Opinión

Nido salafista en Europa, “el lobo está en casa”

sALAFISMO

El 11 de septiembre 2001 se produce el atentado contra las Torres Gemelas, en Nueva York, y el Pentágono en Washington; 11 de marzo de 2004 atentado en trenes de Atocha en Madrid; a partir de entonces, la yihad, salafismo wahabismo irrumpen como términos en la esfera pública mediática y se convierten en sinónimo de terrorismo, Al-Qaeda revindica los atentados de  Madrid, de EEUU y de otros muchos, dibujando un panorama de terror a nivel internacional actuando acorde con su ideología salafista basada en la yihad como lucha armada, un escenario que no ha cambiado con la desaparición paulatina de esta organización, ni con la muerte de su líder Osama bin Laden en 2011,sino el terrorismo se había nacido aún más cruel con la aparición de Daesh, organización radical liderada por Abu Bakr al-Baghdadi, creada en Irak en 2010 con el objetivo de instaurar el califato islámico en Irak y Levante.

Característica del salafismo

El salafismo es una categoría ideológica del islam suní basada en recrear la metodología de los primeros acompañantes del profeta y de las tres generaciones posteriores a ellos, los salafistas son aquellos que adoptan las ciencias jurisprudenciales, sociales y humanas de los antepasados con el propósito de aplicarlas a los contextos de la vida contemporánea considerando que es el legado más puro y ausente de manipulación.

La yihad es una doctrina salafista, a través de lo cual las Jamaat al -Islamiyya (agrupaciones islamistas), establecen la legalidad del utilizar la lucha armada.

Los ideólogos de esta tendencia han ido desarrollando métodos y tácticas durante décadas, llegando a adoctrinar a un amplio espectro de grupos y de movimientos afines que comparten la misma lectura del pensamiento salafí, aunque se diferencian entre sí, en dogmas y prácticas, dependiendo de cada época y de líderes espirituales y de la actualidad política en la que se vive han ido dictando fatwa (veredicto legal islámico) como, por ejemplo: Yihad wa takfir, la  fatwa en el  que inspiraba la agrupación islamista, que dio muerte al presidente egipcio Anouar Sadat en octubre de 1981 es una noción salafí que significar tachar de incrédulos a gobernantes musulmanes y considerar falsos creyentes a la ciudadanía que les apoye, emprenden la yihad como lucha armada para aniquilar a los gobernantes e islamizar la sociedad a la fuerza.

Tres referentes figuras de referencia

La mayor exaltación de esta versión yihad wa takfir lo hizo el teólogo Ahmed Ibn Taymiyya, figura más admirada de los salafistas (1263-1328) conocido por a sus puntos de vista fundamentalistas por lo que fue, encarcelado en más de seis ocasiones. Posteriormente, esta versión vuelve a recobrar interés en Arabia Saudí con Muhammad Ibn Abdel Wahhab (1703-1792) este la retoma de manera severa, y nace el Wahabismo la rama más fundamentalista del islam salafi, pero su expansión se queda limitada a la península arábiga.

A partir del año 1930 comienza el auge del petróleo en Arabia Saudí, los wahabistas aprovecharon los petrodólares para dar vida a sus pensamientos y de Ahmed Ibn Taymiyya, editaron sus escritos y a sus libros, que fueron repartidos gratis, en Egipto, luego en Marruecos, Argelia y otros, más tarde en occidente: las dos Américas y Europa.

A mediados del siglo XX, la noción de la yihad wa takfir renace en Egipto impulsada por Sayyid Qutb (1906 – 1966), escritor, poeta y teórico islamista egipcio, este se une a los Hermanos Musulmanes en el año 1950 antes de que estos emprendan el activismo al islam político. (Lo emprendieron en1954) Sayd Qutb se considera uno de los primeros teóricos del pensamiento yihad wa takfir de la década de los 60. Fue juzgado a diez años de cárcel por conspirar contra el gobierno de Egipto del entonces Jamal Adel Nasser, y poco después de cumplir la condena y salir del penitenciario, se le dictó sentencia de muerte por motivo de las publicaciones, en las que cuestionaba a los gobernantes de Egipto tachándolos de incrédulos que se habían desviado del verdadero islam, Sayd Qutb fue ejecutado en 1966.

Salafismo yihadista en Occidente (Europa como ejemplo)

En Occidente, la difusión del discurso salafi llega en los años 70 en formatos de cintas cassette y más tarde en los 80 en CD que traían los migrantes musulmanes después de pasar vacaciones en sus países de procedencia, años en los que en todas las casas de un musulmán encuentras CD o casette de clérigos de referencia, no obstante, la gran era de la difusión del salafismo fue en los 90 a través de TV por satélite cuyo contenido cien por cien salafí, y que se podía sintonizar desde cualquier rincón del mundo ayudado por las antenas parabólicas.

Otra vía de difusión de este pensamiento es las mezquitas y centros islámicos. En Europa se calcula que existen más de 3.000 entidades religiosas gestionadas a base de subvenciones y donaciones que provienen de fuera de las fronteras.

Llegando al año 2000 con el auge de internet las redes sociales, el salafismo parecía más arraigado especialmente en países europeos como Francia Bélgica España etc., se observaba en cambio en la vestimenta (aumento del hiyab de mujeres ejemplo). A partir del 2010 las evidencias son más que claras, y se materializa en el número de los/as jóvenes de segundas y terceras generaciones de musulmanes europeos, que acabaron infiltrados en grupos yihadistas de siria e Irak (se calculan alrededor de 6.000.

Lo mencionado reflejan que el discurso salafista radical, ha calado profundamente en Europa y sus promotores han tenido éxito en la difusión. Daesh, por ejemplo, manejaban muy bien la difusión por internet, y le ha servido lamentablemente, para el reclutamiento de mojahidines que viajaron a Siria e Irak, y también para localizar a los lobos solitarios repartidos en la órbita europea.

Los atentados ocurridos en los últimos tres años: París, Niza, Bruselas, Berlín, Austria Barcelona y Londres, fueron ejecutados por lobos solitarios, la mayoría nacidos y criados en Europa, cada uno de ellos tiene su propia historia personal, se conoce casos de jóvenes bien integrados en la sociedad europea con estudios universitarios, pero también otros que sufren marginalidad, crisis de identidad, delincuencia etc. Sin embargo, e independientemente de sus perfiles, es que, su modo de actuar está íntimamente vinculado a la doctrina yihadista.

Por lo que hay que pensar que la Europa actual, no está ante organizaciones terroristas yihadistas y lobos solitarios, que lo está, sino también, ante un pensamiento nefasto destructivo que incita al odio y a la venganza de todos los que no comparten el mismo, sean musulmanes moderados u occidentales de otras religiones. De manera, hay que juzgar y encarcelar a los lobos solitarios, pero nada vale mientras que la doctrina yihadista impera en las mentes de algunos musulmanes europeos.

Conclusión

La salida del presidente francés Emanuel Macron el pasado mes de octubre de 2020 en las que acusaba a la religión musulmana, no fue acertada, el problema no es el islam en Europa, sino es el islamismo radical, hay que poner el foco hacia los que predican el pensamiento salafí yihadista, hacia las fuentes que manejan la guía ideológica nefasta de estos, y hacia a los que les sirven de soporte.

Para que la ciudadanía europea viva en paz y a salvo de ataques de terrorismo yihadistas, fomentar la seguridad es obvio, pero, aparte, se debe tener en cuenta lo siguiente:

La educación es uno de los puntos claves, Europa está llamada a revisar los anteriores proyectos de integración de musulmanes europeos, e iniciar una nueva estrategia gradualista de educación intercultural, con planes alternativos que atraigan a los jóvenes e incentiven su intelecto, además ofrecerles la oportunidad de ser protagonistas en dinamizar los procesos de cambio. Crear espacios de encuentro alternativos a los del culto religioso (mezquitas) es importante para incentivarles a abrazar conocimientos diversos que les ayude a desarrollar el espíritu crítico y derribar negativas cognitivas arraigadas en el pensamiento islámico, la música, el teatro y el arte son herramientas eficaces para la transformación social, son elementos interesantes para la interacción positiva de la juventud europea musulmana, Estos necesitan indagar en sus raíces y sacar lo mejor de su cultura, el mundo musulmán no está limitado a la religión, sino hay mucha belleza semejante a otros mundos. Sin la implicación de los musulmanes europeos mujeres y hombres, el cambio llegará muy tarde.