PUBLICIDAD

Iberdrola

¿Ha cambiado el coronavirus para siempre la educación en el Golfo?

Arabia Saudí, Emiratos Bahrein, Kuwait, Omán y Qatar reinventan su sistema educativo para adaptarse a la cuarentena y los efectos de la pandemia de la COVID-19
Coronavirus educación

AFP/ YASSER AL-ZAYYAT  -   Arham al-Khateeb, profesora de árabe en una escuela kuwaití, imparte una clase en línea a los estudiantes mediante una computadora portátil mientras está sentada en un aula vacía el primer día de clases, en un centro educativo de la ciudad de Kuwait el 4 de octubre de 2020

La pandemia de coronavirus ha tenido un impacto profundo en la educación superior en los Estados del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), y muchas instituciones han realizado cambios radicales y potencialmente permanentes tanto en los métodos de enseñanza como en los modelos de negocio.

La ola inicial de bloqueos a principios de este año llevó a las entidades educativas a mover rápidamente la enseñanza online. Si bien este cambio generalizado hacia enfoques digitales ha sido en gran medida reactivo, en muchos casos aceleró una transición existente hacia un enfoque más mixto y orientado a la tecnología.

“La pandemia ha subrayado el importante papel que puede desempeñar la tecnología en la educación superior”, dijo a Oxford Business Group (OBG) Michael Trick, decano de la Universidad Carnegie Mellon en Qatar. Sin embargo, varios desafíos relacionados con la digitalización solo se han superado parcialmente en la región. Estos incluyen una preparación digital insuficiente entre algunos profesores y estudiantes, así como problemas de conectividad en ciertos mercados. 

“En el contexto de la pandemia de la COVID-19 y las medidas adoptadas para combatirla, el aprendizaje virtual ha demostrado ser una herramienta poderosa. Sin embargo, proporcionar dicho aprendizaje requiere una inversión sustancial y sostenida a lo largo del tiempo”, explicó a OBG en abril Tara Waudby, directora de la escuela Riffa Views International School en Bahrein.

Como tal, si bien el cambio al aprendizaje virtual en general ha sido bien administrado y bien recibido, se requieren más inversiones e iniciativas de políticas, incluida la capacitación en alfabetización digital para estudiantes y educadores, y el establecimiento de pautas y estándares nacionales.

Paralelamente, se puede mejorar el acceso, por ejemplo, mediante el suministro de computadoras portátiles y tabletas, y el establecimiento de puntos de acceso Wi-Fi.

Estudiantes
PHOTO/REUTERS - Un estudiante que lleva una máscara protectora toma notas de una conferencia en línea en un teléfono móvil.
Liderando el cambio

Como ha señalado OBG, un pionero regional en el Golfo ha sido Bahrein , que vio una adopción generalizada de soluciones de aprendizaje electrónico al principio del período pandémico. La mayor parte de esto se llevó a cabo a través de un portal de educación electrónico dedicado, creado por el Ministerio de Educación y la Autoridad de Información y Gobierno Electrónico de Bahrein, junto con la plataforma de computación en la nube Amazon Web Services.

Por otra parte, las empresas de telecomuncaciones Bahrain Telecommunications Company y Zain Bahrain anunciaron que los clientes elegibles podrían navegar por sitios web educativos designados sin que se les cobre por el uso de datos.

Algunas instituciones de educación superior en la región colaboraron activamente con las autoridades para facilitar el cambio en línea.

Por ejemplo, el Ministerio de Educación de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) trabajó con la Universidad Inteligente Hamdan Bin Mohammed en una serie de programas de educación a distancia para equipar a los profesionales académicos con las habilidades para enseñar en línea.

De manera similar, el Qatar Computing Research Institute, que forma parte de la Universidad Hamad bin Khalifa, trabajó con el Ministerio de Salud Pública en el desarrollo de una serie de nuevas plataformas digitales.

De hecho, Qatar estaba bien situado para innovar en su sector de educación superior, que ocupa un lugar destacado en la Visión Nacional de Qatar 2030 como un motor fundamental de la transición del país hacia una economía basada en el conocimiento.

La Fundación de Qatar para la Educación, la Ciencia y el Desarrollo Comunitario es una organización sin fines de lucro dedicada a encabezar el movimiento de Qatar para establecerse como líder regional en el espacio educativo, un elemento clave del cual ha sido un cambio hacia el aprendizaje digital. La fundación ha estado a la vanguardia de los esfuerzos para coordinar la respuesta del sector de la educación superior a Covid-19.

Uno de sus socios es la Universidad Carnegie Mellon en Qatar, que fue uno de los primeros en adoptar la digitalización total frente a la pandemia: dos días después de la suspensión de la enseñanza presencial, la universidad cambió todos sus cursos en línea.

Profesor
AFP/JOHN THYS - La enseñanza a distancia se ha convertido en la norma en muchos colegios y universidades

Este proceso se vio facilitado por un curso destinado a la formación del personal en enseñanza a distancia. Consistía en una serie de videos instructivos y módulos de aprendizaje, y estaba disponible gratuitamente en línea.

En Kuwait, el Australian College of Kuwait estaba bien preparado para el repentino cambio en línea, ya que había invertido en infraestructura y recursos digitales para el aprendizaje electrónico. La universidad también está a la vanguardia del cambio digital entre las instituciones de educación superior de la región: por ejemplo, el año pasado coorganizó una conferencia con la Fundación de Kuwait para el Avance de las Ciencias sobre la importancia del aprendizaje electrónico en el mundo árabe.

En Sharjah, mientras tanto, un desarrollo interesante fue el establecimiento de la Academia de Educación de Sharjah, una plataforma electrónica diseñada para capacitar a los maestros en la transición digital. Fue creado por la Autoridad de Educación Privada de Sharjah (SPEA), que subió sesiones de formación y unas 130 directrices.

La SPEA también fue responsable de formar el Comité de Monitoreo y Evaluación de la COVID-19 para la Educación Privada, que se reunía diariamente para evaluar los esfuerzos para enfrentar los desafíos sectoriales de la pandemia.

En otros lugares, Arabia Saudita recibió elogios de la UNESCO en octubre por la transición al aprendizaje a distancia en todo el espectro educativo. En términos de educación superior, 27 universidades públicas han albergado 2 millones de clases virtuales y más de 6 millones de paneles de discusión en el reino desde el inicio de la pandemia.

Estudiante
PHOTO/AFP - Un estudiante accede a contenidos de e-learning en sus teléfonos móviles durante una clase como parte de la iniciativa "Biblioteca Móvil de Educación en Línea" organizada para proporcionar educación en línea a alumnos desfavorecidos, en una biblioteca de Mumbai el 17 de octubre de 2020
¿Regreso a la normalidad?

El nuevo año académico comenzó recientemente con una serie de restricciones, lo que obligó a muchas universidades a aprovechar su experiencia reciente de aprendizaje electrónico y aplicar enfoques educativos híbridos o combinados, combinando el estudio en línea con la interacción limitada en persona.

"Si bien muchos cursos se pueden impartir de forma remota, aquellos con elementos prácticos, por ejemplo, que requieren trabajo de laboratorio, inevitablemente requerirán volver al aprendizaje en persona cuando las condiciones sean las adecuadas", dijo Trick a OBG.

Existe una variedad de beneficios asociados con un enfoque combinado, que incluyen opciones de aprendizaje ampliadas. A la luz de esto, parece probable que tales enfoques continúen aplicándose incluso después de que Covid-19 comience a decaer.