Opinión

Estados Unidos: la imagen de Biden se desploma

joe-biden-presidente-estados-unidos

Las esperanzas puestas en la gestión de Joe Biden en los Estados Unidos, después de la tormentosa legislatura de Donald Trump, están empezando a decaer de manera preocupante para los demócratas. La retirada de las tropas de Afganistán, con el drama de vivido durante varios días en Kabul, ha supuesto un golpe duro para el presidente sobre el que recayó lo que es interpretado como una derrota.   

Pero hay más problemas que se van encadenando en torno a la nueva Administración. La pequeña mayoría con que Biden cuenta en el Congreso y en el Senado se está revelando insuficiente ante las divisiones dentro incluso de su propio partido. Los proyectos gigantescos de infraestructuras prometidos durante la campaña no despegan ante las dificultades con que tropiezan en el poder Legislativo.

Uno de los retos que encontró Biden cuando tomó posesión, hace nueve meses, fue la pandemia de COVID. Y la pandemia ha remitido bastante , aunque insuficiente:  continúa arrojando un saldo cotidiano de 90.000 contagios. La resistencia de muchos a vacunarse y la escasa atención primaria que reciben los enfermos son sin duda las causas de que estas cifras no bajen. La economía, mientras tanto, no despega.

En el pasado mes los precios subieron un 4% y la inflación en lo que va de año se cifra en el 5,4%. La preocupación que estas cifras despiertan es grande y más cuando se ve reflejada a diario en las dificultades para encontrar trabajo. Las previsiones estimaban que tras la crisis del coronavirus en octubre se crearían alrededor de 300.000 nuevos puestos de trabajo y el balance apenas alcanza la mitad, 194.000.

Aunque en la distancia la memoria de Trump empieza a diluirse, en el interior su presencia activa  continúa alterando la normalidad con una actividad desenfrenada en los estados de cara a concurrir a las elecciones de 2024. No se resiga a su condición de expresidnte. Cuenta con mucho dinero y estimula en sus intervenciones públicas el deseo de venganza por lo que estima que fue un fraude electoral lo que le alejó de la Casa Blanca.