Opinión

Realidad aumentada. Seguridad disminuida

Roberto Mateos

Este pasado fin de semana me encontraba realizando unas compras en un conocido centro comercial, muchas personas utilizan estos centros de ocio para pasar un día en familia pues aparte de una gran oferta lúdica para los más pequeños , los usuarios tienen a su alcance todo tipo de establecimientos y marcas para realizar sus compras así como una amplia variedad de servicios de restauración, el centro estaba abarrotado.

Me llamó poderosamente la atención una persona ataviada con gorra, gafas de sol y una mochila en la espalda que iba de un lado a otro, algo nervioso y teléfono en mano, grabando las salidas de emergencia y a la masa de gente que caminaba por los pasillos.

Saqué mi teléfono del bolsillo y le hice una foto, después acudí al servicio de seguridad y le comente lo sucedido,  enseguida y con una estupenda respuesta y coordinación , varios miembros del servicio de seguridad se acercaron a esta persona y, con una  educación y formas ejemplares, le preguntaron qué estaba haciendo, el sujeto en cuestión les mostró el móvil, estaba jugando al Pokemon Go.

Pokémon GO es un videojuego de aventura en realidad aumentada desarrollado por Niantic, Inc. para dispositivos iOS y Android. Es free-to-play, contiene microtransacciones, pero su descarga y desarrollo son completamente gratuitos.

Hay millones de Pokemon diseminados por todo el mundo y millones de usuarios ya han descargado la aplicación para  darles caza.

Desde su lanzamiento ha habido multitud de incidentes de seguridad en todo el mundo, alguna persona incluso ha muerto o desaparecido tras realizar quedadas por internet con otros jugadores, otros han sido robados tras ser detectados y engañados, a través de la aplicación,  por los ladrones.

Accidentes de todo tipo se suceden a lo largo y ancho del mundo, en California dos jóvenes resultaron heridos de consideración al caer por un precipicio mientras intentaban atrapar un Pokemon, un hombre en florida abrió fuego contra unos jugadores confundidos con ladrones, cuando estos entraron en su propiedad en busca de Pokemon, en Baltimore un joven chocó contra un vehículo policial mientras jugaba y conducía al mismo tiempo, en Darwin ( Australia ) un grupo de jugadores invadió una comisaría persiguiendo Pokemon. Estos son algunos ejemplos de los múltiples accidentes que han ocurrido hasta la fecha en su corta permanencia.

También cabe reseñar que, según algunos medios, se han detectado aplicaciones fraudulentas debidas a la manipulación y clonación de la aplicación original ,cuya finalidad es acceder todos los datos personales del dispositivo y sustraerlos.

Las fuerzas y cuerpos de seguridad están alarmadas con este fenómeno y en diversos países han dado una serie de recomendaciones para que los usuarios realicen un juego responsable, es el caso de España  donde la policía nacional ha distribuido en twitter y otros medios unas pautas para jugar al video juego con seguridad.

Imagen eliminada.

Pie de foto: Recomendaciones de la Dirección General de la Policía

Este vídeo juego novedoso e innovador llega en un mal momento , la situación actual del mundo en el que vivimos no es propicia para disfrutar de él con garantías. La seguridad de muchas naciones tiene en mente la amenaza global que cierne sobre ellas y este fenómeno no ayuda en absoluto, sobre todo cuando se detectan incidentes con jugadores en infraestructuras críticas como el caso de unos jugadores en Ohio( EEUU) que accederieron al interior de una central nuclear en busca de su presa.