Opinión

Algunos medios amenazan con desvelar información sobre el 11-M

11m-atocha-atentados-marruecos

Algunos artículos de prensa han utilizado durante la crisis entre España y Marruecos la antigua teoría de la conspiración sobre los atentados del 11-M en los trenes de Madrid. Nada más lejos de lo que se ha podido demostrar. En un comunicado del Ministerio de Exteriores marroquí se recuerda los principales resultados de la colaboración antiterrorista de Marruecos con España.

Mucho más allá de las enrevesadas teorías conspiranoicas que puedan relacionarse con los atentados, existe una realidad mucho más poderosa y verídica: la potente cooperación antiterrorista ente España y Marruecos. La reciprocidad entre ambas potencias ha permitido el bloqueo de 82 actos terroristas1 y la desarticulación de diversas células con ramificaciones entre ambos Estados.

11m marruecos

Los inicios de esta tan necesaria sinergia se remontan a los años ochenta del siglo pasado, más concretamente el 29 de septiembre de 1989, cuando se firma el Convenio de Cooperación Bilateral3, siendo sólo el inicio de un sinfín de actuaciones conjuntas, especialmente tras los atentados del 11-M.

A modo de ejemplo, comenzamos con la desarticulación el 22 de noviembre de 2004 de una célula islamista en varias localidades de Barcelona, compuesta por tres marroquíes con ánimos de apropiarse de material explosivo4. Año 2007, con Burgos como escenario principal, la Guardia Civil desarticula una célula terrorista que, entre otras actividades, recaudaba dinero para Bouchaib Maghder, condenado en Marruecos por los atentados en Casablanca, además de la detención del marroquí Wissan Lofti, por colaboración con organización terrorista5. Destacable la colaboración de los servicios marroquíes, daneses, suecos y estadounidenses.

Un año después, en abril de 2008 en Melilla, a solicitud de las fuerzas de seguridad marroquíes, se identificaban por la Guardia Civil a los miembros de la célula Belliraj, detenidos varios individuos relacionados con los atentados en Casablanca6. Año 2009, gracias a la colaboración bilateral se detenía en Andalucía a varios yihadistas marroquíes con ánimos de atentar en zonas turísticas de su país natal7. Al año siguiente, año 2010, fruto de la operación Espiral y gracias a la cooperación de Marruecos, se pudo identificar a Faiçal Errai, miembro de la organización internacional colaboradora con Al-Qaeda, Ansar Al-Mujadhideen8Fue condenado a seis años de prisión9.

No obstante, estas detenciones no se han dado únicamente en nuestro país, siendo innumerables las producidas en suelo marroquí, sin ir más lejos, la de Mohamed Belhadj, implicado en el 11-M.

Desde el año 2013, las operaciones de cooperación se intensificaron, destacando la Operación Cesto, la Operación Bastión, la Operación Jáver o la Operación Gala10. Esta última, desarrollada en 2014, coincidiendo con el establecimiento del “Califato” por Daesh, estuvo centrada en la denominada Brigada Al-Ándalus, conformada por un total de cinco marroquíes y dos nacionalizados españoles nacidos en Marruecos, quienes mantenían conexiones internacionales con núcleos radicales esparcidos por Europa (Francia, Bélgica), además de por Túnez, Egipto, Marruecos, Turquía y Siria. No se trata de una Operación de colaboración como tal, sin embargo, el papel marroquí fue esencial. La finalidad de esta célula se centraba en el envío de muyahidines a zonas de conflicto. Entre los yihadistas identificados se encontraba el hermano de Mohamed Afalah (uno de los huídos del 11-M), Ismail Afalah, quien se sospecha que escapó a Siria o Irak, uniéndose al Califato11.

En el año 2019, Grande Marlaska firmaba, junto con el ministro del Interior marroquí, Abdelouafi Laftit, el convenio de cooperación en la lucha conjunta contra el terrorismo, narcotráfico, trata de seres humanos y la inmigración ilegal; además de la mejora en la persecución de delitos por asesinato, secuestro, explotación sexual de menores, tráfico de armas, blanqueo y falsificaciones12. Todo ello gracias al intercambio de información y préstamo mutuo de ayuda entre fuerzas y cuerpos de seguridad, además de jornadas educativas de modernización en metodología y mejora sistemática.

Y no es de extrañar esta importante sinergia, teniendo en consideración que ambas potencias se encuentran en la frontera entre África y Europa, poseyendo España un papel primordial como puerta de entrada del yihadismo procedente de África y siendo Marruecos un elemento clave para la detección primaria entre los flujos migratorios además de la detección en suelo español de células yihadistas. 

Que algunos hayan amenazado con desvelar información relativa al 11-M, supuestamente hasta ahora desconocida, es únicamente una provocación que aviva una tensión diplomática que se encuentra en el clímax. A pesar de ello, siendo el terrorismo un enemigo común, en caso de ser conocedores de un peligro inminente o la mera sospecha de ello, los servicios marroquíes informarían de ello a los españoles, y viceversa, dejando de lado las diferentes confrontaciones diplomáticas entre las que se encuentran inmersas actualmente. O al menos eso se espera.

Queda evidenciado tras este breve análisis la importancia de la colaboración entre estas dos potencias, puerta hacia África y hacia Europa, nexos entre ambos continentes, distanciados por conflictos como el Islote Perejil o el conflicto con el Sáhara, pero unidos por un enemigo común: el yihadismo.

Referencias: 
  1. Zuloaga, J. (31 de Mayo de 2021). La cooperación antiterrorista de Marruecos con España se mantiene “en cualquier caso”. La Razón.
  2. Barrenechea, L. (2016). Mecanismos e iniciativas de cooperacion hispano-marroquí contra el terrorismo. REVISTA ELECTRÓNICA DE ESTUDIOS INTERNACIONALES , 11
  3. Barrenechea, L., & Alonso, R. (2015). La cooperación antiterrorista entre España y Marruecos: ¿un modelo para la estrategia contra el yihadismo? Cuadernos de Estrategia 173 La Internacional Yihadista. IEEE , 188.
  4. Ministerio del Interior (MIR). Nota de prensa. 22/12/2004.
  5. Sentencia Nº 21/2011. Juzgado de Instrucción Nº 2 de la Audiencia Nacional. Sala de lo Penal, sección 2ª. Sumario 73/2008. 09/06/2011. Ponente: magistrado Ángel Luis Hurtado Adrián. págs. 7-11.
  6. MIR (2008). Nota de prensa. 01/04/2008.
  7. Magharebia: «Morocco dismantles Salafia Jihadia cell», 01/07/2009.
  8. Dolores Delgado, fiscal coordinadora de terrorismo internacional en la Audiencia Nacional. Intervención en el I Foro Elcano de Terrorismo Global: Magreb y el Sahel, Panel III, Casa Árabe, Madrid, 19/11/2013. Disponible http://www.casaarabe.es/casa-arabe-tv/show_video/bdjpxshzkpi (consultado el 21/01/2014).
  9. Barrenechea, L., & Alonso, R. (2015). La cooperación antiterrorista entre España y Marruecos: ¿un modelo para la estrategia contra el yihadismo? Cuadernos de Estrategia 173 La Internacional Yihadista. IEEE. Págs. 189-190.
  10. Íbidem. Pág. 197-198.
  11. MIR. Nota de prensa, «La red yihadista desmantelada era una de las principales suministradoras de “combatientes” al EI», 16/06/2014
  12. Ministerio del Interior. (2019). Grande-Marlaska firma en Rabat un convenio para estrechar la cooperación entre España y Marruecos en la lucha contra el terrorismo y la delincuencia organizada. Grande-Marlaska firma en Rabat un convenio para estrechar la cooperación entre España y Marruecos en la lucha contra el terrorismo y la delincuencia organizada. Madrid: España.