PUBLICIDAD

Marruecos

Opinión

La regla de tres

regalado

Margarita Robles perdió la poca dignidad que le quedaba cuando desmintió desvergonzadamente en la Moncloa que la directora del CNI Paz Esteban no había sido destituida sino sustituida. Al día siguiente, el BOE, sentenciaba: “A propuesta de la ministra de Defensa vengo en proponer el cese…”.  La misma fórmula que utilizó su compañero de villanía Fernando Grande-Marlaska para decapitar en su día al coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos. 
 
Ni destitución ni sustitución, Margarita Robespierre: prostitución. Te has corrompido a ti misma porque ya lo estabas desde el mismo momento del ascenso al poder de tu ídolo Pedro I el doctor plagio. Callaste tras todos los atropellos cometidos (maletas de Delcy-Ábalos, nombramiento de la fiscal general,  embustes del CIS, atropello en la Abogacía del Estado, destrucción de RTVE, indulto a los golpistas, amparo económico a estos desde el Tribunal de Cuentas, apertura de las cárceles a los etarras, admisión del apoyo de Otegui, entrada en España sin papeles de Brahim Ghali,  entrega del Sáhara Occidental  a Marruecos, cierre inconstitucional del Parlamento en tiempos del COVID y mandar a golpe de decretazos y silencio) porque os une la misma ambición: el poder. 

regalado
 
Patriota de hojalata
 
Nadie ha humillado tanto a España en menos tiempo. Aparece en el New Yorker un falso informe -elaborado por un extremista catalán que intentó incendiar Barcelona-, denunciando que 65 golpistas catalanes fueron expiados por el CNI. Mentira. En vez de desmontarlo, el Gobierno lo admite como bueno y se rinde sin condiciones ante el fugado Puigdemont y las huestes de Aragonés, que habían preparado la denuncia-trampa desde 2020. 

Habló el golpista número uno en el BOM (Boletín Oficioso de Moncloa) Oriol Junqueras, y 24 horas después, tras una representación parlamentaria en el teatro del absurdo, la Magdalena sanchista defiende con ardor guerrero a la directora de los servicios secretos. Muchos intuimos que era una cortina de humo porque de lo contrario, hubiera retado a su señor feudal a pagar el sacrificio de dos por el precio de uno.  


Margarita, la patriota de hojalata, que aceptó un premio Sabino Arana siendo magistrada de la Audiencia Nacional, aprovechó el apoyo de la oposición constitucional (PP, VOX y Ciudadanos) para preguntarse qué tiene que hacer un gobierno para defenderse de los enemigos del Estado. No contestó, pero la respuesta es fácil, señora ministra: no dialogar nunca con los que quieren romper España y no indultar a los golpistas. Cuando la alta funcionaria Esteban descubre que los 18 sediciosos han sido vigilados por mandato judicial, firmaba su pena de muerte civil. Le exigen que dimita voluntariamente y que expíe sus errores públicamente como en el PC de Lenin y de Stalin. Pero se niega. Un encuentro furtivo y nocturno en Moncloa entre Sánchez, siempre callado en todas las conspiraciones contra las instituciones, y la ministra de Defensa, sentencian a la jefa de los espías, persona muy respetada entre sus colegas. Es decir: la echan a la calle por cumplir con su obligación. De los otros 47 nada se sabe. Un montaje para meter ruido.

regalado

 

Chantajes permanentes

El resto de la película ya la saben ustedes; el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, madruga un día para anunciar “urbi et orbi”, que estén tranquilas las “victimas” nacionalistas. Que el propio presidente, la ministra Margarita y el titular de Agricultura, Luis Planas -exembajador en Marruecos- han sido infectados también con el sistema Pegasus. Se le olvida al amigo Félix que él es el responsable único de la Seguridad de las comunicaciones del presidente en el ámbito monclovita. Y omite, descaradamente, que el CNI les había alertado de la necesidad de revisar los móviles de Palacio. Admite, además, que al presidente le han robado 9,2 Gigas de información -¿sabremos el contenido alguna vez?- y casi 1 Giga a la señora Robespierre. ¿Se habrá visto mayor incompetencia en algún gobierno del mundo? Jamás. Nunca se airean las brechas de seguridad; se corrigen en la intimida d. Pero aquí, el doctor y sus acólitos enmierdan a los servicios secretos a tan solo 40 días de la cumbre de la OTAN en Madrid. ¿Cómo aclarar que la intromisión en el teléfono presidencial se produjo hace un año y se sabe ahora? Sospechas de mentiras fundadas. 
 
En un viaje relámpago a Barcelona, Pedro le dice a Pere que él no sabía nada -miente porque el presidente es el que firma las órdenes de la Comisión Asesora de Investigación- y le promete al poco honorable president de la Generalitat que se lo contará todo en la próxima cumbre bilateral. ERC pide más cabezas y el Parlament exige la de Robles. Ese mismo día Margarita le entrega en bandeja de plata la de la señora Esteban. Y aquí paz y después gloria. Bueno, después, Esperanza. Esperanza Casteleiro, jefa de Gabinete de la propia ministra desprestigiada y también espía en tiempos de Zapatero. Y Margarita aún sostiene que puede salir a la calle con la cabeza alta.  ¿Dimitirá cuando le abucheen como lo hicieron en Ciudad Real hace unos días con don Pedro Sánchez y Pérez-Castejón? No lo hará porque ha perdido la dignidad. 
 
Cuando apareció siglos después en sede parlamentaria, el líder providencial se limitó a decir tres obviedades: que se había cometido un fallo de seguridad en las comunicaciones, que se había denunciado a la justicia y que se había informado en tiempo real a la opinión pública. No es cierto. ¿Quién nos espió, qué datos le robaron de su móvil y si están interrelacionados el robo de Pegasus con la crisis de Marruecos y la posterior decisión personal de entregar el Sáhara sin más contrapartidas que los contratos del Instituto de Empresa con Rabat? Queremos saber si han sido intervenidos los móviles del Rey y de la Reina. Las relaciones con Argelia se han deteriorado como nunca y la factura del gas la pagaremos a precio estadounidense.  

batet


¿Por qué no hemos sabido quiénes están detrás de la acusación del Cataluyagate? ¿Por qué no se ha hecho pública la entrevista de Puigdemont con el agente de Putin, las visitas al Kremlin y a Waterloo de espías de la antigua KGB y la oferta de 10.000 soldados rusos y dinero -mucho dinero en Suiza- a cambio de romper España e implantar un estado comunista - ¿narco-comunista? -  y un paraíso fiscal con criptomonedas soviéticas. Ahora, Puigdemont no quiere que el PE investigue sus andanzas con Putin, el genocida de miles de ucranianos inocentes. ERC y Just eran los socios predilectos del zar. 

En su bajeza moral y política, Sánchez se ha rendido un poco más a los nacionalistas. Aragonés no ha desmentido que fuese el “coordinador” de los CDR en 2019 en su época de vicepresidente con el delincuente Torra y se siente herido en su honor. Como todos los cobardes amenaza al Estado y chantajea a Sánchez con dinamitar la legislatura. No lo hará porque Sánchez es el cómplice necesario para que sus planes sigan adelante. 

La respuesta de Marlaska es oportuna: 1.000 millones de euros para los Mossos. No solo para mejorar la ampliación de la policía autonómica y las pensiones sino incluso para que compren armamento pesado. ¿Tanques, submarinos? Más pronto que tarde les entregará el control de fronteras y de las costas catalanas. Todo para los secesionistas mientras niega chalecos antibalas a la GC y a la Policía Nacional.

Los peneuvistas han conseguido en este mayo florido una de sus reivindicaciones por apoyar los Presupuestos actuales: la transferencia exclusiva de los secretarios de Ayuntamiento.  Nunca volverán ustedes a hablar de corrupción en la administración vasca. “Los nuestros” -los suyos- taparán todos los excesos peneuvistas. Objetivo de Sánchez cumplido: destruir las instituciones, ningunear la monarquía parlamentaria, neutralizar la Constitución y volver a la III República sin contar que la II, con Largo Caballero al frente del Gobierno intentó regalar Baleares y Canarias, a Mussolini y Hitler, respectivamente, para que no apoyaran a Franco. (Véase El Mundo del 11 de mayo de 2022). El sanchismo es el PSOE de ZP y de Largo Caballero. Sigue en manos de los mismos a los que tuvo que espiar. (A)paga y vámonos). 


 
La oposición hace la ola

Feijóo aterrizó esta semana en Madrid desde Santiago para hacerse con los mandos del buque insignia de Génova 13. El Senado aliviará la nómina del partido.  Sus viajes a Cataluña y País Vasco son idénticos a los realizados por Casado: pleitesía a la burguesía que apadrinó el golpe de 2017. ¡Qué ocasión perdida para visitar primero a los constitucionalistas de la Sociedad Civil Catalana (SCC), a los valientes universitarios de S’ha acabat, a la familia acosada en Canet de Mar que exigía que su hijo pudiera estudiar en español y qué mejor ocasión para reivindicar el 25% en las escuelas como han dictado los Tribunales ¡Nada de eso: alabanza del nacionalismo amable! 

regalado

Otrosí con el País Vasco y el PNV. No aprenden como atestigua el flamante coordinador general de los populares Elías Bendodo, que vuelve a la España plurinacional del comunista Pablo Iglesias. 

Puede que Sánchez se encuentre “al final de la escapada, con un Gobierno artificial y sin apoyos”, pero no los necesita. Cuando le falla ERC, le socorre Bildu. Y si se enfurruñan los dos esa semana, entonces llegan en tromba PP, VOX y Ciudadanos y la geometría variable cesarista consigue la mayoría absoluta para sacar adelante sus decretos faraónicos sin cambiar una coma. “Escríbase y cúmplase”, ordena Pedro.

La humillación “ad hominen” al portavoz ciudadano Edmundo Bal certifica el odio que Sánchez siente por el mérito y la capacidad de los servidores públicos. Recordaré las palabras de Sánchez a Rajoy: “Usted no es una persona decente”. Pues eso. 

regalado

He aquí ejemplos recientes de entreguismo: sucedió en los trágalas del confinamiento, con el voto milagroso y exclusivo de Casero a la Ley Laboral, no se ausentó el PP  de la Comisión de Secretos Oficiales después de romper Batet todas las reglas de juego; apoyo a Margarita mientras hacía el trabajo sucio de matar a Paz Esteban, salva la oposición al soldado Sánchez en la tramitación de la Ley de Seguridad del Estado que atribuye poderes casi ilimitados al inquilino de la Moncloa y no ha tenido el valor de adelantar que se cargará normas  como la de la Memoria Histórica, la de Educación  o la del aborto que incluye las política de menstruación. 

Además, en el año que queda la FEMP distribuirá el maná europeo con generosidad a los municipios regentados por socialistas y el Ejecutivo condicionará las inversiones y las reformas de la UE hasta 2027 sin contar con el partido popular. Ojo al dato y al ninguneo.

El inmovilismo ante el miedo y después de insultarles en sede parlamentaria - “ustedes son unos mangantes”-, le espetó a Cuca Gamarra que nunca prepara las respuestas a las guerras ideológicas, son la mejor arma del gobierno. 

Esta es la política tóxica del doctor presidente a la que llama política sana. “Lo que no es bueno para Europa no puede ser bueno para España”, amenaza desde Jaén a Moreno Bonilla y a Macarena Olona, cuando superan con creces los 55 diputados. 

¡Que viene el lobo! 

   El Frente Andaluz de Judea con la “chulapa” Yolanda Díaz de perfil volverá a mascar la derrota del 4M por mucho que Adriana Lastra diga en Cádiz que “hay que hablar de corrupción”. Hablemos. Con dos presidentes en capilla (Chaves y Griñán), es como nombrar la soga en casa del ahorcado. Nunca la justicia debe prolongar sus tiempos por conveniencias electorales. Y siempre lo hace a favor del PSOE.

Hay que añadir que el PP, con sus “agujeros negros” en el Cantábrico, Cataluña, C-LM, Extremadura, Rioja, Valencia, Murcia y las islas no debe perder un minuto más en dejar de ser la oposición real al sanchismo. Cuando el presidente apela al sentido de Estado, olvida que los frentes abiertos (Sáhara, Marruecos, Argelia, Ceuta, Melilla, Cuba, Venezuela, Nicaragua, Perú, Chile, Colombia, México…)  son obra exclusiva de su talento y de su osadía. Parafraseando al Marca tras la victoria del Real Madrid frente al Liverpool de Guardiola pedimos “que baje Dios y lo explique”. Existen los milagros, amigo, incluso para los ateos. 
 
La regla dolorosa

 Cuando entrego esta Bahía, Ayuso ultima su congreso madrileño para encarar las municipales y autonómicas del próximo año. Y el Consejo de Ministros se dispone a aprobar una ley del aborto que permitirá a las niñas de 16 años abortar sin el consentimiento paterno. No pueden comprar tabaco ni alcohol, pero pueden abortar. ¿Y quién será el responsable si algo sucediera en el quirófano? ¿Los padres o Irene Montero? Los padres. Gracias al TC por tardar más de 13 años en pronunciarse por la ley Zapatero que autorizaba ya esta salvajada. 

regalado

Eso sí, la política menstrual dolorosa del gobierno es genial: que la SS cargue con las bajas. ¿Si una mujer trabajadora está indispuesta por sufrir dolores durante ese periodo no se toma una baja legal ahora? Y las alumnas en la Universidad y en los Institutos ¿podrán abandonar los estudios tres o cuatro días al mes? ¿Tendrán derecho a exámenes especiales y a recuperación?  Y a las amas de casa ¿les abonará el Estado esos días difíciles? No conozco a ninguna mujer en mi familia ni en el trabajo que sienta culpa, estigma o vergüenza por la menstruación dolorosa o no. Se aliviaría mucho si hubiera conseguido algo más sencillo: reducir el IVA de esos productos menstruales. 

   Ahora que Bruselas nos ha rebajado por segunda vez en apenas tres semanas las previsiones de crecimiento (lo ha dejado en el 4% frente a los 7,8 de Calviño); ahora que los agricultores, los camioneros y las empresas están con la energía por las nubes, convendría más preocuparse por las cosas de comer. Es el momento de restablecer las reglas para llegar a final de mes. Para que nadie se quede en el camino. Es la hora de restaurar en la educación primaria la regla de tres. Primero la simple y luego la regla de tres compuesta. 
 
Antonio REGALADO dirige BAHÍA DE ITACA