PUBLICIDAD

Iberdrola

Opinión

Marruecos: un "destino" para las energías renovables bajo un nuevo tipo de Rey Sol

energía-renovable-noor-ouarzazate

El Sáhara tiene mucho terreno y mucho sol, lo que lo convierte en un lugar atractivo para ubicar enormes estaciones de energía solar, y el Reino de Marruecos lo está haciendo.

Si a esto se le añaden importantes recursos eólicos en el interior y en la costa, Marruecos parece dispuesto a cumplir su intención declarada de no sólo satisfacer su propia demanda, sino también de convertirse en un exportador regional hacia el norte de África y Europa.

Tiene una capacidad total de generación instalada de unos 11.000 MW, de los cuales 4.030 MW son renovables. Otros 4.516 MW de energías renovables están en construcción o en proyecto.

El rey Mohamed VI, que gobierna el país desde hace 23 años, ha sido un firme defensor de la energía solar y otras energías renovables. Se podría decir que es un nuevo tipo de Rey Sol.

El país norteafricano espera que inspire a muchos países a cambiar los combustibles fósiles por las energías renovables. Leila Benali, la dinámica ministra de Transición Energética y Desarrollo Sostenible, me dijo en una entrevista en Zoom que quiere que Marruecos sea "un destino para las energías renovables".

A su debido tiempo, según Benali, Marruecos podría exportar más energía procedente de las renovables a España, Portugal e incluso al Reino Unido. En la actualidad, existen dos interconexiones eléctricas con Europa y está prevista una tercera. La capacidad de las interconexiones es de 1.400 MW y la energía fluye en ambos sentidos, dependiendo de las condiciones de generación y de mercado en Europa y en Marruecos. "A veces somos el único país africano que importa un producto", bromeó Benali.

Si Marruecos quiere dar servicio al Reino Unido, será necesaria una interconexión adicional, dijo. Marruecos ya está interconectado con Argelia, Egipto y Libia.

Una vez completado, el complejo de Noor Ouarzazate será una de las mayores instalaciones de generación de energía solar del mundo, con una superficie de más de 6.000 acres de desierto. En la actualidad, el complejo consta de tres centrales separadas pero ubicadas en el mismo lugar, conocidas como Noor I (160 MW), Noor II (200 MW) y Noor III (150 MW). Está prevista una cuarta central, Noor IV (72 MW). 

Los marroquíes defienden la energía solar concentrada (CSP), que se ha quedado en el camino en Estados Unidos y Europa, ya que las células fotovoltaicas (PV) se han vuelto muy baratas. Pero la gran ventaja de la CSP es que tiene la capacidad de almacenar energía y, por tanto, de ampliar la disponibilidad de energía. Noor I tiene 3 horas de capacidad de almacenamiento, Noor II y III tienen 7 horas cada una.

Tras la crisis energética de 1973, la tecnología CSP era muy prometedora en Estados Unidos. Los espejos concentran el calor de estos colectores en una caldera que calienta el agua, por ejemplo, a 550 grados centígrados. El vapor resultante genera la electricidad a través de una turbina.

En lugar de contribuir a la infame "curva del pato", en la que se genera demasiada energía durante el día y ninguna durante las horas punta a primera hora de la mañana y después de que el sol se ponga por la noche, la CSP puede cubrir esos picos. El calor sobrante se almacena en sales fundidas y se utiliza cuando se necesita para generar electricidad o para otros fines. Benali me dijo que espera que el calor solar almacenado pueda utilizarse para la producción de hidrógeno o la desalinización.

En Estados Unidos se han realizado con éxito varias instalaciones de CSP, la mayor de las cuales es la planta Solana de 250 MW en Gila Bend (Arizona). Funciona desde 2013 en el sistema APS. La tecnología ESTC también se utiliza en Israel, España y otros países cálidos y soleados.

La CSP tiene dos inconvenientes, el coste y la disponibilidad de agua, pero la abundancia de sol modera el coste. Hay que construir dos sistemas: los colectores y el generador. En cambio, la fotovoltaica produce electricidad directamente. En una central CSP, como en cualquier otra central térmica, se necesita agua para la refrigeración y el lavado de los colectores. La instalación de Noor bombea agua de un embalse para satisfacer sus necesidades.

Hay dos tecnologías de CSP y Marruecos emplea ambas. Una de ellas utiliza espejos parabólicos para dirigir el calor hacia una tubería que lleva un fluido de conducción a la central eléctrica. La otra es el llamado sistema de torre de energía. En éste, los espejos que siguen al sol, llamados helióstatos, dirigen el sol a un colector situado en la parte superior de una torre. Noor I y II utilizan colectores parabólicos, y Noor 3 utiliza heliostatos que rodean una torre que se eleva más de 800 pies.

Noor IV será diferente: empleará células fotovoltaicas convencionales. Benali me dijo: "Somos ecuménicos con la tecnología renovable".

Se siente orgullosa de los proyectos de gran envergadura y de los localizados, como la energía solar en los tejados. Dijo que la administración marroquí se ha comprometido a llevar la electricidad al 100% de la población, desde el 99,4% actual. La administración, dijo, quiere que "todas las escuelas, mezquitas y hogares tengan electricidad" y si el coste de la última milla es demasiado alto, emplearán microrredes.

Según el gabinete de Benali, el coste de capital de los proyectos solares ha alcanzado los 5.200 millones de dólares. El Ministerio subrayó que Noor está lejos de ser el único desarrollo. Afirmó que hay 52 proyectos renovables en funcionamiento y 59 en construcción o previstos.

Benali asumió el cargo en octubre de 2021, tras una distinguida carrera internacional que incluye haber trabajado para Schlumberger, Aramco y Cambridge Energy Research Associates.

Tiene un espléndido currículum académico -con títulos de Ingeniería, Economía y Ciencias Políticas- y un espléndido sentido del humor. Cuando le pregunté cómo había aprendido su impecable inglés, me dijo que de niña veía la MTV. Los personajes de su programa favorito, "Beavis y Butt-Head", nunca hablaban con tanta facilidad.

Llewellyn King es productor ejecutivo y presentador de "White House Chronicle" en PBS.

En Twitter: @llewellynking2

Este artículo se publicó originalmente en Forbes.com