Opinión

Golpistas en la nómina del Estado

Pablo Iglesias Dolores Delgado

España es el único país del mundo que tiene en nómina (y con coche y despacho oficial) a terroristas, secesionistas, golpistas, comunistas, nacionalistas supremacistas y socialistas. Incluso a huidos de la justicia. Todos muy bien pagados, (y con inmunidad parlamentaria) para dinamitar la Constitución y la Monarquía Parlamentaria. El rey Felipe VI  confinado en La Zarzuela, es rehén de un Gobierno déspota que ha secuestrado nuestras conciencias llevándonos directamente, con los ojos tapados, a lo que Fidel llamaba la revolución silente. 

Contra la unidad

Pedro Sánchez, que tomó la última decisión de que el jefe del Estado no estuviera presente en Barcelona en la entrega de despachos a  los nuevos jueces, se rasga las vestiduras y acusa ahora al Monarca, alineándose con Iglesias y Garzón, de sentirse traicionado.  Es la misma estrategia de los enemigos de España: quejarse como víctimas de su propia soberbia. Pedro Sánchez que, como siempre,  se comporta como un avestruz cuando hay un problema extremo, está gravemente herido en su honor. La historia nos ha enseñado que el presidente es un mentiroso  y un indecente compulsivo. 

Irse a Bruselas, a Nueva York o a  Doñana en su Falcon cinco estrellas,  es su solución final mientras sus bombas de racimo (Fiscalía, indultos, Memoria histérica, Bildu, Junqueras, Puigdemont,  pandemia, paro, involución…) destrozan la convivencia. Un nacionalista radical más, avalando con su socio de UP el ultimátum a la derecha: “Nunca volverán al Consejo de Ministros de este país”.  Pronunciar España le da urticaria ¿Suprimirán las elecciones por decreto? 

Golpismo preventivo desde el Ejecutivo de la Nación. Como ya advirtió  en el Congreso hace más de 100 años Pablo  Iglesas Posse: “Respetaremos la legalidad cuando nos convenga, y la incumpliremos cuando nos interese”. Volvemos al Frente Popular con el doctor pavoneándose como Manuel Azaña y a Iglesias Turrión como Largo Caballero. 

Tras la humillación a la Justicia y al Rey, esta panda de rufianes nos ha llevado al borde del abismo para dar un paso al frente. Don Pedro Sánchez Pérez-Castejón avala al grupo podemita considerando que el Monarca no ha sido “neutral políticamente” tras no dejarle pisar la Ciudad Condal. Cornudo y apaleado “Ya no hay rey en Cataluña, ni en el País Vasco ni en Galicia”, despotricaba Rufián con sus colegas galeuscos. (Galicia, Euskadi, Cataluña), que renace con Bildu-ETA  como  mantenedores de los juegos florales de otoño. ¿Está la democracia en peligro? Naturalmente. Este gobierno Frankenstein ha decidido cargarse la unidad de la Patria y han empezado por el final: destronar al Monarca.

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España

14 once mil

Los antecedentes de esta escalada de tensión política nacen en 2014 cuando el resentido secretario general del PSOE, Pedro Sánchez decide vengarse de su partido y reconquista Ferraz con el consejo de ZP: “siempre ganaremos con los nacionalistas y separatistas”. Y ahí está –urna detrás de la cortina mediante- volviendo al poder, al odio y al dinero publico derrochado.  Todo lo que une a estos resentidos incluso consigo mismo, es vivir en la contradicción. Predican igualdad y practican pobreza, miseria y corrupción. Lo llaman populismo pero es, sencillamente, nazismo y comunismo adaptados a las nuevas tecnologías.  Asaltar los cielos  significa sencillamente atracar los Presupuestos.  Y extender el nepotismo a todos los confines de cada ministerio, ayuntamiento y concejalía.

Estuvo bien Carlos Lesmes en el acto institucional. El presidente del CGPJ dijo. “Nuestro lamento obedece sobre todo porque la presencia del Jefe del Estado en la entrega de despachos a los nuevos jueces responde al especial vínculo constitucional de la Corona con el Poder Judicial”. El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, que ya adelantó que entrábamos en un periodo constituyente como quiere la ministra 24 y Fiscal General Dolores Delgado, la íntima del prevaricador Garzón, que vuelve en unos meses a la Audiencia Nacional, perdió los estribos y se le oyó decir: “Se han pasado tres montañas”. No, señor ministro: ustedes se están pasando los 14 ocho mil. Han hecho cumbre en el fanatismo, en el chantaje, en el entreguismo y en la cobardía. Todo en una semana. 

Carlos Lesmes, Poder Judicial España

Miedo e intimidación

¿Cuáles son las poderosas razones para impedir que el jefe del Estado asista a un acto de este alcance cuando la justicia emana del pueblo y se imparte en nombre del Rey? Las cesiones al racista  Torra, que deberá ser inhabilitado por saltarse todas las leyes del Reino y para no molestar a Bildu (“el gran descubrimiento de Idoia Mendía, por comprometerlos con la gobernabilidad de España”). Manda Trillos. Son,  junto a Puigdemónd, ERC y Pedecatos, los grandes beneficiarios del nuevo Código Penal para rebajar las penas y amnistiarlos sin arrepentimiento. El golpista de Waterloo volverá a dar el golpe definitivo tras su apoyo a los Presupuestos. Todo gratis total. No aprendemos nunca. 

Si las razones son de seguridad, ¿colegimos de ello que este Gobierno no es capaz de proteger a la primera Magistratura del Estado?  “Muchas razones y muy poderosas”, dijo la vice Calvo que horas después pedía calma a “uno y a todos”. El relato –la ocultación, la mentira, se difundió desde el escondite de Iván Redondo y todos a tragar, escandalizándose porque Felipe VI llamara a Lesmes para decirle que le hubiera gustado asistir. Los hipócritas siempre se rasgan las vestiduras. Luego, se les llena la boca de transparencia… mientras ocultan hasta los gastos del Falcon presidencial en viajes personales y privados. O las cuentas B de Podemos.

Este Gobierno que sigue ocultando los muertos de la COVID-19 mientras paga  31.000 pensiones menos, no reconocerá jamás que la pandemia se ha llevado por delante a 52.000 personas y que la responsabilidad se la ha trasladado a las Comunidades Autónomas, especialmente a la de Madrid, porque la siguiente pantalla es “dar un mini golpe comunitario contra Isabel Díaz Ayuso con la anuencia del naranja Aguado”. 

La pandemia le sirve de escudo para castigar al PP en el corazón de España. De ahí el ampliación del confinamiento sin causas confirmadas por expertos que no existen.

Si cae Madrid, caeremos todos; esa será la vía libre a la Federación de “republiquetas” (Felipe González, dixit), que surgirán de norte a sur mientras el “imperialismo nazi catalufo” extenderá sus fronteras a Baleares, Comunidad Valenciana, parte de Aragón y el País Vasco se anexionará Navarra, parte de la Rioja y otra parte de Cantabria. Más el Condado de Treviño, naturalmente. Las armas para esta reconquista del pasado (volver al 31) son sencillas: inocular el miedo y el odio en la juventud. Empezando por la educación. Y ahí están Celaá y Castells, de enterradores pedagógicos. 

Isabel Díaz Ayuso, presidenta Comunidad de Madrid

Atado y bien atado

La neurocirujana Hilda Molina lleva años descifrando la fascinación que Fidel Castro  ha sembrado en todo el mundo. El propio dictador cubano se lo explicó así: “El socialismo del siglo XXI tiene que aprovechar las oportunidades que ofrece la “vía tonta” de la democracia. Tenemos una ciudad de comunistas pensando, un departamento ideológico”. Hilda Molina apuntó como penetran en las neuronas con mensajes unidireccionales, trabajan el cerebro, capturan el alma de la persona y luego está todo hecho. “Lo hacemos –le enfatizó el dictador cubano- en toda América Latina. En los medios de comunicación, en los empresarios y en todos los niveles de la educación”. La doctora cubana concluye “que han contaminado la libertad del ser humano. En todos los colegios que he visitado la asignatura principal es la subversión. Los niños aprenden a odiar y así no se puede construir una sociedad”.

He recuperado este testimonio de la prestigiosa neurocirujana porque tras transferir la educación y a la Sanidad a un puñado de desalmados y tras escuchar a los impresentables ministros de Educación, Universidades, Consumo, y a los vicepresidentes primero y segundo, todo está atado y bien atado. La “banda” que denunció Albert Rivera ha sentado cátedra y todo está atado y bien atado para volver a la II República, pasando por la Dictablanda  de Primo de Rivera, apoyada siempre y en todo momento por el PSOE y la UGT, de Prieto y Largo Caballero. Eran el PNV del chantajismo de la época. Sorprenden la arrogancia y la incompetencia del doctor “honoris causa” por Salamanca, don Miguel Primo  -“yo soy un doctor de la vida”, se explayo el dictador llegado de Barcelona y el doctor Fraude don  Pedro Sánchez y Pérez-Castejón. “Ana, Yo soy el presidente; Ana yo soy el presidente, Ana, yo soy el presidente”.  (Paul Preston, Un pueblo traicionado, Debate, 2019. Páginas 179-250)

La nueva normalidad

No nos llevemos a engaño: el indulto y la amnistía a los golpistas en la nueva normalidad caminan paralelamente a la excarcelación y acercamiento de etarras, a la ruptura de la Caja Única de la Seguridad Social para que Urkullu premie con pensiones vitalicias  generosas por su lucha contra el franquismo a los terroristas de ETA.

La nueva normalidad consagrará la okupación para que el resentimiento contra los ricos no caduque; la nueva normalidad seguirá amedrentando  al poder judicial hasta desmigajarlo;   desprestigiará más la Fiscalía General, (“a navajazos”) y corromperá todas las instituciones para que se sepa quién es ya el SER SUPREMO. 

Vamos en línea recta al pensamiento único y estamos ya en el buen camino al IV Reich de otros 1.000 años. Los muertos, los ERTES, los ERES, el turismo, los autónomos, la restauración,  el campo, la España vaciada… Para este gobierno anticonstitucional y golpista, solo somos una estadística.  Carne picada para la pobreza y leña de invierno para volver a las barricadas, a las mariscadas y a VOGUE. Cabalgar (cobrando siempre) entre contradicciones. 

La nueva normalidad es atacar a la iglesia católica y a las clases medias, a la educación concertada y a la sanidad privada. 

Quienes pensaron que sacando a Franco de El Valle se acabaría el Vía Crucis, se equivocan: dinamitarán la Cruz –la más alta del mundo- y en su lugar pondrán –digo yo- una hoz y un martillo. Si quieren  comunismo que se lo paguen ellos.

La nueva normalidad es dividir al centro y a la derecha para dejar vía libre a los enemigos de España. Ahora más que nunca echamos de menos en el Hemiciclo a Cayetana. Doña Inés ya se esconde en los momentos de dar la cara -¡qué bien lo hacía cuando estaba contra los golpistas y qué fácil es instalarse en la zona de confort!- apoyando a la vez al sanchismo, a Bildu, a los Pedecatos y a ERC. ¿Votarán las reformas del Código Penal para facilitar el golpe definitivo a la unidad de España y la despenalización de los referéndums no vinculantes? La nueva normalidad es desmontar la palabra reconciliación que posibilitó la Carta Magna que nos enganchó a Europa en 1986. 

Las injerencias del Gobierno han provocado una revuelta judicial en la que no faltan traidores para que este absolutismo de incompetentes triunfe. Es el último muro para el asalto a nuestros wps, nuestras conciencias y nuestras vidas. Sin Estado de Derecho no habrá democracia y sin democracia no existe la libertad. Pasaremos de ciudadanos a súbditos, a esclavos. Como en Corea del Norte, como en Cuba, como en Venezuela. 

La nueva normalidad es suprimir el acatamiento a la Constitución de Diputados, Senadores y cargos públicos para que luego no se les acuse de haber incumplido el juramento. Elemental. Están preparando unas reformas del CP para que ellos mismos no sean llevados ante los tribunales cuando esta época ominosa acabe. Un bienio supernegro.

Reitero lo escrito hace semanas: este es un Gobierno sin demócratas. Solo lo mantiene la propaganda y el control de los medios de comunicación que les permite  una estabulación emocional. La nueva normalidad con este Ejecutivo pasa porque mañana mismo reinicien la Mesa de la Vergüenza con Torra y Junqueras. Y todos a ingerir la nueva normalidad. No vamos a pedir que cesen a Iglesias y a Garzón porque su jefe es rehén de sus 35 escaños. 

Rey Felipe VI

Podemos quiere imponer, además, en esta nueva normalidad los “lunes sin carne” en colegios y restaurantes para concienciar sobre el maltrato animal. Que lo propongan en Cuba y Venezuela.  ¿No sufren las lechugas y las sardinas? Estos tipos de inspiración bolivariana  e iraní, solo quieren volver no a 1931 si no al 711. La ocupación musulmana. A la sumisión. Urge un pacto de sumisión.  

Este Gobierno es más peligrosos que la COVID-19, un desertor ante las responsabilidades, un equipo sin brújula moral, sin dignidad.  Si no pueden garantizar la seguridad del Rey, ¿qué clase de Estado tenemos? Digámoslo claramente: un Estado fallido.  El veto de Sánchez al Rey solo tiene una interpretación coherente: humillarle ante sus socios y dejar claro que el emperador, dueño y señor de   todos los poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) es el doctor en Economía. Un ensayo general  con todo para proclamarse nuevo presidente de la Federación de Republiquetas, al alba. Siempre en la misma línea de este sujeto tan ambicioso como incompetente: y siempre con nocturnidad y alevosía. Todos estos navajeros –Girauta califica- están en la nómina del Estado. 

Hoy es el momento de apoyar al rey Felipe VI, a la Constitución del 78 y, si necesario fuera, a iniciar la II Reconquista. Recuérdalo tú y recuérdalo a otros. Ni un paso atrás. La libertad no se negocia.

Antonio Regalado dirige BAHÍA DE ITACA en:

aregaladorodriguez.blogspot.com