Opinión

Termina el idilio entre Estados Unidos y Rusia  

Putin

Conforme se va diluyendo la etapa de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, el paradójico idilio que existió en los últimos años entre Washington y Moscú llega a su final. La Administración de Joseph Biden no está dispuesta a continuar haciendo la vista gorda ante las maniobras inamistosas con el resto del mundo, no sólo con Norteamérica, de Vladimir Putin.

El próximo martes, la Casa Blanca anunciará un paquete de sanciones diplomáticas y económicas contra Rusia por el intento frustrado de envenenamiento del opositor Alexei Navalny quien, tras recuperarse en Alemania, regresó a su país donde inmediatamente fue encarcelado. La CIA y otros servicios de inteligencia han encontrado pruebas suficientes para inculpar al Gobierno de Putin.

Navalny sufrió el intento de envenenamiento el 20 de agosto del año pasado con el agente nervioso conocido como Novichok que ya había sido utilizado en ocasiones anteriores contra otras personas disidentes del régimen semi dictatorial impuesto por Vladimir Putin. Concretamente en 2018 fue utilizado en Londres contra un padre y su hija, a quienes el Krelim consideraba enemigos. Al igual que entonces, el atentado fue cometido por argentes del Servicio Nacional de Seguridad Ruso, antes KGB.

La noticia y los detalles de aquel atentado generaron fuertes acusaciones contra el régimen ruso y una fuerte reacción de Reino Unido. Incluso los Estados Unidos, presididos ya por Donald Trump, lo condenaron e incluso aplicaron algunas sanciones contra Moscú. En esta ocasión, en cambio, tanto Donald Trump como su Administración guardaron silencio. No era un secreto para nadie el buen entendimiento que existía entre los dos presidentes.

Las sanciones que ahora se anticipan tienen como fundamento la violación de los acuerdos existentes en la Comunidad Internacional para la prohibición de todas las armas químicas y biológicas. Pero estas sanciones que se anticipan para la semana que viene no serán las únicos contra actuaciones inadmisibles rusas que la Administración de Trump dejó pasar sin adoptar medidas.

En semanas próximas se espera también que la Casa Blanca anunciará sanciones contra Rusia a la que inculpa del atentado  cibernético del año pasado,  conocido como Solar-Winds, que afectó durante varias horas las redes informáticas de medio mundo y especialmente de Washington y Nueva York.