Opinión

La Patria no está en venta

ESPAÑA

¡Basta ya! y ¡presidente dimisión! Estos han sido los dos mensajes que decenas de miles de ciudadanos llegados de toda España han escrito en el cielo madrileño de la Plaza de Colón para que Pedro Sánchez tome nota de que él será el único responsable de conceder los indultos ilegales a los políticos catalanes que dieron un golpe de Estado en octubre de 2017. Un indulto en contra de los informes del Tribunal Supremo que los juzgó. Los congregados no admiten comprensión con estos golpistas, ni van a entender la magnanimidad presencial  en su rendición preventiva.

 ESPAÑA

El sol castigaba Madrid sin piedad (29 grados) a la una de la tarde de este último domingo de primavera. Miles de gargantas habían coreado consignas contra el Gobierno social-comunista, pero en especial contra su director de una orquesta tan desafinada. Las pancartas eran sencillas. Hechas a mano. 

Un fallo en el sistema de megafonía retrasó el acto 40 minutos. El personal aguantó. La líder de Unión 78, Rosa Díaz, cerró el acto denunciando que “los indultos son un chantaje, el mayor atentado contra la democracia y las libertades. Es un delito que tiene por objeto romper España, derogar la Carta Magna que consagra la igualdad y termina violando la Ley de Leyes”. Rosa adelantó que “no vamos a tolerar más tiempo callados ni encerrados en casa, nuevos ataques a la justicia, -en venta para usarla como medio de pago en las “negociaciones” y a la división de poderes”- y  confirmó que “volveremos a la calle denunciar los embustes de Sánchez”.  Siguen en la matraca de los presos  pero se han juramentado con los golpistas utilizar el diálogo para para conseguir la amnistía y el referéndum. Estamos aquí para decir No a los indultos”. ESPAÑA

Los partidos políticos acudieron juntos, pero no revueltos. No habrá foto que manipular. Casado, Ayuso, El alcalde Martínez Almeida, Abascal, Monasterio, Arrimadas y Villacís… Saludamos a Cayetana… mientras muchos ciudadanos le llamaban ¡presidenta, presidenta! Había que estar allí contra Sánchez  y los golpistas porque los golpistas y el secretario general del PSOE están contra todos nosotros. Y contra España. Ni un voto a este tratante de sentimientos que miente más que habla. 

Un joven catalán, Eli Mellado creí entender, llegado de Barcelona, alentó a los jóvenes a no resignarse ni contra el nacionalismo ni contra el Gobierno de la Nación. La sociedad civil cumplió su papel y los ciudadanos decentes  acudimos a la cita. Andrés Trapiello, siempre alejado de los focos, abrió el encuentro: “Esta es una manifestación de utilidad pública, no como los indultos; no estamos aquí para debatir programas sino para decir “No a los golpistas” ¡Basta ya! “¿Qué ha cambiado en España –se preguntó el escritor leonés- para que los indultos fueran indeseables hace un año y se trate hoy de convencernos de que son necesarios e imprescindibles?” Trapiello terminó recordando que los actos morales y políticos tienen consecuencias y éste nuestro es un acto moral y político. “Nos hemos reunidos personas de derechas, de centro y de izquierda para decir en público lo mismo que en privado: no a los indultos”. Batasunizar el futuro

No vamos a entrar en la guerra de cifras; la Delegación del Gobierno empezó facilitando 2.000 personas un minuto después del mediodía. Falso. Desde luego la cifra pudo estar muy cerca de las 100.000 personas. Ciudadanos libres e iguales. El acto se cerró bajo la sombra de la bandera más grande de España 294 metros cuadrados (21 x 14), escoltada  de un océano de rojigualdas que personas de toda edad y condición portaban con orgullo y dignidad. Ni un leve incidente. Todos libres, todos iguales. Un minuto de silencio por los ausentes de la pandemia  duró casi un siglo. Un trompetista rompió el silencio interpretando el Himno Nacional. Al final gritos de ¡Viva España! Emoción y orgullo de ser y de sentirnos españoles. Mereció la pena acudir a defender, una vez más, la Unidad de la Patria.

Batasunizar el futuro

Magnanimidad con los golpistas 

El secretario general del PSOE fue claro en la última conferencia política: “Nunca más indultos por motivos políticos y por motivos económicos. Me repugna.”. Pero como diría la vice Calvo: “Eso no lo ha dicho nunca como presidente”. Estamos ante un impostor, ante un mentiroso, un fulero, un falsario, un embustero, un tahúr del Manzanares  y ante un doctor fraude con esclavos pagados con dinero público. No es  Pedro Sánchez el Magnánimo un colaboracionista;  No, es más; es el impulsor, el embajador plenipotenciario del golpismo en Cataluña. El indulto es un insulto y una prevaricación porque sabe que es ilegal y que la carta de Junqueras es una mentira más para debilitar el Estado de Derecho. Así lo descubre en su Hoja de Ruta de ERC. 

Batasunizar el futuroHabrá indultos, amnistía (prohibida por la Carta Magna tras la salida a la calle de todos los presos políticos incluidos los de Eta con delitos de sangre); no habrá inhabilitación política y económica y en la mitad de la rendición en la Mesa de la Vergüenza le convocarán un Referéndum para la secesión  (independencia) y le proclamarán la república catalana, por más de ocho segundos entre su actual socio prioritario, Pere Aragonés y Carles Puigdemont que regresará de Waterloo en loor de santidad nacionalista. Otro protomártir como Pujol y su saga de corruptos. Desde Fernando VII no había habido en España un dirigente tan felón, tan cobarde y tan traidor. Prometió cumplir y hacer cumplir la Constitución pero su verdadera misión es la de intentar engañar a los secesionistas para que él se mantenga dos años más en La Moncloa. Sánchez no puede ser magnánimo con nadie porque no es hombre de honor como aprendimos en Aristóteles. Batasunizar el futuro

Trienio negro

¿Por qué poner en marcha ahora el Acuerdo-capitulación de Pedralbes con 21 puntos ocultos a la opinión pública? Para no dar cuenta de la gestión de tres años perdidos. Porque no ha asimilado todavía la derrota del 4M, las mentiras de la pandemia; los 140.000 muertos (invisibles) del coronavirus. ¡Viva el 8M! hemos doblado la curva al coronavirus y ahora a divertirse, mintió Pérez-Castejón.  Nueve meses después de sus palizas televisivas y tres años largos –eternos- de su llegada ilegítima a La Moncloa, éste es su legado: los parados han aumentado en 650.000, los ERTES -trabajadores en el limbo- superan los 670.000, la deuda se ha incrementado en 235.000 millones y la petición de créditos hasta el 2023 superará los 825.000 millones de euros. Con una inflación del 2,7 anual, con un petróleo al alza (15 euros más por llevar el depósito desde enero); con unas pensiones que se revisarán ya cada cinco años y con un tarifazo inhumano –la factura de julio será astronómica- ni con los fondos europeos saldremos de la miseria ni de las colas del hambre. ¡Qué decir de los autónomos y de sus subidas confiscatorias! Este gobierno, solo se preocupa con el soldado Marlasca a la cabeza, de salvar a los terroristas que estarán en casa por Navidad y de romper la Caja Única de la Seguridad Social a pesar de que la Abogacía del Estado ya le ha informado al presidente que es anticonstitucional. Pero ¿quién manda en la Abogacía del Estado y en la Fiscalía? ¡Ah!   El TC ya declaró anticonstitucional los nombramientos de Iglesias y de Redondo para el CNI.IEEE

¿Responsabilidades? Ninguna. El propio TC ha ordenado destruir las cintas de Barajas del “caso Delcy” Y ahora, a instancias de VOX  es previsible que declare inconstitucional el confinamiento por aplicar tiránicamente el estado de alarma.  Es escandaloso que el Alto Tribunal haya permitido que el gobierno nos haya tenido secuestrados durante más de un año.  Caminamos de la tiranía a la dictadura que terminará en la ruptura de España gracias al diálogo de un jefe de gobierno que solo piensa en sí mismo. Nadie con menos empatía, nadie tan egoísta, nadie tan desleal. Este tipo es el peligro público número uno  para la salud, la economía,  la educación, la democracia y la sociedad. España y los españoles le importamos un bledo. Lo suyo es el poder y la foto con Biden. Este trienio negro es peor que el septenio zapateril y el rajoyano juntos. 

Con un Gobierno elefantiásico, 22 ministerios, creí que, salvo excepciones, eran un equipo de profesionales. No. Incompetentes y serviles. Cuando ves a tres magistrados (Robles, Marlasca y Campos) apoyar los indultos a los golpistas para no contrariar al bello Sánchez –bello pero sin seso- se llega a una conclusión: solo pueden formar parte de un equipo liderado por un Chamberlain que nos traerá el deshonor, la indignidad y después la “guerra”. La división de la sociedad es el mayor logro de este aventurero de la política. Y ahora nos pide comprensión. Un cínico que no merece ni el desprecio por su prepotencia.  Si quiere diálogo que lo haga en el Parlamento de la Nación con luz y taquígrafos no con la opacidad que le consagra como el dirigente más tenebroso de la historia incluso más que su admirado compañero leninista Largo Caballero, que nos llevó directamente a la guerra civil.

Batasunizar el futuro

El enfrentamiento como estrategia

La característica más destaca de este gobierno inútil e incapaz es la mentira y la propaganda; sobre esos dos pilares ha construido una filosofía de vida que compra voluntades, televisiones y medios de comunicación que hacen hucha con el silencio. A mí, personalmente, me duele ponerle adjetivos a este Ejecutivo que nos lleva a la ruina y a la ruptura de España. ¿Qué harán cuando den el golpe de estado definitivo y promulguen unilateralmente la independencia de Cataluña, Valencia, Baleares, País Vasco y Navarra, la mitad de Aragón y la entrega de las ciudades de Ceuta y Melilla? El enfrentamiento contra los empresarios, el Banco de España, los autónomos, -los sindicatos tradicionales están más subvencionados que TV3-, la restauración, las agencias de viajes, los bares, los toros, la caza, las centrales eléctricas, las extractoras de litio, los agricultores, los ganaderos… Estos solo defienden a sus amigos los lobos, a las gaviotas,  a los golpistas  y a los etarras. Están reverdeciendo la revolución pendiente que enterró la guerra civil merced a la Transición. La ética  y la austeridad han desaparecido desde el minuto uno del código de conducta de un equipo ministerial que ha humillado a Juan de la Cierva y que acaba de proscribir de los premios nacionales a eminencias como don Santiago Ramón y Cajal, don Gregorio Marañón y don Marcelino Menéndez Pelayo. El primero, por franquista que nada tuvo que ver con Franco; ni siquiera le conoció. Los otros tres eruditos por ser hombres. Claro que el ministro de Universidades, el ‘catalibán’ Manuel Castells, “rendirá homenaje” a Leopoldo Alas Clarín, muerto en 1906 “por haber sido asesinado por el régimen franquista en 1936”. Bravo por la lumbrera originaria de Hellín (Albacete).  El enfrentamiento como estrategia es  un fascismo encubierto. Nada más y nada menos.  Así de claro. Fascismo y cobardía. Nuestra actuación tras el asalto a Ceuta y a Melilla por el gobierno marroquí es producto de la debilidad de un gobierno social-comunista donde, a pesar de la ausencia de Pablo Iglesias, sigue imponiéndose la línea bolivariana y feminazi. Se les llena la boca de dialogo pero lo suyo es la imposición a golpe de BOE y de mayorías Frankenstein.Batasunizar el futuroQue se lo recuerden a la ministra Darias con su orden ministerial contra la mayor parte de la población española –treinta y dos millones de ciudadanos- tras el rapapolvo de la Audiencia Nacional. Nunca tan pocos hicieron tanto daño a tantos. La deplorable actuación de la ministra se Asuntos Exteriores, Arancha González Laya -¿pero de dónde se han sacado a esta señora tan incómoda de ver y de escuchar?- en los dos escándalos más recientes, la invasión de nuestras provincias españolas en el norte de África y la llegada a España de Brahim Ghali con doble documentación falsa –“identidad distinta”, diría la impresentable portavoz  J.M. Montero-, confirma que España está  en manos de un puñado de políticos sin principios  y de un partido que, a excepción de García-Paje, no se merece un voto hasta el año 2051. O más allá.  Podrá seguir anulando al Parlamento,  amedrantar a la Justicia, manchando las togas de la Fiscalía General con el polvo del camino y presionando a la Abogacía del Estado para que sus informes, en contra del TS, puedan justificar sus tropelías. Podrá controlar todos los poderes. Podrá mandar, pero no gobernará nunca porque es un césar sin escrúpulos. 

Señor Sánchez, usted es un caos perpetuo. Porque las decisiones no las toman los ministros, sino usted en persona sin contárselo a los demás. Le aguantan porque son una panda de mediocres. ¿Hasta cuándo va a seguir abusando de nuestra paciencia? La respuesta de Colón fue clara: Elecciones ya. España no se merece un gobierno que nos mienta y sea vasallo de Puigdemont y de Junqueras. Lo peor de este trienio tenebroso no es que divida, nos multiplique por cero y nos arruine. Lo más grave es que, mequetrefes como Illa, -“apuesto por un referéndum pactado para la convivencia”- ¡qué coños es eso! (con perdón), o Iceta, -“los navarros jugáis ya en la División de honor con vascos y catalanes”-, desde el PSC siempre estén imponiendo sus tesis de aceptar una rendición preventiva. Con el doctor Sánchez liderando el proceso.    

El pasado 4 M, Madrid-Ayuso-Libertad echó a Iglesias primero del Gobierno y luego de la política; los españoles llegados de todos los rincones de España ya han sentenciado a este gobierno infame: ni olvido ni perdón. Ni un voto a los traidores de la Patria. No a la vuelta al comunismo. No a los inútiles que van a indultarse a sí mismos para seguir de okupas del palacio presidencial. España, señor presidente, no merece un gobierno que se ría de todos nosotros y que traicione la Constitución, la autopista que nos ha conducido a Europa y a gozar del mejor periodo de nuestra vida. Tiene todo el derecho del mundo a suicidarse con sus militantes del PSOE, de Podemos y de +M   pero la mayoría de los españoles no tenemos alma de esclavos como su alter ego Iván Redondo para tirarnos por el barranco ni seguirle hasta la muerte.  

Manipule usted la foto multitudinaria de Colón envuelta en ese mar de banderas nacionales, de este 13 de junio de 2021. La vez anterior rompimos su iniciativa de rendirse a Torra. Y nos llame fachas si le da la gana.  Usted solo es un pobre hombre sin alma, sin corazón y sin cerebro.  ¡Hay que tener poca vergüenza para entrar en el zulo en el que estuvo encerrado Ortega Lara una semana después de que usted dejara en manos del PNV a uno de los carceleros que le retuvo durante 532 días con sus 531 noches!

Después de destrozar España ¿dónde está su victoria, señor Sánchez?  Fuimos a Barcelona el 8-0 (2017) para defender la unidad de la Patria. Libres e iguales. Volvimos allí dos veces más. Estuvimos en la Plaza de Colón el 11 de octubre del 19 para impedir que usted negociara un relator con los golpistas. La conocemos bien por manifestarnos en contra de ETA. Hoy hemos vuelto para que no les conceda el indulto, la amnistía y el referéndum a unos rebeldes subvencionados con dinero nuestro. Y volveremos allí hasta que las próximas elecciones le manden a usted  al carajo de la historia. No nos puede engañar a todos todo el tiempo. La calle le ha perdido el respeto. Solo puede ya viajar en el Falcon. La gente le abuchea porque no le quiere. Por eso no le vota. Ni le votará. 

No nos pida comprensión por su villanía. Sus convicciones son humo y su palabra no vale nada. La hemeroteca le delata. Tiene menos valor que el león del Mago de Oz. Estamos seguros de que impondrá los indultos a pesar del 62 por 100 de los españoles. Y de la manifestación en el corazón de Madrid. Es igual. Tendrá que pagar esta factura  con IVA del 100 % en las urnas porque la corrupción y la cobardía – el indulto es la mayor de las cobardías y un insulto a todos los españoles- ni cotizan ni prescriben en democracia. 

Aprender a respirar

No existe dolor más profundo y extenso que el de perder a un hijo. Durará toda la vida. Lo sé por propia experiencia compartida con otras familias que han despedido a un ser querido antes de tiempo. Comprendo perfectamente el desconsuelo de su madre, Beatriz, por la muerte de sus dos preciosas hijas Anna y Olivia. Compartimos ese sufrimiento infinito, rezaremos por las niñas, por ella y por toda la familia y apelamos a que ese amor por las pequeñas le de fuerzas para seguir adelante porque la vida lo es todo. Necesitará ayuda de especialistas y todo el cariño del mundo próximo. La fe es más fuerte que el odio, querida Beatriz. Tú no eres culpable de nada.  Y la mejor terapia ante la actitud de un canalla que quería vengarse y golpearte como  mujer y como madre donde más te duele, en tus hijas, es creer que se han ido a la habitación de al lado y te están esperando todavía. Ayudar, ayuda

¡Que Dios te bendiga, Beatriz!

Antonio REGALADO dirige Bahía de Ítaca en: aregaladorodriguez.blogspot.com