Opinión

Divide y vencerás

Felipe VI

Vamos a empezar esta Bahía para que la fusión fría Caixa-Bankia no nos pille en Babia cuando entremos en otoño. Caixabank no reconoce la pensión como una nómina salarial –Bankia sí-; por lo tanto, todos los clientes de la entidad madrileña absorbida quedaremos en una indefensión económica perpetua al tener que pagar peaje por cada cuenta y por cada transacción, dos de los derechos fundamentales adquiridos durante decenios. ¿Hay nómina más segura que la de los pensionistas? De momento, sí. Tan segura es que cobramos el día 25.

Ajuste de cuentas

Personalmente, tengo cuenta en la antigua Caja Madrid desde que empecé a trabajar en el año 66. Y ahí sigo como pensionista, naturalmente. He hecho llegar al director de mi sucursal en Majadahonda que en las negociaciones defienda el derecho a la fidelidad. Si alguien conoce al presidente de la entidad José Ignacio Goirigolzarri, rogaría le hiciese llegar esta inquietud que nos podría costar entre 350 y 500 euros por cuenta al año. Y a los sindicatos. 

Ya sabemos que la vicepresidenta Nadia Calviño no le dijo nada  a su compañero de gabinete porque “se trataba de información sensible”, como detallaba el presidente. ¿Se lo dijo el doctor Sánchez a alguien de confianza para que con esa información reservada se hiciera rico de la noche a la mañana, como en tiempos de Solchaga,  apostando por las dos entidades? Dado como maneja la confidencialidad el príncipe de La Mareta –que se lo pregunten a Casado que vio como hacía público su whatsapp sobre la ruptura de negociaciones de la renovación de los cargos judiciales- no se puede descartar. 

Dentro de dos semanas Pablo Iglesias, herido en su honor como Mimí Metalúrgico, de Ugo Tognazzi, acudirá a La Sexta para reconocer que le ha dolido la falta de confianza, pero que en la comida de los jueves en privado se lo ha reprochado a su jefe y me pedirá perdón “lo que le honra”, precisará, como ocurrió con la salida del rey Emérito. Y aquí paz y después gloria. Un minuto después, a seguir trincando en familia y con escolta oficial que es el gran negocio del nepotismo colectivo podemita.  Pero lo dicho: aunque Iglesias se quede sin su sueño húmedo de una banca pública para colocar amiguetes –los instalará en el ICO-,  que se descarte un ajuste de cuentas con los clientes de Bankia para ajustar las cuentas del nuevo BankCaixa o CaixaBank. 

Pedro Sánchez

Retrato de un tipo duro

Resulta obsceno el periplo vacacional del presidente en La Mareta y en Doñana. Al trabajo no le echa mucho tiempo y a elaborar papeles mucho menos. Se ha pasado tres semanas bronceándose aunque sigue teniendo el rostro pálido de indio indignado dispuesto a cortar todas las cabelleras de la oposición. Divide y vencerás. Con 50.000 muertos en la mochila y en el limbo oficial y una pandemia que nos ha colocado a la cabeza de la UE; con una bajada del PIB peor que en tiempos de guerra y con un paro (41,7% de paro juvenil)  y unos ERTES hasta Semana Santa), nuestro doctor presidente posaba galanamente como si su reinado no se acabara nunca, moldeando su figura cual si fuera a concurrir a Mr. Universo. “Sosegaos”, súbditos, le gustaría decirnos al estilo de Felipe II.

Tras “despachar” con el monarca en Palma de Mallorca, –es el monarca el que despacha con el presidente- volvió a sus marismas de Huelva, para cargar pilas: pilas de odio, rencor y resentimiento contra los que no le siguen la corriente. La oposición  conservadora no se humilla suficientemente.

Desprecia al PP, excluye a VOX y ningunea a Ciudadanos mientras sigue su camino sin retorno con los enemigos de España. Sin ir más lejos, el presidente del Gobierno se ha retratado en sede Parlamentaria tal cual es: en el Senado, lamentando profundamente la muerte por suicidio del preso vasco Igor González Sola, un terrorista de ETA. Es un guiño a Bildu y a PNV –todos recogen las nueces de la rendición a la organización terrorista-que culminará - ojo al dato- con Otegi como senador por la Comunidad Autónoma del País Vasco. Y predetermina casa, sueldo y pensiones a los expresos terroristas, una vez entregue a Urkullu las competencias de “instituciones penitenciarias”. 

Ya conocemos la calidad hotelera de los golpistas catalanes en Lledoners. Su sensibilidad de tipo duro le impidió solicitar a la Cámara Alta un minuto de silencio por el suicida. Casi un centenar de suicidios se producen anualmente en las cárceles españolas- ¿Se acordará de algún preso común en similares circunstancias? No. ¿Y de las víctimas del terrorismo? Tampoco. Fue un peaje previo al nacionalismo separatista vasco y navarro, apoyando al PSE en ambas comunidades, antes de que días después se acabarse la guerra del coronavirus, PNV, Bildu y PSE, naturalmente, comiencen “la ofensiva final contra la Constitución y contra el Rey”, ocupando otro  flanco con el de Torra, Puigdemont, Junqueras, Iceta, y lo que quede del JxCat, los corruptos convergentes pujolianos. 

El pasado miércoles, en el habitual acoso a la oposición en el Congreso, Pedro Sánchez a requerimiento de Rufián, sentenció: “Ciudadanos está con los socios de siempre en Madrid y Andalucía: sigue en la foto de Colón. Previamente, defendió a UP de ser leal a la Constitución aunque ataque a los jueces y al rey Felipe VI mientras acusaba de “estar fuera de la Carta Magna” a Pedro Casado que, como se ha visto ha perdido bastante con su Cuca preguntando a la egabrense. 

Pedro sigue jugando con todos nosotros todo el tiempo aunque bien sabe que su querencia es la misma: comunistas de Podemos, bilduetarras, peneuvistas traidores y golpistas de ERC, JxCat, Comú Podem y CUP. Todos con un denominador común: ser enemigos de España. Sánchez se ha retratado igual que el día que desplazó a Rajoy de la Moncloa en junio de 2028: con una actitud chulesca, casi canallesca.

Pedro Sánchez Pablo Casado

Presupuestos y Madrid Comunidad

La Comisión Europea ha desmentido hace unas horas que los Presupuestos condicionen los 140.000 millones de euros en subvenciones y créditos  a devolver.  Por tanto, el mantra de que si no arrimas el hombro no eres un patriota, es un arma de propaganda muy poderosa cargada de mentiras; sobre todo, cuando dispones del BOE, de RTVE, de La Sexta, la Cinco, la Cuatro, La mitad de la 3, las Autonómicas, las radios públicas y privadas y la prensa en soporte papel y digital. Moncloa es el dueño del mundo con escenarios preparados para entrar en directo ora desde la  Casa de América, ora desde el Congreso, ora desde Senado, ora  desde oficina de prensa de La Moncloa, acondicionada para atacar a los partidos políticos. 

La abominable actitud del presidente entregándose sin piedad a las fuerzas anticonstitucionalistas contrasta con el trato inhumano que profesa al  PP.  Casado quiere despolitizar el poder judicial, que es el último muro de contención, junto al rey, para desmontar el Estado de Derecho. Este gobierno ni cumple ni hace cumplir la Constitución y las demás leyes del Reino. Está apostando por un estado plurinacional que nos obligará a vivir en 17 reinos de Taifas, consagrando españoles de primera y de segunda. 

Tras lo vivido con la pandemia y la educación, caminamos, nada más y nada menos que la consagración de la desigualdad. Si el PP permite el “tráfico de togas” en el CGPJ como asegura el gran jurista Gómez de Liaño, se acabó la Transición. Y se dinamitó la democracia y las libertades. El “afinamiento” de la Fiscalía General, que dirige Lola Delgado, -“La ministra 24”-, íntima del prevaricador Garzón y del jefe de la cloacas de la Policía, el ínclito Villarejo y su “información vaginal/éxito asegurado” en las imputaciones contra Unidas Podemos, da idea de que el sanchismo-comunismo solo aspira a conquistar el poder judicial para llegar a la República por el camino más corto; la desestabilización democrática. 

La encerrona a Martín Villa, víctima de la esquizofrénica jurídica de la fiscal que “bebe vino en la copa de Garzón”, ha posibilitado que sea interrogado por la juez argentina María Servini acusado de crímenes contra la humanidad”. Un peldaño más para negar la Transición y regresar al guerracivilismo gracias a la Ley de Memoria Histérica. 

Del último intento del control al gobierno, que tome nota Inés Arrimadas. Recuerdo cuando se oponía a apoyar la investidura de Pedro Sánchez para evitar que nombrara a Iglesias vicepresidente, ahora sabe que le apoyó en los estados de Alarma sin ni siquiera conseguir la cifra de muertos y que la foto de la unidad se la hizo con la Patronal y los banqueros, Ni rastro de los autónomos. La respuesta  a su colaboracionismo es que desmantelará la reforma laboral cuando más falta nos hace defender los puestos de trabajo. Y no solo la bella Inés verá cómo se ha reído de Ciudadanos sino que ella  en compañía de sus otros 9  compañeros habrán consolidado el poder del gobierno de coalición hasta el año 2030, habrá  contribuido a que “modernice” el delito de rebelión, a que “desaparezca” el delito de secesión, los indultos y que, antes de que acabe la década a España no la reconozca ni la madre que la parió en el 78.  

Porque el objetivo de este Ejecutivo que manda pero que no gobierna, que no admite responsabilidades de ningún tipo –todo lo hacen mejor y antes que nadie- no se ciñe a las cuentas del 2021. No. La fijación de Pedro Sánchez y de Podemos es Madrid-Comunidad. En cuanto colocaran al fraile Gabilondo como Defensor del Pueblo, el PSOE tentaría a Ciudadanos para encabezar el golpe contra Isabel Díaz Ayuso, que se ha visto acosada desde el primer día de la pandemia por el delegado del Gobierno en la Comunidad y secretario del PSOE en Madrid, José Manuel Franco, por los sindicatos de educación y sanidad –que callan como muertos ante Celaá e Illa; contra los universitarios ante un ministro muerto de miedo, -parece mentira que sea de Hellín (Albacete) el camarada Castells-, y ante unos socios de gobierno – Aguado y sus mariachis- que pueden traicionarla antes de los idus de marzo. Para los genios de la factoría de ideas de Redondo y Cía (más de 700 agentes para controlar todos los poderes)  Madrid es la caza mayor (con perro) de cara a los próximos comicios. 

Que no se pierda Casado en disquisiciones de que le hacen sombra las figuras del partido porque o endurece su posición con propuestas que sintonicen con la calle (una calle desesperada) o las subvenciones regadas gota a gota apuntalarán a este emperador de Ferraz y a sus amigos hasta la próxima década. 

Sánchez no dialoga –que se lo digan a VOX al que ni siquiera ha citado pese a ser la tercera fuerza política y sí respeta la Ley-; el secretario general de un PSOE quiere sumisión, busca súbditos, no ciudadanos. Islamizar la vida; y para ello cuenta con talibanes (durmientes) que se inmolarían para destrozar España. 

Tenía razón Albert Rivera: Sánchez comanda una banda cuyo plan es liquidar el país. Que tome nota Casado. Y que, de paso, explique su secretario general, Teodoro García Egea, el encuentro con el bolivariano Zapatero.  Proponer a Pedro Solbes para dirigir la recuperación, después de reconocer que mintió en aquel debate con Manuel Pizarro para que Zapatero ganase las elecciones de 2007, denota que la cúpula popular necesita una factoría de ideas ofensivas y no seguir a rebufo del titular de tuit. 

Ya han probado en carne propia cómo la sombra del gobierno social-comunista es demasiado alargado: ahí está la respuesta a la no creación de la comisión de la Caja B en el Congreso: una Comisión de investigación del caso Kitchen, el allanamiento de morada de Bárcenas, con dinero de los fondos reservados del Ministerio del Interior. Todo el mundo sabe que el titular de la época Jorge Fernández Díaz no daría un paso de esa naturaleza sin que lo sufriera Rajoy. El chivo expiatorio, el ex secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, un hombre honrado, terriblemente solo- lo explicó así ante el juez: “Fui  leal a miserables como Fernández Díaz, Cospedal y Rajoy”. Y claro, para complicar lo de las cloacas, no podía faltar el providencial Villarejo. Un largo camino para alcanzar los 10 millones de votos, tras castigar al anonimato a Cayetana Álvarez de Toledo. 

Pedro Sánchez Inés Arrimada

Tiempos de incertidumbres

Está claro que el Ejecutivo sólo aspira a mantenerse en Moncloa a cualquier precio. Ni un papel para “negociar los presupuestos”; quiere la rendición incondicional en este tiempo de plaga china. La foto del IBEX puede que valga para sosegar a Europa pero lo que buscan los empresarios es renovar los ERTES y ayudas directas al turismo y a la restauración. ¿Reforma Laboral para satisfacer a Bildu? Naturalmente. Sánchez se inhibe de los grandes temas nacionales: coronavirus, paro, recesión, miedo, incertidumbre, inseguridad, coronavirus, educación, sanidad… Ningún Gobierno tan irresponsable como este nos ha llevado tan al borde del abismo.  

Lo malo es que nos obligará a dar un paso al frente.  Nos humilla con las mentiras, con los silencios y obviando la gravedad sanitaria, social, educativa y moral de toda la sociedad. Tres datos: 3,8 millones de parados, 812.000 bajo el paraguas del ERTE, 18,8 millones de cotizantes a la Seguridad Social. 15 millones de españoles pensionados o subvencionados. Esto no aguanta más. 

De aquí a diciembre se prejubilarán 200.000 trabajadores sin contar a los 6.000 empleados de la banca que quedarán fuera por la fusión Caixa-Bankia. Y no olvidemos las víctimas de la COVID-19 y los 500.000 infectados. Si somos los mejores ¿cómo es posible que seamos el país más afectados y con más muertos? 

Está claro que a este Gobierno le favorecen las crisis. El comunismo y el socialismo revolucionario es la mayor fábrica de pobreza, de desigualdad y de injusticias. Y en eso estamos. Ruina y pobreza; violencia y okupación.

De otro lado, la derecha y el centro en sus tres vertientes tienen que inventar una estrategia común porque el PSOE con los separatistas siempre tendrá  mayoría. Esperamos con expectación la moción de censura de VOX aun conociendo el resultado. Habrá cumplido su misión, simplemente, si Santiago Abascal, hace una radiografía lo más exacta posible de la situación de nuestro país. 

En el peor momento y en las peores manos. Ya hemos sufrido a un portavoz gubernamental de la pandemia, Fernando Simón, que lleva mintiendo desde el minuto uno y cada vez que habla, aporta más confusión. ¡Que dimita, por favor!

La ministra de Igualdad, se niega a dar el número asesores y cuánto cobran. Pero “nosotros somos los más transparentes”, enfatiza la señora Montero. ¿No es el momento de reducir el gasto público y de paso aminorar el gobierno de la Nación? No hay brotes verdes lo digan Calvo o Calviño? Este Ejecutivo no hace política, manufactura deseos, miedos y sentimientos. Un gobierno que si le hicieran análisis llevaría la mentira en las venas. Pero su relato cuela porque su propaganda es su mejor envase. 

Antonio Regalado

La izquierda lo contagia todo. España se descuelga de la recuperación, aunque los gestores del IBEX aplaudan al presidente.  Vuelven los niños a la escuela y el virus se ha adueñado de nuestras vidas. La segunda ola nos ha pillado con el pie cambiado. Y pese a ser los primeros en la extensión de la fibra óptica, España no está preparada para enseñar “on line”. Falta coordinación. Y unidad de acción.

La unidad, señor presidente que predica, mientras practica la división, es más simple: no es sumisión sino hacer algo juntos por los ciudadanos. Por España. Nuestra Patria es la Constitución. La Constitución de 78.

Con su divide y vencerás vivirá gratis en La Moncloa durante largo tiempo. Pero saldrá por la puerta de atrás, como Zapatero, su mentor. La corrupción del PSOE y de UP y la mala gestión del coronavirus, le pasarán factura, Para concluir, solo un ruego: que la Delegación del Gobierno en Cataluña, no autorice la manifestación de la Diada aunque tengamos que soportar las amenazas contra la Nación de Torra.  Teresa Cunillera: Sea valiente por una vez en su longeva y regalada vida política. La explicación es simple: salvar vidas. “No se haga usted “un Franco como el 8M”. Ya dejo escrito León Tolstoi en Guerra y Paz… “que la vida lo es todo”. 

Antonio REGALADO dirige BAHÍA DE ÍTACA en: aregaladorodriguez.blogspot.com