Opinión

El presidente pierde su referéndum

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez

España ha hablado en las urnas y se ha quedado más bloqueada que antes. Habló el pueblo  en la noche electoral más fría y lluviosa de la democracia. Ha ganado el PSOE por cuarta vez consecutiva pero ha perdido España. La debacle de Ciudadanos exigía la dimisión nocturna de  Albert Rivera.  VOX se dispara, el PP se consolida como alternativa y el PSOE gana perdiendo escaños. Pedro Sánchez, responsable del bloqueo actual -despreció a UP y a los 57 escaños de CS- debería  marcharse para el dar paso a un nuevo Partido Socialista constitucional, liderado por socialistas decentes como Emiliano García Page.  Y hablando de dimisiones, Pablo Iglesias debería retirarse a sus posesiones de Galapagar. Y ya puestos a pedir dimisiones continuemos pidiendo la del ínclito Tezanos, el manipulador mayor del CIS  con dinero público. 

Pablo Casado  ha salvado los muebles con 88 diputados. Es el verdadero líder de la oposición. De una oposición sin gobierno. Y el único que puede desbloquear la situación tras la sombra alargada de VOX.

Pablo Casado
El líder del Partido Popular, Pablo Casado
España en funciones

La gran coalición PSOE-PP, única mayoría para sacar a España del bloqueo, ha muerto de madrugada. El reinado provisional del doctor Sánchez comenzó con una moción de censura amparada en la mentira de la corrupción del PP, gracias a la sentencia “ensoñadora” de un juez prevaricador, desmontada por la Audiencia Nacional. Sobre la mentira solo se construyen miedo y división. Don  Pedro Sánchez Pérez-Castejón  es un genio de la impostura. Con apoyos directos de comunistas, separatistas, filoetarras y golpistas sólo han conseguido que el inquilino de La Moncloa está dinamitando  al PS por seguir y planeando  en el Falcon. El resultado tras el recuento final es sencillo: gana la izquierda, se desangra el centro y suben los separatistas: 31 diputados  y Bildu con grupo propio. Hasta los antisistemas de la CUP ya han entendido el mensaje: se vive muy bien de las ubres de los PGE. 

La irresponsabilidad del secretario general del PSOE y del presidente de ciudadanos -sumaban hasta ayer 180 escaños- nos han dejado en un túnel sin salida. Eran las 23:15 horas cuando Albert Rivera anunció  un Congreso extraordinario. Mi impresión es que presentará la dimisión este lunes ante la ejecutiva. Y exigirá que Inés Arrimadas se haga cargo de los escombros centristas

Albert Rivera

La amarga victoria

Tras este tsunami centrista y liberal, esperábamos su harakiri político en directo. Los españoles ya le han dicho no a Rivera; lo que digan los militantes en un cónclave antes de Navidad, no tiene importancia. Pudo regenerar España, cambiar nuestro país de parte a parte pero se empecinó en bloquear a un hombre solo. Es muy duro que el liberalismo y la igualdad se queden huérfanos por mucho tiempo. La gente no quiso votar a Lucas. 

Sánchez ha perdido 3 escaños: una victoria pírrica, amarga. El pueblo le ha dicho que no está capacitado para seguir como inquilino de la Moncloa. Ha mentido a todos desde el 1 de junio de 2018. Y ahora, tras convocar este referéndum del 10-N, nos ha sumido en un bloqueo permanente. Las derechas no se acercan ni de cerca a los 176 diputados. Las izquierdas suman más  incluyendo a los separatistas. La  investidura del ganador más inestable que nunca. El desgobierno está servido. Estas elecciones eran un plebiscito del presidente. Hay un compromiso para desbloquear este laberinto. Sin dimisiones de los protagonistas que nos llevaron a la incertidumbre, no se puede abordar el futuro. España no puede esperar.

Distribución electoral

 

En Génova, Casado ya ha dejado claro que quien convocó el referéndum debe sacarnos del atolladero. El presidente (disfuncional)  insistió en que esta vez, “sí o sí”, los españoles han dicho que quieren un gobierno progresista. Presidido por él, naturalmente. Los socialistas van de victoria en victoria hasta la derrota final

Pedro, el político más egoísta de este siglo, exige a todos generosidad. ¡Con UP,  sí¡ gritaban en la sede del PSOE. El equipo ganador se sencillo: PSOE (120), Unidas Podemos (35), Más Madrid (3), PNV (7), Bildu (5), ERC (13), JxCataluña (8), CUP (2), PRC (1), BNG(1) y TE (1). 196 ¿Quién  gestiona este pluripartidismo, este Frente Nacional? Conviene tener en cuenta que una cosa es la investidura y otra la gobernabilidad. Sánchez  está más débil que nunca. ¿Cuál será el precio a pagar por unos Presupuestos Generales socialistas?

Irene Montero y Pablo Iglesias

Delirio plurinacional y federal

El panorama después de la batalla es desolador: solo habrá mayoría con un  popurrí de partidos que no creen en España como nación.  Pedro Sánchez y Albert Rivera impidieron gobernar y reformar un país acosado por los enemigos de la Patria. El irresistible ascenso de VOX - ya los tratan como la extrema derecha; mañana serán fachas irredentos  y en diciembre racistas nazis - será la justificación para que el PSOE abandone definitivamente el constitucionalismo. ¿No existe nadie en Ferraz que convenza  a Sánchez  de su delirio plurinacional y federalista? Me temo que no, amigo Page.  

El pueblo ha elegido este domingo: Mas PSOE, más VOX, Más secesionismo y menos centrismo y liberalismo. Esto es lo que hay tras haber votado la gente en libertad. Pedro Sánchez seguirá mareando la perdiz hasta que Quim Torra se queme a lo bonzo   junto a sus cachorros terroristas de CDR y convoque elecciones en la Generalidad de Cataluña. El PSC pactará entonces con ERC, los golpistas volverán a la calle y, a partir de ese pacto, apoyarán al presidente y doctor en económicas que no distingue crisis de desaceleración. (Gracias, Iñigo Alfonso por tu profesionalidad; eso es RNE).

España, pues, seguirá en funciones todo el invierno. Ingobernable. Ojalá  nos equivoquemos: pero volveremos a las urnas en primavera.