¿Cómo incide en el trabajo la relación con los compañeros?

Según un estudio de LinkedIn, cerca de la mitad de los trabajadores piensan que es imprescindible tener buena relación con compañeros y jefes
Dos trabajadoras en una oficina

 -  

Prácticamente la mitad de los trabajadores, concretamente un 46%, piensa que para estar feliz y sentirse productivos en el ámbito laboral es imprescindible tener una buena relación con sus colegas y también con sus jefes. Así lo reveló un estudio realizado por la plataforma LinkedIn.

Y es que tanto los trabajadores como las empresas buscan conseguir el máximo posible de productividad, a través de acciones pequeñas que pueden suponer una gran diferencia para mejorar la relación con los compañeros. Sin duda, no hace falta tener una gran experiencia laboral para sentir esto. Es fácil notar la diferencia de trabajar en una oficina en la que no hay buena relación entre los compañeros, con respecto a otra en la que el ambiente es de lo más agradable en este sentido. 

La comodidad en el trabajo no solo es física, sino psicológica

Cuando se habla de comodidad en el trabajo, se suele poner el foco en los aspectos que conciernen al mobiliario. Pero lo cierto es que hoy en día esos obstáculos están fácilmente superados, en la medida en que tiendas como Ofiprix venden muebles totalmente adaptados para trabajar en una oficina muchas horas al día sin que se resienta la salud.

No obstante, la comodidad debe verse también desde el punto de vista psicológico; es ahí donde la relación con los demás miembros de la empresa tiene mucho que decir. A pesar de que hay quien dice que el espacio de trabajo no es un lugar en el que hacer amistades, mientras que otros dicen no necesitar a sus compañeros para cumplir adecuadamente sus tareas, a la hora de la verdad se demuestra todo lo contrario. 

Volviendo al estudio al que hacíamos referencia al inicio de estas líneas, en él se reveló que las buenas relaciones en el trabajo son sinónimo de felicidad para un 46% de los trabajadores. Dicho informe, denominado ‘Relaciones en el trabajo’, determinó también que entablar buenas relaciones con los colegas y los superiores es fundamental para disfrutar de una jornada de trabajo con motivación y productividad

Por otro lado, estas condiciones positivas permiten que los empleados estén bastante más confiados a la hora de pedir una opinión o compartir sus ideas. Con respecto a las distintas generaciones de trabajadores, el estudio encontró que hasta un 67% de los profesionales que nacieron entre 1981 y 1995, los llamados ‘millennials’, comparten normalmente sus problemas familiares o sentimentales con alguno de sus compañeros de trabajo. Una cifra que se reduce a menos de un tercio en la generación X (formada por los nacidos entre 1965 y 1976). 

Las pequeñas diferencias entran dentro de lo aceptable

No hablamos, en todo caso, de que haya que llevarse excelentemente bien con todos los compañeros de trabajo. Es innegable que los roces son totalmente naturales cuando se comparte mucho tiempo con alguien. La clave está en saber reconocer aquellas situaciones en las que la relación con los colegas afecta al trabajo para así poder tomar medidas. Hay que tener en cuenta que prolongar dichas situaciones puede tener consecuencias muy negativas en el empleo, e incluso hacer que se pierda.