nuevas ideas de Occidente, a veces abiertamente, pero otras veces a hurtadillas, lo que preocupa mucho a Occidente, que ha establecido las normas, reglas y derechos de los negocios. En la década de 1980 había esperanzas de que estuvieran cambiando y acogiendo algunas libertades democráticas, pero esto se alteró en 1989 cuando una manifestación estudiantil fue brutalmente reprimida en la plaza de Tiananmén. Los dirigentes se habían asustado, las cosas se estaban descontrolando y había que recortar las libertades y volver a controlarlas. Esto fue también una advertencia para las democracias occidentales: sólo había una manera de hacer negocios en China y era la manera china.

repaso-historia-ultimo siglo

En 1997, el contrato de arrendamiento que el Gobierno del Reino Unido tenía sobre los territorios que abarcaban Hong Kong llegaba a su fin y los territorios debían ser devueltos. Se discutió la posibilidad de prorrogar el contrato de arrendamiento, pero en realidad no era posible. Uno de los términos que los británicos extrajeron en el acuerdo de salida fue que durante los primeros 50 años se respetarían las condiciones que se habían establecido para los ciudadanos de Hong Kong. China aceptó aprobar la idea de "un país y dos sistemas". Sin embargo, en los últimos tiempos, cuando el camarada Xi Jaoping siente que su poder y el del Gobierno chino va en aumento, podría ignorar el acuerdo. En Hong Kong se han producido manifestaciones muy multitudinarias a medida que Pekín da una vuelta de tuerca a las libertades democráticas, y Hong Kong se alinea con la política directa del gobierno central.

Además, el Gobierno está tratando de alinear al pueblo uigur, de fe islámica y que vive en Xinjiang, al oeste de China, la provincia más grande, mediante un lavado de cerebro. Los uigures han sido tratados como un genocidio, y también son utilizados, no mucho mejor que los esclavos, para recoger el algodón de Xinjiang, que es un producto importante y de alta calidad de esta región. Este es otro ejemplo preocupante de control comunista, como destacó George Orwell en su libro titulado 1984. La ONU y el gobierno estadounidense han planteado la cuestión con firmeza, pero se les ha dicho que es un asunto de terrorismo.

repaso-historia-ultimo siglo

En las dos últimas décadas, aproximadamente, los chinos han "fabricado" pequeñas islas en el mar de China Meridional ampliando sus aguas territoriales de forma ilegal. Los países de la ASEAN se han dado cuenta de ello y han mostrado signos de alarma, ya que China está utilizando estas islas como puestos militares. En resumen, están poniendo a prueba la reacción de los países orientales de la ASEAN, que en realidad no son lo suficientemente fuertes como para resistir.  Los Estados Unidos son conscientes de ello y observan con atención. El Gobierno de China sigue teniendo como objetivo que Taiwán quede bajo el control de Pekín.

El Gobierno chino parece tener una política para asegurar que el país tenga la capacidad de ampliar sus fronteras y, más allá, asegurar por los medios más adecuados los recursos que la madre patria necesita. Esto la colocaría en una posición muy fuerte entre todas las naciones y superaría la labor de las dinastías pasadas, justificando su control central. Un Imperio comunista.

El otro país principal que propugna el comunismo según el leninismo es, por supuesto, Rusia, que siempre ha rivalizado con las democracias de Occidente, a diferencia de China, que se quedó más bien sola, siendo la distancia un factor, hasta las últimas décadas. Después de Kruschev, en los años ochenta, hubo un tiempo de un mínimo de "honestidad" por parte del gobierno ruso. No podían seguir el ritmo de la economía de Estados Unidos, con la que intentaban competir.

biden-xi-jinping

Liberaron su control sobre varios países europeos, como Polonia, Checoslovaquia y Hungría, y retiraron su frontera a una línea norte-sur que bordeaba Bielorrusia y Ucrania, Estonia y Letonia y se adentraba en el mar Negro. Conservaron un pequeño trozo de territorio junto a Lituania que les da una mejor salida al mar Báltico y recientemente tomaron Crimea ilegalmente para asegurarse una posición en el mar Negro.

Algunos de los países "liberados" se han ajustado a sí mismos en los años siguientes, por ejemplo, los pueblos de Checoslovaquia decidieron dividirse siguiendo líneas nacionalistas en la República Checa y Eslovaquia. Hay que llamar la atención sobre la antigua Yugoslavia, formada como país de los eslavos del sur, que no formaba parte de la hegemonía soviética, que se separó de forma un tanto sangrienta en sus partes discretas, con la desaparición de Tito. Éste fue el hombre fuerte que salió de la Segunda Guerra Mundial y mantuvo unidas las partes dispares de Yugoslavia e impidió que los soviéticos la añadieran al total tomado. Los países que surgieron de Yugoslavia fueron Serbia, Croacia, Bosnia Herzegovina y Kosovo.

repaso-historia-ultimo siglo

La Unión Europea se ha ampliado mucho desde que estos países se independizaron, pudieron ejercer su libre albedrío y confirmaron su voluntad de unirse a la UE tras ser invitados. El bloque suma ahora 27 Estados miembros y el centro de gravedad, que estaba firmemente en el oeste, se ha desplazado significativamente hacia el este.
Rusia tiene que enfrentarse a una UE importante, aunque bastante difícil de manejar, así como a la poderosa alianza de la OTAN, la Organización del Tratado del Atlántico Norte, que se creó al final de la Segunda Guerra Mundial para proteger a las democracias occidentales, con la participación de Estados Unidos, de cualquier posible agresión de la URSS. Desde el acercamiento parcial de Rusia en su formato ajustado, en las últimas 3 décadas, hay mucha menos presión sobre la OTAN. Eso no impide que Rusia intente inmiscuirse en los antiguos países de la URSS en sus fronteras. Bielorrusia tiene un régimen cercano a los rusos, no necesariamente la voluntad del pueblo, y Ucrania, aunque mira al oeste hacia la UE, ha tenido que rechazar la agresión rusa en los últimos tiempos en los que perdieron Crimea. En la compleja situación de Oriente Medio, Rusia ofrece su apoyo a las partes que se oponen a las apoyadas por Occidente, por ejemplo, la Siria de Al-Asad. Pero, en general, la Rusia de Vladimir Putin no supone una amenaza a largo plazo como la que aparentemente ofrece China. Existe, por parte de la propia población, un deseo de abrir el país. Sin embargo, es de esperar que esto lleve algún tiempo; el cambio será lento.

repaso-historia-ultimo siglo

Volviendo al este, la ASEAN como bloque, modelado en parte por la UE, sigue tanteando el terreno. Recientemente, el golpe militar que se está produciendo en Myanmar ha cogido a la ASEAN por sorpresa. Su oferta de mediación ha sido firmemente rechazada en la reunión anual de la ASEAN. Era de esperar, ya que los militares han participado en acciones contra una parte del pueblo de Myanmar de forma casi continua desde la Independencia y, en los últimos años, los militares han ejercido el máximo salvajismo contra el pueblo rohingya. El país tiene un gran valor estratégico para China y, por tanto, los myanmarenses pueden contar con su apoyo. Su valor, aparte de los considerables recursos de Myanmar, por ejemplo, las minas de jade de la provincia de Kachin, una buena fuente de ingresos para la élite militar radica en el hecho de que Myanmar proporciona una puerta de entrada al Océano Índico y, por tanto, el acceso a los importantes recursos de China en África, donde se han ido atrincherando lentamente desde hace medio siglo.

Mirando al futuro

Tomando nota del reciente discurso optimista del presidente Xi Jinping en el centenario del Partido Comunista Chino, está claro que el Gobierno de China se siente seguro de que ahora está en una posición fuerte para seguir ampliando sus objetivos estratégicos. Estos objetivos se impulsarán por medios justos o sucios, honestamente o no, con sigilo si es necesario. Si alguien se atreve a oponerse a ellos, recibirá un "golpe" en la cabeza. Es una advertencia para los aliados occidentales. La ASEAN debería preocuparse por el Mar de China Meridional.

Rusia, en la siguiente fase, querrá no alterar demasiado las cosas y contentarse razonablemente con que las cosas sigan como están. Un ingreso importante para ellos es el suministro de petróleo a la UE. Su población está cada vez más dispuesta a tener más libertad. Esto será difícil de resistir.

repaso-historia-ultimo siglo

Oriente Próximo lleva siglos de lucha. No parece que vaya a haber una solución a corto plazo, aunque la mayoría de la población sólo desea la paz para poder vivir con una sensación de seguridad. No pueden llegar a esta posición porque los líderes sienten que tienen alguna misión divina que cumplir primero. Hay focos relativamente pacíficos, por ejemplo, los Emiratos.

Las democracias liberales de Occidente tienen algunas voces internas de disidencia, pero en este momento su mayor problema es lidiar con una crisis de refugiados causada por el lío sirio, y los pueblos que vienen de África huyendo de la pobreza. Todos ellos se dirigen a Europa. La otra zona en la que hay un problema importante es el sur de Estados Unidos, donde hay un movimiento incesante de personas que vienen de América Central y del Sur, tratando de escapar de la pobreza y/o del mal gobierno.

repaso-historia-ultimo siglo

El problema se ha agravado en el último medio siglo; la población se ha triplicado sin que nos diéramos cuenta. El CO2, como es lógico, también ha aumentado, lo que ha alarmado a algunos científicos, y los dos problemas pueden estar relacionados, porque exhalamos CO2, además de consumir significativamente más recursos, algunos de los cuales, a su vez, generan CO2. Sin embargo, debemos recordar que el dióxido de carbono es un elemento constitutivo de la vida; por debajo de 150 ppm el mundo empieza a morir, tanto la flora como la fauna. El mundo, sea cual sea su tendencia política, comunista o democrática, tiene que tomar nota de la cuestión del clima, que se pondrá de relieve en la conferencia COP26 de noviembre de este año. Es interesante que los principales países que propugnan estas formas opuestas de gobierno, China y EEUU, son responsables del 36% de la producción de CO2 del mundo, cada uno de ellos, hasta ahora, tímido de tomar un papel de liderazgo ¿Veremos muchos avances en este tema si no asumen un papel de liderazgo?

El futuro

La ciencia, basándose en lo anterior, ha logrado avances casi increíbles en menos de un siglo. Uno de los más importantes fue el descubrimiento de las propiedades del chip de silicio, que dio lugar al ordenador, que se comercializó a partir de la década de 1960 y que, a partir de entonces, ayudó a todos los aspectos del quehacer científico. Ahora nos encontramos en la era digital, y en la mecánica cuántica y la inteligencia artificial. Hemos roto las barreras del espacio y hay una verdadera oportunidad ilimitada por explorar.

repaso-historia-ultimo siglo

Por otro lado, somos muchos más, más de 8.000 millones frente a los 3.000 millones de los años 60, y aún no hemos resuelto los problemas de la pobreza, la contaminación y la escasez de algunos de nuestros recursos clave, como el agua, o por qué tenemos una aparente crisis climática.  Los problemas no han hecho más que aumentar, lo que significa que las generaciones del milenio y las siguientes, que se educarán con las nuevas ciencias desde una edad temprana, tendrán mucho que hacer. ¿Qué tipo de gobierno se les dictará o resolverán un sistema mejor que abarque los puntos mejores de cada uno, siempre que haya una adecuada libertad de acción?

El mundo está cambiando; casi dos tercios de su población viven ya en Asia y hay un cambio en el equilibrio étnico. Las Naciones Unidas son más importantes que nunca; han defraudado al no implicarse de forma positiva y contundente en ciertos litigios en los que se ha producido una forma de genocidio, pero están limitadas por sus competencias. Tal vez requiera un cambio de ubicación desde Nueva York para reflejar la cambiante distribución de la población y un momento para revisar su razón de ser.

La nueva generación ha heredado una serie de problemas, pero, al mismo tiempo, dispone de los conocimientos y las herramientas necesarias para afrontarlos. Sólo cabe esperar que las utilicen y con sentido común.

Dr. J. Scott Younger, presidente comisario de Glendale Partners y miembro del Consejo Asesor de IFIMES.

Sobre el autor:

El Dr. J. Scott Younger, OBE, es ingeniero civil profesional; pasó 42 años en Extremo Oriente realizando misiones en 10 países para el BM, el BAD y el PNUD.  Ha publicado numerosos artículos y ha sido columnista de Forbes Indonesia y Globe Asia. Formó parte de los consejos de administración de las Cámaras Británica y Europea y fue vicepresidente de la Cámara Empresarial Internacional durante 17 años. Su especialidad son las infraestructuras y el desarrollo sostenible, y se interesa por los asuntos internacionales. Es rector internacional de la President University de Indonesia. Es miembro del Consejo Asesor de IFIMES. Vivió y trabajó en Birmania en la década de 1980.