¿Por qué están creciendo las remesas a los mercados emergentes?

Se prevé que las remesas a países de ingresos bajos y medianos aumenten un 2,6% en 2021
remesas-mercados-emergentes-economia

 -  

A medida que los mercados emergentes de todo el mundo continúan recuperándose de la COVID-19, las remesas están desempeñando un papel clave en el apoyo al repunte económico.

A mediados de mayo, el Banco Mundial mejoró su pronóstico de remesas a países de ingresos bajos y medianos para 2021, pronosticando flujos de 553.000 millones de dólares en el transcurso del año, lo que refleja una tasa de crecimiento del 2,6%.

Esto será liderado por América Latina y el Caribe, con un aumento previsto del 4,9%, seguido de Asia meridional (3,5%), Oriente Medio y norte de África (2,6%), África subsahariana (2,6%) y Asia oriental y el Pacífico (2,1%). Se prevé que las remesas a Europa y Asia Central disminuyan en un 3,2%.

remesas-mercados-emergentes-economia

Si bien muchas de estas cifras pueden parecer moderadas, algunos países individuales han experimentado picos dramáticos en la cantidad de dinero transferido a casa por expatriados en el extranjero.

Por ejemplo, las remesas crecieron un 50,2% interanual en Marruecos entre enero y mayo, un 21,8% en México (enero-mayo), un 20,8% en Sri Lanka (enero-abril) y un 19,7% en Kenia (enero-junio).

Por el contrario, los flujos de remesas semestrales a Indonesia y Nigeria han experimentado contracciones de dos dígitos, del 13% y 24%, respectivamente.

remesas-mercados-emergentes-economia

Estas discrepancias regionales y nacionales se pueden atribuir a varios factores. Por ejemplo, mientras que la mayoría de los expatriados marroquíes y mexicanos viven en la UE y los EEUU, respectivamente, que están avanzando con su recuperación económica, Indonesia obtiene una gran proporción de sus remesas de países como Arabia Saudí y Malasia, los cuales sufrieron significativamente como resultado de los cierres relacionados con la pandemia.

Mientras tanto, en el caso de Nigeria, muchos analistas creen que un mercado de divisas disfuncional ha provocado que las remesas sean empujadas hacia canales informales e indocumentados.

Remesas resilientes

La perspectiva en gran parte positiva se debe a un año mejor de lo esperado para las remesas en 2020. A pesar de que el Banco Mundial en abril del año pasado pronosticó una caída del 19,7% en las remesas de todo el año 2020 a países de ingresos bajos y medianos, los flujos demostraron ser notablemente consistentes, y el Banco actualmente estima que la caída fue solo del 1,6%.

remesas-mercados-emergentes-economia

De hecho, las remesas aumentaron el año pasado en América Latina y el Caribe (6,5%), el sur de Asia (5,2%) y la región de Oriente Medio y Norte de África (2,3%). Solo fueron caídas más pronunciadas en los flujos hacia África subsahariana (-12,5%), Europa y Asia central (-9,7%) y Asia oriental y el Pacífico (-7,9%) lo que llevó la tasa de crecimiento general a negativo.

Sin embargo, destacando aún más la naturaleza diversa de los flujos de remesas y su resistencia a lo largo de 2020, la caída del África subsahariana se debió en gran parte a una caída dramática del 28% en Nigeria. Excluyendo Nigeria, las remesas de la región en realidad aumentaron un 2,3% el año pasado.

Las principales razones detrás de los flujos más fuertes de lo esperado incluyeron importantes paquetes de estímulo fiscal que resultaron en condiciones económicas más positivas en los países anfitriones, muchos de los cuales son países desarrollados; un cambio en los flujos de efectivo a digitales y de canales informales a formales; y movimientos en los precios del petróleo y los tipos de cambio de divisas.remesas-mercados-emergentes-economia

Mayor importancia

El fuerte flujo de remesas también ha destacado su importancia para muchas economías de mercados emergentes.

Por ejemplo, el Banco Mundial estima que las remesas representan el 38% del PIB en Tonga, el 33% en el Líbano, el 27% en la República Kirguisa y el 24% tanto en El Salvador como en Honduras. Otros países de la “porción amarilla” que obtienen una parte significativa del PIB de las remesas son Filipinas (9,6%), Sri Lanka (8,8%), Egipto (8,2%) y Marruecos (6,5%).

remesas-mercados-emergentes-economia

Para enfatizar aún más su importancia, las remesas a países de ingresos bajos y medianos el año pasado (540.000 millones de dólares) superaron la suma de la inversión extranjera directa (259.000 millones) y la asistencia para el desarrollo en el extranjero (179.000 millones).

Dado que se espera que las remesas aumenten otro 2,2% a 565.000 millones de dólares en 2022, se están realizando esfuerzos concertados para tratar de reducir el costo de las transferencias.

remesas-mercados-emergentes-economia

Uno de ellos es el Grupo de Trabajo de la Comunidad de Remesas, lanzado al comienzo de la pandemia por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola de la ONU. En noviembre, el grupo publicó una serie de recomendaciones de política que pedían una mayor transparencia sobre los costos involucrados en la transferencia de dinero, así como también sugirió requisitos para los gobiernos.

A pesar de estas iniciativas, los costos siguen siendo altos. En el cuarto trimestre del año pasado, el costo global promedio de enviar 200 dólares fue del 6,5%, más del doble del Objetivo de Desarrollo Sostenible de la ONU del 3%. Si bien la cifra fue más baja en el sur de Asia, con un 4,9%, aumentó a un 8,2% en las regiones menos desarrolladas, como el África subsahariana.