Opinión

Azerbaiyán, primera república parlamentaria del mundo islámico

Azerbaiyán

En el país caucásico, el 28 de mayo se celebra el Día de la República. Dicha celebración recuerda el 28 de mayo de 1918, fecha de la declaración de la independencia por la primera república parlamentaria del mundo islámico: la República Democrática de Azerbaiyán. Por qué es tan importante esta onomástica para todos los ciudadanos del mundo, no solo para los azeríes: porque esta se basaba hace ya 102 años en los valores de una república democrática, secular y parlamentaria. 

Tuvo un período de vida corto de tan solo 23 meses, pero en tan poco tiempo, garantizó la igualdad de derechos políticos y civiles de los ciudadanos, sin diferenciarlos por su origen, género, religión y posición social; por ejemplo, mucho antes que en la inmensa mayoría de los países europeos y Estados Unidos fue concedido el sufragio femenino. En el caso español no ocurriría hasta 1931. Otros avances que esta república democrática trajo consigo fue el establecimiento de los institutos estatales, la formación del Ejército Nacional de Azerbaiyán, la promulgación de la lengua azerbaiyana como oficial y la aprobación de los atributos del Estado como son el himno, la bandera y el escudo. En definitiva, supuso un modelo de avance y modernidad para el resto del mundo. Lamentablemente su historia fue breve, pues el país pasó a formar parte de la URSS desde el 27 de abril 1920 hasta su independencia el 18 de octubre de 1991.

La Republica de Azerbaiyán, que restableció su independencia el 18 de octubre de 1991, por su fidelidad a las tradiciones democráticas de la República Democrática de Azerbaiyán, fue ampliamente percibida como su sucesora política y espiritual. En los primeros años de su soberanía, la República de Azerbaiyán se enfrentó a pruebas difíciles tanto en política exterior como interior. Como resultado de la política de limpieza étnica, aplicada por parte de Armenia contra el pueblo azerbaiyano, fue ocupado el 20% del territorio de Azerbaiyán (la Región de Nagorno Karabaj y siete distritos adyacentes) por las fuerzas armenias; un millón de azerbaiyanos se convirtieron en refugiados y desplazados internos. Recientemente, se ha conmemorado también el 8 de mayo y el 18 de mayo de 1992 las ocupaciones respectivas de la ciudad de Shusha y de la región de Lachín. Además, no deben de caer en el olvido los acontecimientos ocurridos en la ciudad de Joyali el 22 de febrero de 1992.

En este periodo tan difícil, el 15 de junio de 1993, Heydar Aliyev regresó al poder. Gracias a su liderazgo e inteligente política, el nuevo país se estabilizó y fue firmado en 1994 el acuerdo de alto el fuego en la línea de contacto entre las tropas armenias y azerbaiyanas. Durante la presidencia de Heydar Aliyev (1993-2003), cuyo 97 aniversario de su nacimiento se celebró el pasado 10 de mayo, la cuestión del conflicto de Nagorno Karabaj entre Armenia y Azerbaiyán fue incluido en el orden del día de las organizaciones internacionales. En este sentido, 4 resoluciones adoptadas por el Consejo de Seguridad de la ONU en 1993, la 822, 853, 874 y 884, condenaron la ocupación de los territorios de Azerbaiyán por parte de Armenia y reafirmaron la soberanía, integridad territorial e inviolabilidad de las fronteras internacionales de Azerbaiyán, exhortaron la retirada inmediata, completa e incondicional de las fuerzas armadas armenias de todos los territorios ocupados. Durante sus dos mandatos podemos destacar que el 20 de septiembre de 1994 fuera firmado el “Contrato del Siglo” (en el que participaron 13 empresas internacionales de 8 países sobre el desarrollo conjunto de tres yacimientos petroleros “Azeri-Chirag-Guneshli en el sector azerí del Mar Caspio). Asimismo, el país también se convirtió en miembro de pleno derecho de prestigiosas organizaciones internacionales; se implementaron reformas fundamentales en todas las áreas en el país entre las cuales podemos destacar la aprobación de la nueva Constitución aprobada por referéndum popular el 12 de noviembre de 1995, la firma del Tratado de Asociación y cooperación con la Unión Europea en 1996 (que entró en vigor en 1999); la abolición de la pena de muerte en el país en 1998; la apertura en el año 2000 de la misión diplomática en la Unión Europea y el ingreso de Azerbaiyán el 25 de enero de 2001 en el Consejo de Europa.

Azerbaiyán

En la actualidad, el presidente Ilham Aliyev continúa con éxito las directrices de la política exterior, establecidas por el Líder Nacional. Las numerosas reformas y medidas realizadas bajo la dirección del presidente Ilham Aliyev han contribuido al crecimiento y a la estabilidad de Azerbaiyán, siendo además un importante vector para la paz, la seguridad, el desarrollo y la cooperación regional. Dentro de estas políticas de cooperación destacan las llevadas a cabo con la Unión Europea en los campos de la energía y del transporte. 

En 2006, la Unión Europea introdujo la política de vecindad, donde Azerbaiyán fue incluido junto con otros 5 países de la URSS. Azerbaiyán participó del Primer Plan de Acción adoptado en esta política. Otra novedad importante en 2006 bajo el liderazgo de Ilham Aliyev que ha marcado la profundización en las relaciones entre Azerbaiyán y Europa fue la firma del Memorando de Entendimiento sobre Cooperación Estratégica en Energía. En 2008, la Unión Europea abrió su misión diplomática en Bakú. En 2009, por iniciativa de los Estados miembros de la Unión Europea, se estableció una nueva y amplia Iniciativa de la Asociación Oriental durante la cumbre de Praga. En 2011, se adoptó una declaración conjunta sobre el desarrollo del Corredor Meridional de Gas entre la Comisión Europea y Azerbaiyán con firma posterior, en 2013, del Protocolo de Intención sobre la creación del Grupo de Trabajo acerca de la elaboración del Corredor Meridional del Gas. Otro campo importante bajo el liderazgo del presidente Ilham Aliyev es la cooperación en el transporte. En 2015, se inauguró el ferrocarril Bakú-Tbilisi-Kars que conecta la infraestructura del transporte de Azerbaiyán, Georgia y Turquía con el sistema de transporte europeo. El desarrollo de Bakú como importante centro regional en la región del Caspio con la construcción de un nuevo puerto marítimo, que estará vinculado por las conexiones con ferry con Asia Central, servirá de puente y enlace también entre los sistemas de transporte de los países de Asia Central y Europa. Esta es una contribución práctica de Azerbaiyán al Corredor del Transporte Este-Oeste. 

En resumen, podemos concluir que Azerbaiyán, a través de la cooperación económica y de la implementación de sus principales proyectos de infraestructuras, ha reforzado sus lazos económicos y políticos con Europa. Los Estados miembros de la Unión Europea son los principales inversores en Azerbaiyán. Así pues, la UE es un socio comercial y destino fundamental para la exportación azerí. Además, los principales proyectos de infraestructuras regionales (BTC, SPC, de Bakú-Tbilisi-Kars, TANAP / TAP, Tasim) vinculan al país y a toda la región del Caspio con Europa.

Todo lo expuesto, tiene como consecuencia que no sea casualidad que las iniciativas regionales y globales presentadas por Ilham Aliyev tengan una alta valoración por numerosos estados y organizaciones internacionales y el país es reconocido como socio fiel. La república de hoy es fiel heredera de aquel espíritu, principios y valores de hace 102 años, que hacen que tanto el Azerbaiyán de entonces como el de hoy sean un ejemplo de país moderno para otros países de la región y del mundo.

 

Carlos Uriarte Sánchez, profesor de Derecho y Relaciones Internacionales en la Universidad Rey Juan Carlos y miembro del Consejo de la Presidencia de Paneuropa Internacional