¿Cómo transfiere Turquía mercenarios a Azerbaiyán?

La agencia de noticias Al-Arabiya publica una información que confirma el traslado de mercenarios turcos al conflicto caucásico de Nagorno-Karabaj
mercenario turco en Azerbaiyán

PHOTO/AP  -   Un francotirador de la milicia de Nagorno-Karabaj cerca de Hadrut

Justo unos días antes de que estallara el conflicto en Nagorno-Karabaj, se publicaban en Twitter las imágenes de un escuadrón de milicianos turcos en un avión. Supuestamente este grupo de personas viajaba del norte de Libia hacia Bakú para apoyar a los azeríes en el enfrentamiento que estalló el pasado 26 de septiembre. Más tarde también se ha conocido el traslado por parte de Turquía de mercenarios sirios hacia Azerbaiyán, datos que han dejado muy confundida a la comunidad internacional.

A pesar de las reiteradas negativas por parte de la Administración del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, esta información ha sido confirmada también por El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) y por el propio Gobierno ruso. La administración de Vladimir Putin no ha querido pronunciarse directamente sobre esta presencia y ha invitado a Turquía a apoyar el alto el fuego en la región de Nagorno-Karabaj.

Por otro lado, Al-Arabiya afirma que las declaraciones del ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, y la falta de respuesta del Gobierno ante las preguntas parlamentarias de un diputado del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), “confirman la participación de Turquía con envío de mercenarios en el conflicto caucásico”. 

En una entrevista realizada por esta misma revista, Muhammad Ubaidullah, diputado del HDP, afirmó que el ministro de Defensa turco Akar había emitido advertencias a Armenia para que retirara sus fuerzas.

El Gobierno turco describía a Nagorno-Karabaj como “un territorio que ocupa Armenia dentro de Azerbaiyán” mientras confirmaba su máximo apoyo desde Ankara al país azerí. Justo después de comienzo de los enfrentamientos, Akar viajó a Bakú. Allí reiteró en varias ocasiones que “Azerbaiyán no está solo y continuaremos con nuestro apoyo ". Esto, según afirma Al-Arabiya, indica claros indicios de intervención turca en el territorio tanto política como militarmente.

Traslado de 4.000 mercenarios

La comunidad internacional no se ha atrevido a pronunciarse y en el Parlamento turco también tienen dudas. Es por ello que el HDP, en nombre de Sarbel Kemalbay, ha presentado una solicitud informativa al canciller del Parlamento Mevlut Jawish. En esta solicitud se cuestiona la validez de las acusaciones y se exige al Gobierno que revele si es cierto el dato del traslado de 4.000 mercenarios sirios a Azerbaiyán. 

Supuestamente habrían sido trasladados desde la ciudad de Afrín hasta Bakú con un contrato de tres meses por un sueldo de 1.800 dólares mensuales. Esta información también ha sido confirmada por otros medios de comunicación internacionales que se han acercado a las tropas mercenarias para conocer y relatar sus actividades rutinarias.

La diputada Kemalbay basó la solicitud de la propuesta parlamentaria en informes internacionales que indicaban que Azerbaiyán había comprado drones a la Compañía Bayraktar y los había utilizado para atacar misiles y tanques del Ejército armenio. También se basó en las declaraciones del OSDH en las que se anunció que Turquía había trasladado a 300 mercenarios de Siria hacia Bakú. 

El Parlamento turco también pidió al ministro de Exteriores, Mevlüt Çavuşoğlu, que respondiera a las preguntas sobre el uso de F-16 turcos para derribar aviones y bombardear objetivos armenios. Según la agencia Al-Arabiya, todavía no se ha contestado a la solicitud ni a las preguntas que se recogen en ella. 

A través de la empresa Sadat

Desde el grupo parlamentario del HDP se sospecha que Turquía transfiere mercenarios a través de varias filiales subsidiarias de la empresa Sadat. Esta organización, liderada por el general de brigada retirado Adnan Tanriverdi, está constituida por 23 oficiales retirados de diversas unidades de las Fuerzas Armadas turcas. Tanriverdi es el asesor de seguridad del presidente turco y comenzó sus labores en la empresa Sadat en febrero de 2012.

Así mismo, Ubaidullah, en la entrevista concedida a Al-Arabiya explicó que esta empresa brinda servicios logísticos y militares, transfiere armas y entrena mercenarios para llevarlos a zonas de conflicto utilizando pasaportes falsificados. “Sadat también estaba detrás del traslado de mercenarios a Libia a través de Siria, como es el caso ahora de Azerbaiyán a través de Gaziantep”, explica el opositor.

Este movimiento vertiginoso sobre la guerra del Cáucaso llega en un momento en que las llamadas internacionales continúan adhiriéndose al alto el fuego que nunca llegó a respetarse. Se espera que el próximo domingo ambos países enfrentados se pongan de acuerdo para frenar las hostilidades. De hecho, el viernes que viene ambos ministros de Defensa se reunirán con el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, para negociar este parón.