Opinión

Consulados en el Sáhara

Consulado de Gambia en Dakhla (1).jpeg

El pasado día 19 de diciembre se constituyó el primer consulado general en la provincia del Sahara, correspondiente a las Islas Comoras en su capital de la ciudad de el Aaiún, evento que, por este Fórum Canario Saharaui, se destacó por su primicia en el contexto de consideración en las relaciones internacionales.

De nuevo y en este mes del año que ha comenzado, tenemos que resaltar la gran labor diplomática realizada por el ministerio de asuntos exteriores del reino de Marruecos que se ha transformado en la apertura de un nuevo Consulado General de la república de Gambia, en la otra capital por excelencia del Sahara, Dakhla. El pasado martes día 7, Gambia inauguró su consulado en presencia del ministro de Asuntos Exteriores de este país africano, Mamadou Tangara, y de su homólogo marroquí, Nasser Bourita.

En el acto inaugural se destacó por parte de ambos representantes ministeriales las buenas relaciones de ambos países, por su afinidad en las cuestiones fundamentales que caracterizan su desarrollo destacando la persistente realidad que confirma la presencia de Marruecos en el Sahara, donde está prevista la apertura de nuevas sedes consulares, de acuerdo con el rumbo definido por el rey del Marruecos, y que ya fue referido con motivo de su discurso en el aniversario de La Marcha Verde, en el cual el rey Mohammed VI había llamado al Sáhara “portal de Marruecos” a su profundidad africana. A estos consulados generales hay que añadir los consulados honoríficos de Costa de Marfil y Senegal, dos asociados históricos del Reino de Marruecos, que ya estaban establecidos.

Por parte del Frente Polisario no se han hecho esperar los comunicados de denuncia que tratan el hecho de la apertura por parte de Gambia de la representación consular en Dakhla, como "irresponsable" y "asalto escandaloso”. La autoproclamada RASD ha denunciado que "adoptará la posición apropiada y las decisiones necesarias para defender su soberanía de conformidad con la Ley Constitucional de la Unión Africana (UA) y el derecho internacional". (SPS), precisamente ante los organismos a los que pertenecen las naciones titulares de los consulados.

El gobierno argelino, como protector y apoyo del Frente Polisario, al que mantiene en su territorio del desierto de Tinduf, no podía ser menos en su postura de denuncia a la apertura del consulado general en Dakhla, calificando de “acto provocativo”, por parte del estado soberano de Gambia del citado consulado en el sur de Marruecos, sin embargo, los dirigentes de Argel siempre reclamaron el estatuto de observador y proclamado su “neutralidad” en el conflicto en el Sáhara Occidental.

No obstante, en su comunicado quiere hacer resaltar que este acto “unilateral” y “provocador” socava el proceso de solución del Sahara Occidental conducido bajo los auspicios de la ONU. En el pasado diciembre y con motivo de la apertura del consulado de las islas Comoras en Aaiún, tanto Argelia como el Polisario tuvieron la misma reacción, sin que además Naciones Unidas se hayan pronunciado en las aperturas de estas sedes diplomáticas y comerciales.