¿Guerra total abierta en el mercado del petróleo?

Arabia Saudí reacciona al fracaso de las negociaciones de la OPEP+ con una acusada bajada de precios y anuncio de aumento del output
Logo OPEP

REUTERS/ LEONHARD FOEGER  -   Logotipo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP)

¿Guerra total en el mercado del oro negro? Así lo creen los expertos y analistas a partir de que Arabia Saudí haya decidido bajar los precios de su crudo de abril a todos los destinos -para alcanzar niveles de hace 20 años- y anunciara un aumento de la producción. Es la respuesta de Riad, mayor productor mundial, al fracaso de la OPEP+ tras las negociaciones fallidas de este viernes. Así lo ordenó el ministro de Energía, el príncipe Abdulaziz bin Salmán, en las instalaciones de Aramco este sábado.

Lo cierto es que la alianza entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Rusia y otros nueve productores fracasó este viernes en Viena, por primera vez desde que se fraguara en 2016. No hubo un compromiso sobre un nuevo recorte de la oferta conjunta de crudo, lo que explica la caída de los precios del oro negro colapsaron, recogió Efe. El marcador global de precios Brent cayó más del 9% el viernes: 45,27 dólares el barril, o lo que es lo mismo, la mayor pérdida en un solo día en 11 años.

Según recoge Reuters, Arabia Saudí prevé descuentos para clientes en Asia, Europa y EEUU. Desde Saudi Aramco, plenamente recuperados tras los ataques sufridos en septiembre,  esperan situar su producción diaria por encima de los 10 millones de barriles, lo que equivale a un 3% más. La caída de la demanda por el coronavirus y los planes saudíes –según recogía la citada agencia en privado las autoridades de la monarquía árabe hablaban de elevar la producción hasta los 12 millones de barriles, cifra récord- podrían hundir aún más los precios. 

¿La causa del fracaso en Austria? La oposición de Rusia, líder del grupo de aliados, que, secundada por Kazajistán, abogaba por mantener los niveles actuales de bombeo hasta finales de junio. O sea, tres meses más. 

La conclusión: no solo ahora la oferta no se rebajará como se esperaba en el sector para contrarrestar la caída de la demanda de crudo a raíz del coronavirus, sino que, al no haber tampoco un compromiso para extender los recortes anteriores tras su vencimiento a fines de este mes, el bombeo puede aumentar. Las citadas limitaciones suman un total, recoge Efe, de 2,1 millones de barriles diarios de petróleo. "Desde el 1 de abril nadie tiene la obligación de recortar la producción", confirmó el ministro de Energía ruso, Alexandr Novak, en Viena. 

El fracaso de la cita del viernes estuvo precedido de una reunión de la OPEP, en la que sus trece socios apoyaron por unanimidad la iniciativa de Riad a favor de retirar del mercado 1,5 millones de barriles al día para frenar la depreciación del barril desencadenada por el pánico al coronavirus Gracias a los ingresos procedentes del petróleo, Rusia, según datos de Financial Times, ha conseguido armar un Fondo Nacional de Inversión en los últimos años dotado con 170.000 millones de dólares con el que espera capear con las consecuencias de la crisis abierta.

El pasado mes de febrero las autoridades de la monarquía árabe recortaron su producción más allá de las limitaciones acordadas por la OPEP+ con la intención de estimular los precios en plena caída de la actividad económica mundial por el coronavirus. 

OPEP
REUTERS/AHMED JADALLAH  -   Refinería de petróleo Ras Tanura de Saudi Aramco y de la terminal de petróleo en Arabia Saudí
Caídas esperadas este lunes

Lo cierto es que los comerciantes de crudo asiáticos se preparan para otra ronda de caídas acusadas en los precios este lunes en los puntos de referencia Brent y Dubái, recoge el digital Serenity Markets.

La caída de precios en las últimas horas para el citado mercado ha sido de entre 4 y 6 dólares por barril, probablemente la mayor reducción de precios de la historia, y tres veces más que las expectativas de recortes de 2 dólares por barril para el grado ligero árabe, abundó el citado digital.

Se espera que el incremento de producción de Arabia Saudí tenga consecuencias negativas en el sector del esquisto estadounidense. Aunque Rusia puede verse especialmente afectada, ya que Aramco prevé descuentos de más de 8 dólares por barril para clientes del norte de Europa –importantes para Moscú- en relación a marzo, según recoge Financial Times. También tiene planeado dejar el barril en los 7 dólares para Estados Unidos para el mes próximo. 

Resta por ver las consecuencias en los mercados en plena crisis del coronavirus. Países como Nigeria o Agola se verán, recuerda Financial Times, especialmente golpeados por su dependencia del recurso energético. Los precios, estiman algunos expertos, podrían llegar a caer hasta los 30 dólares por barril. Como telón de fondo, el desplome de los precios de los años 2014 y 2015 auspiciado por Riad en pleno aumento de la producción estadounidense. Como se apunta en Finanzas.com, la iniciativa saudí podría tener como objetivo fundamental llevar a Moscú de nuevo a la mesa de negociaciones. Y a partir de ahí, volver, en el caso de que se alcanzara un acuerdo, a rebajar la producción.