PUBLICIDAD

Iberdrola

Opinión

Exitosa Interparlamentaria México-España

españa-mexico

Desde julio de 2017 no se había realizado ninguna Interparlamentaria entre México y España, se atravesaron vientos políticos huracanados, una pandemia y una invasión bélica hasta que el escenario ha sido tan adverso que de la necesidad se ha hecho virtud.

La recién concluida XVI Reunión Interparlamentaria España-México ha sido muy exitosa, me atrevo a decir que la delegación de legisladores mexicanos (entre senadores y diputados) arribados a Madrid, desde el sábado 26 de noviembre, retornarán al país azteca cargados de nuevas energías, de otra visión y forma de hacer las cosas.

Quizá ése sea el mayor fracaso del presidente Andrés Manuel López Obrador: su visión obtusa, cerrada y localista le impide mirar más allá de su balcón nacional porque en el exterior hay otras maneras de hacer las cosas a favor de la prosperidad de las sociedades.

La delegación encabezada por el senador Ricardo Monreal y el diputado Santiago Creel ha encontrado un ambiente de brazos abiertos para todos los legisladores acompañantes; por cierto, el PRI brilló por su ausencia.

¿Qué se logró en el encuentro con sus homólogos españoles? Fundamentalmente sacaron adelante un memorándum de entendimiento en materia de cooperación, educación, seguridad jurídica y cambio climático.

Si bien durante la apertura de los trabajos en las Cortes el senador Monreal hizo cierta alusión en su discurso a una Historia la de “España y México llena de encuentros y desencuentros”, el diputado Creel recordó la energía vital entre ambas naciones hermanadas desde hace cientos de años y pletórica de vasos comunicantes y en la actualidad, dos socios que se necesitan mutuamente.

“Porque México es el primer inversor en España de toda la región de América Latina; y en el caso de España, es el segundo inversionista más relevante para México”, recordó.

Dos socios y amigos que históricamente se han echado la mano también en los foros internacionales y para 2023, el país azteca requiere del espaldarazo de España ante la Unión Europea (UE) para que salga avante el   Acuerdo Global entre México y la UE que permitirá sustituir, a fin de modernizarlo, el tratado ya existente.

El propio legislador Creel destacó las bondades del tan deseado nuevo acuerdo porque “permitirá liberalizar todo el flujo de comercio sin más aranceles” algo que coadyuvará a reducir los precios de los bienes importados y hará fluir más dinámicamente las exportaciones.  Y España, a partir del segundo semestre de 2023, presidirá el Consejo de la UE.

Los tiempos para la aprobación del nuevo acuerdo son imprecisos, sin embargo, el senador Monreal declaró aquí en Madrid que podría estar “listo para ser aprobado entre marzo y abril” del próximo año.

A colación

Estos días en España, los legisladores mexicanos han sido maravillosamente bien tratados, no solo han estado en recepciones oficiales también han ido a la Universidad Complutense y han aprovechado otros foros.

En el documento signado denominado Conclusiones de la Reunión Interparlamentaria España-México, en el renglón de la cooperación en materia de seguridad y fortalecimiento del Estado de derecho, se hace alusión a que ambas partes reconocen que las cuestiones de seguridad son claves en la convivencia ciudadana y que el terrorismo y el crimen organizado son una amenaza para la democracia y para la paz a nivel mundial.

La mayor parte de las noticias que fluyen a España y a toda Europa son de un México en manos de la delincuencia con un Estado de derecho, debilitado y cooptado por el narcotráfico principalmente.

Esta delegación de legisladores mexicanos ha visto un Madrid en el que todavía se puede caminar con tranquilidad por sus calles y las fuerzas de seguridad son muy valoradas por la propia ciudadanía.

Ojalá que se lleven buenas ideas para extrapolar a México sobre todo para mejorar su vialidad y su transporte público, fundamentalmente el metro de la capital del país. Después de esto me atrevo a decir que vendrán más interparlamentarias y que serán muy fructíferas, a España le interesa mucho que a México le vaya bien.

No quiero dejar de mencionar las bellas cajitas de Olinalá, Guerrero, elaboradas por manos artesanales que el diputado Creel obsequió a Meritxell Batet, presidenta del Congreso, y a Ander Gil, presidente del Senado. Ni la conversación entre Monreal y Creel (el micrófono estaba abierto, pero no se dieron cuenta) al clausurarse el encuentro: Monreal le dijo a Creel que “nosotros seguimos con lo hablado entre tú y yo ahora que regresemos a México; tú y yo seguimos con lo planeado”.