Opinión

La inexplicable burocracia policial marroquí

José María Bartol Espinosa

    « Voy a escribir un libro con todo lo malo que no me gusta de Marruecos…. Y por qué no uno con todo lo bueno que te gusta? me respondia Kamal…!lá iiunkin ! (!imposible!) eso no daría ni para un triste capítulo». Esto escribia allá por el 2006 en la página 209 de mi primer libro  « La mujer que habla con los pajaritos ».

    Hasta hace poco más de tres años he dirigido la sucursal de una empresa española de construcción en el Maghreb, tenia a mi cargo personas locales sobradamente capacitadas para todo tipo de gestiones con la Administración incluyendo la expedición de mis documentos personales necesarios para vivir en el pais segú las leyes. Poseia además, un poder notarial con atribuciones para contratar y despedir todo tipo de personal, alquilar, vender y comprar materiales al uso o maquinaria especifica de nuestro sector y tambien autoridad para poder asociarme con otras empresa incluso tomar decisiones para ofertar trabajos o prescindir de invitaciones a ellos.

    Desde finales de Junio-17 estoy intentando renovar -sin recurrir a  gestoria alguna, pues creo qué no son aceptadas por la Policia- mi CNI es decir la Carta Nacional de Identidad popularmente conocida como «bitaka Al-luatania Maghrebia » que vence el 23 del presente mes de Julio con validez desde hace 10 años, carta que poseo desde 1995 con la ZG del registro en la Villa de Taza y que me otorga el estatuto de « residente » desde entonces.

    Despues de 22 años en Marruecos y a pesar de que mi -aún en activo CNI- refleja en la casilla de profesión «Directeur de Projet» categoria laboral que antes me abria muchas puertas , me han pedido una serie de documentos que paso a relatar graciosamente.

    En la planta baja de las dependencias policiales existe un amplio despacho bajo el cartel de «Depósito de Dosieres» ; siete mesas todas ellas con ordenador donde al menos 5 ó 6 siempre estan ocupadas por funcionarios de paisano, en el pasillo de entrada un gran cartel relaciona los documentos necesarios para cada gestión, lo mio  era renovación de CNI.     Aún así, quise enterarme de viva voz porque ya me conozco lo de pedir las cosas a medias o con cuenta gotas. Despues de una dilatada espera un amable funcionario en perfecto español me dijo tras saber mi solicitud… bien, tome nota, mientras me daba una hoja y un boligrafo :  certificado de penales, lo puede solicitar por internet o sacar en el Ministerio de Interior en Rabat ; certificado médico de no tener enfermedad alguna, sobretodo contagiosas (?)… tiene casa propia ?, Si, pues certificado de propiedad emitido por el Catastro con el número del «titre foncier» de la propiedad… Trabaja? , No, ahora estoy en la Retraité, bien entonces certificado o carta de la Seguridad Social  española donde diga que es vd. Jubilado… tiene cuenta bancaria aqui ? Si, pues AttestatiImagen eliminada.n del Banco con los movimientos de los últimos tres meses… dos fotocopias del pasaporte, 8 fotos 45x35 y éstos impresos rellenos me dijo mientras me soltaba un ficha amarilla y otras tres blancas más grandes para rellenar tranquilamente de datos varios.

    Me apliqué a la tarea desde el primer dia pues a todos los sitios excepto en Rabat, tuve que acudir dos y tres veces, haciendo colas y acumulando esperas.  El primer dia que acudí con todo preparado me dijeron que el certificado médico de la S.S. emitido por la doctora que leyó mis analisis hace un mes en Madrid, traducido al frances y compulsado en las oficinas de la municipalidad, registrado y sellado etc etc, No vale. Tiene que ser doctor/a marroqui, Ok, no hay problema, busco doctor generalista y resuelvo lo del certificado con consulta médica y pago del mismo. En esta visita me entregan otro papel a rellenar donde debo indicar mis padres (ya fallecidos) todos mis hermanos con sus edades y profesiones, mis hijos con lo mismo etc etc, empezaba a alucinar por la falta de descriminacion efectiva y solicitar con caracter general documentos innecesarios que a  nadie creo interesen cuando la edad del solicitante rebase todo sentido de la lógica informativa.

    Me las prometia felices en la tercera visita, fui a las 10 horas y me dieron el número 12, tras dos horas de espera resulta que las fotocopias del pasaporte, una era sin compulsar pero la otra debia pasar por la Municipalidad… la gente se salia por la puerta en las oficinas de ésta última, asi que acudi al dia siguiente y era el primero a las 9 de la mañana. Con todo ya completo  vuelvo por cuarta vez a la Policia, ya empezaba a hacer amigos de las caras conocidas de dias anteriores, morenos senegaleses, dos hindues, un matrimonio de ingleses llenos de tatuajes, un frances joven y nervioso que mantenia su esposa con dos niñas fuera de la sala de espera, una española casada con un marroquí, una señora mayor francesa que protestaba incansable de la tardanza…

    Por la sala de espera de vez en cuando se paseaba un policia uniformado que chapurreba todos los idiomas y a todos nos pretendia consolar de las esperas, por cierto, los telefonos móviles hay que dejarlos en el mostrador de la entrada con una papelina donde has escrito tu nombre, ésta medida no está escrita en ningun sitio, hay gente que se cuela con ellos y luego se llevan la bronca del sargento uniformado que por otro lado es el único que pone una nota pintoresca y de cierto humor consolando tanta pérdida de tiempo en esperas.       

Mi cuarta visita fue la peor, como me presenté pasadas las 10 y ya habian repartido 15 números, me dijo el funcionario de la vez anterior, mejor mañana ( ?)… porqué mañana? hay cuatro personas en la sala, yo espero sin prisas, y alli me quedé sin numerito…. Cuando eran las dos menos diez de la tarde sale a la sala de espera y me dice que, aunque tenga todo listo que no me recoge el dosier hasta mañana a las 8,30 (?). Curado de toda sorpresa me despedí educadamente, ok, hasta mañana….

    Hoy estaba alli antes de las 9h ; en la sala de espera habia 4 ó 5 personas pero me dieron el numero 14 (?), estaran desayunando pensé, eso mismo hice yo volviendo una hora más tarde… todavia iban por el 5 ( ?) los anexos de la sala se llenaban de gente variopinta, algunos acompañados por altos funcionarios marroquies que hablaban con los de la Sala y recibian al recien llegado…. En estas alturas del serial  burocrático ya estaba curado de la  «desesperante, humillante, hilarante e inexplicable» perdida de tiempo, pensaba que yo era jubilado pero cualquier persona que esté trabajando y deba solicitar permiso acabará con la paciencia de sus Jefes.

    Por fin, con toda la papelada preparada, conseguí entrar a las 13,10 de esta mañana, el cachondo del funcionario un joven alto de unos 40 años me recibió con un «marhaba» (bienvenido) que curiosamente no me sonó a guasa sino que lo decia de verdad.

    Nuevo repaso de todo papel por papel y entonces es cuando empieza el «delírium trémens» : como es que en el WafaBank siendo Director de Projet solo tiene 1.200 Dh? ; eso era antes, «daba, ana fakir » (ahora soy pobre), suelta una risotada y continua… su casa donde está? cuanto vale ? le digo con pelos y señales donde vivo y los más de 4 millones de dirhams que vale mi hermoso apartamento…. Empiezo a captar algo raro en el ambiente y le interrumpo, Oiga, cual es el problema ? me van a renovar la Bitaca Alatuania, si o no ?... bueno, es que vd. gasta poco dinero (?) …precisaria más saldo en el Banco, Cuanto? unos 10.000 Dh mensuales, o bien transferir desde España esa cantidad cada mes, comoooo ? ; ya me estaba empezando a cabrear….Oiga, no 10.000 sino más del doble es lo que paso en euros cada vez que vengo, es decir unos diez salarios bases mensuales de Marruecos… donde cambia el dinero? en el Bazar oficial de Abdull en la Rue de la Liberté,  y que hace ? gastarmelo en el zoco de mariscos, carnes y verduras, y en el Marjan y en los vinos de Benisliman… el funcionario no sabia que decirme…. Llamó por telefono arriba (no a Dios, sino a otro despacho superior) ; el « dios » del etage superior no quiso saber quien era ni desde cuando estaba en Marruecos, si escuché que le preguntó por mi saldo bancario ( ?)… cuando colgó me dijo: tiene vd. dos formas de obtener la CNI…Pasar a Marruecos su pensión de jubilación o transferir de banco a banco todos los meses, al menos 5.000 dh…. No debió gustarle la cara que puse, mire: lo primero descartado, olvidese, y lo segundo, no pienso andar con transferencias en cuentas convertibles donde me aplican los cambios de moneda que les da la gana y cobrando escandalosas comisiones tanto el banco de alli como el de aquí. Ya le digo que el dinero lo traigo en el bolsillo porque hasta 9.000 euros estan permitidos sacar en la aduana española. Me despedi recogiendo toda la documentación del dosier con la absoluta convicción de haber perdido tiempo y dinero.

    El sargento uniformado de la puerta al devolverme el telefono me decia que desde hace unos meses han cambiado muchas cosas y a su manera me explicaba que el exceso de celo por las Autoridades está creando muchos problemas en especial por la afluencia de subsaharianos (él dijo negros)… me miré de reojo en el cristal y no me ví nada negro, solo un poco rojo de tanta congestión burocrática al no poder entender como en unas oficinas de personal y medios preparados para éstos asuntos incluian mi solicitud en el mismo saco que la de cualquier africano subsahariano buscando trabajo. Creo que de ahora en adelante viviré con el pasaporte como la mayoria de los mortales extranjeros. !machinmuskili! !sin problema!.