PUBLICIDAD

Iberdrola

Opinión

Un PIB mundial no mayor al 5%

fmi

Si 2021 fue el año de la recuperación, tras el frenazo productivo y económico provocado por los confinamientos y las cuarentenas masivas de un año antes, con un PIB mundial que según la OCDE podría haber rebotado hasta el 6,8%; para 2022 el escenario al que confluyen tanto la OCDE como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial avizora un PIB mundial no superior al 5%.
 
Hay muchos pendientes para que la economía vuelva a carburar como lo hacía antes de la pandemia: siguen sin restituirse totalmente las cadenas de suministro en varias materias primas no solo necesarias para el sector primario de la producción igualmente hay bienes intermedios que no están llegando con la celeridad acostumbrada afectando a sectores torales como la industria automotriz. 
    
A su vez el mercado laboral no termina de recuperar del todo los niveles de empleo y de ocupación prepandemia, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima la destrucción de empleos cercana a los 125 millones de puestos de trabajo perdidos. 

La OIT indica que es imprescindible estimular la economía y el empleo a través de una política fiscal activa, de una política monetaria flexible y de conceder préstamos y ayuda financiera a sectores específicos, incluyendo al sector salud. Para el organismo es necesario fortalecer la capacidad y la resiliencia de las organizaciones de empleadores y de trabajadores

El rebote en uve del año pasado pasa a una etapa en que la economía buscará crecimientos más estables, para ello necesita superar la fase pandémica así es que 2022 será un año con un menor PIB según lo estimado por los principales organismos internacionales. 

Ni China se librará de la desaceleración, el gigante asiático requiere crecimientos por arriba del 8% para sostener su expansión económica. Dentro del espectro global, solo India tiene la previsión de lograr un PIB que podría oscilar entre un 7,5% estimado por el Banco Mundial o bien un 8,5% según apunta el FMI. Para China, en cambio, se avizora un PIB entre el 5,1% según la OCDE y el 5,6%, de acuerdo con el FMI. 

Las previsiones de PIB mundial van por la misma tónica: un 4,3% según el Banco Mundial; un 4,5% en apuntes de la OCDE y un 4,9% para los analistas del FMI. 

El desempeño estadounidense tiene los pronósticos más discordantes, mucho depende del efecto inmediato que surtan los planes de estímulos y de infraestructura por 1,2 billones de dólares y del resultado de las elecciones legislativas que pondrán a prueba al Partido Demócrata, del presidente Joe Biden, que cumplirá su primer año en el Gobierno con un marcado desgaste político, electoral y físico

A colación

Los augurios para la economía estadounidense oscilan desde un 3,7% previsto por la OCDE, un 4,2% por el Banco Mundial hasta un 5,2% del FMI. Habrá una especial atención a los movimientos en las tasas de interés de la Reserva Federal

En el caso de Europa, la eurozona tiene estimaciones más coincidentes sobre el 4,3% según el FMI y la OCDE o bien del 4,4% de acuerdo con el Banco Mundial. España tiene la mejor previsión en torno a un 5,5% o hasta un 6,4% muy por encima de los cálculos para Alemania y Francia. Mientras que Reino Unido podría llegar un 5%, según lo avizora el FMI.

En América Latina, México y Brasil son las economías más preponderantes para muchos inversionistas foráneos que miran a la región en busca de oportunidades para comprar empresas tocadas por la pandemia. 

Para México, las expectativas de crecimiento parten de un 3% por el Banco Mundial o bien un 3,3% según la OCDE hasta un 4%, en los números del FMI y la CEPAL que es un organismo regional lo ubica en 3,2% casi la mitad del PIB de 2021. El país azteca tendrá elecciones para varias gobernaciones en seis estados: Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas. 

En Brasil, habrá elecciones presidenciales, así como para elegir representantes legislativos, la inestabilidad e incertidumbre que añaden las elecciones son un factor de presión sobre de las estimaciones económicas además del golpe de efecto que la mala gestión de la urgencia sanitaria ha tenido y está teniendo en el país carioca. El presidente Jair Bolsonaro está pensando en presentarse a la reelección mientras que el izquierdista Lula da Silva, por el Partido de los Trabajadores, ya ha manifestado su intención de contender. 

El proceso electoral tendrá una primera vuelta el 3 de octubre y una segunda vuelta, el 30 de octubre. El PIB estimado es marginal: la OCDE lo cifra en 1,4%; el FMI en 1,5% y el Banco Mundial es más halagüeño con un 2,5%.  La CEPAL prevé un 2,2% también por debajo del 5,2% de PIB preliminar de 2021.