¿Pueden los nuevos sistemas de visas impulsar la recuperación ante la COVID-19 del Golfo?

Los Emiratos Árabes Unidos han lanzado dos nuevas visas para apoyar el crecimiento de sus ecosistemas tecnológicos
atalayar_economia emiratos

REUTERS/CHRISTOPHER PIKE  -   Una vista general del edificio The Gate en el Centro Financiero Internacional de Dubái (DIFC)

En medio de un intento de impulsar un repunte económico posterior al coronavirus, varios países del Golfo han introducido nuevas medidas de inmigración para ayudar a atraer trabajadores extranjeros calificados.

Uno de los principales actores en este frente ha sido EAU, que está en proceso de lanzar 50 nuevos proyectos e iniciativas para impulsar los esfuerzos de diversificación.

El primer tramo de 13 iniciativas se anunció a principios de septiembre. Junto con las medidas que ampliarán el sector tecnológico de los EAU, por ejemplo, el lanzamiento de una Red de la Cuarta Revolución Industrial y planes para capacitar a nuevos codificadores, se incluyeron dos visas nuevas.

atalayar_bolsa dubai
AFP/KARIM SAHIB - Bolsa de Dubái

La primera es la visa verde, que estará abierta a profesionales altamente calificados, así como a inversionistas, emprendedores y estudiantes. El segundo es un visado de autónomo, el primero que ofrecen los Emiratos Árabes Unidos.

Estas visas están destinadas en parte a abordar un problema que se destacó con el inicio de la pandemia COVID-19.

Los trabajadores extranjeros son una piedra angular de la economía de los EAU y constituyen casi el 90% de su población total. Sin embargo, las visas se han vinculado tradicionalmente a un contrato de trabajo específico, lo que otorga a los trabajadores un período de gracia de solo 30 días una vez que el contrato ha expirado o se ha cancelado.

atalayar_trabajadores dubai
AFP/KARIM SAHIB - Puerto de Jebel Ali, situado a las afueras de Dubái

Esto significó que casi el 10% de la población abandonó el país durante el apogeo de la pandemia, un éxodo que tuvo un impacto significativo en la economía en general.

Por el contrario, la visa verde permite a los trabajadores permanecer en el país hasta 180 días después de perder o dejar un trabajo, dándoles tiempo para encontrar otro. Además, los titulares de visas verdes podrán patrocinar a sus padres y otros miembros de la familia para que se unan a ellos.

Estas características aumentarán la sensación de seguridad y estabilidad de un trabajador, alentándolo a establecerse en el país, en lugar de simplemente completar un contrato.

atalayar_economia golfo
AFP/KARIM SAHIB - La actividad económica comienza a recuperarse en la región del Golfo

Mientras tanto, la visa de autónomo tiene como objetivo atraer a trabajadores más jóvenes que están más acostumbrados a enfoques de trabajo flexibles y no tradicionales, enfoques contra los que el régimen de visas anterior había combatido.

En este sentido, esta visa representa un intento de atraer a la nueva generación de “nómadas digitales” que ha surgido de la pandemia, y que actualmente está siendo cortejada por un abanico de mercados emergentes, como ha detallado OBG. Estos trabajadores también traen consigo las habilidades necesarias para impulsar el desarrollo del sector tecnológico de los EAU.

Estas nuevas ofertas de visas son el resultado de varios desarrollos relacionados. En agosto de 2020 se anunció una nueva visa de jubilación renovable de cinco años, mientras que en diciembre se ampliaron los criterios de elegibilidad para la codiciada Golden Visa para incluir a personas con doctorados, ingenieros, inversores y graduados de universidades acreditadas.

atalayar_dubai
REUTERS/CHRISTOPHER PIKE - Vista general del Centro Financiero Internacional de Dubái (DIFC)

Mientras tanto, a fines de 2020 Abu Dabi lanzó su propia licencia de autónomo renovable de dos años, disponible para ciudadanos, residentes y no residentes por igual.

Es revelador que uno de los grupos a los que se dirige esta licencia son las personas capacitadas que han perdido su trabajo, pero quieren quedarse en los Emiratos Árabes Unidos.

Una tendencia regional

Si bien los Emiratos Árabes Unidos han tomado la mayor parte de las acciones para atraer trabajadores extranjeros, algunos de sus vecinos también han tomado medidas para atraer expatriados expertos, sin perder de vista la necesidad de capacitar a una nueva generación de trabajadores nacionales.

atalayar_trabajadores arabia saudi
PHOTO/REUTERS - Trabajadores asiáticos en el campo de trabajo de Qadisiya, Arabia Saudí

En Arabia Saudí, por ejemplo, se han intensificado los esfuerzos de saudización, pero las autoridades también han estado trabajando para garantizar que el Reino sea visto como un destino atractivo para los extranjeros altamente calificados.

Con este fin, el Gobierno introdujo recientemente una visa de visita de trabajo temporal, mientras que su sistema de patrocinio de inmigración ha sido modificado, entre otros cambios favorables a los expatriados, los trabajadores extranjeros ahora podrán moverse entre empleadores en el sector privado.

En Omán entró en vigor un cambio similar en enero de este año, mientras que en mayo el Ministerio de Trabajo de Omán anunció que los trabajadores extranjeros ahora pueden ingresar al país con una visa de visitante y luego convertirla en una visa de trabajo.

atalayar_oman
PHOTO/AP - Banco de Desarrollo de Omán

Omán también ha anunciado una nueva visa, llamada Programa de Residencia de Inversiones. Esto proporcionará visas de residencia renovables de cinco y diez años a inversores extranjeros que contribuyan a sectores clave como el turismo, los bienes raíces, la educación, la salud y la información y la tecnología.

Sin embargo, otros países de la región han tomado un rumbo opuesto, reduciendo la flexibilidad de sus respectivos regímenes de inmigración con el fin de aumentar las oportunidades de empleo para los nacionales.

En Kuwait, los ciudadanos extranjeros mayores de 60 años que no tienen un título universitario ya no pueden renovar sus permisos de residencia, mientras que los miembros de la familia de un expatriado, así como las esposas extranjeras de ciudadanos kuwaitíes, entre otros, han visto la duración de sus permisos de residencia renovables reducidos de dos años a solo uno.

atalayar_kuwait petroleo
 AFP/YASSER AL-ZAYYAT - Refinería de petróleo de Shuaiba al sur de la ciudad de Kuwait
Un fino equilibrio

Esta variedad de enfoques refleja visiones diferentes sobre la mejor manera de mantener un equilibrio entre la creación de oportunidades de empleo para los nacionales y la incorporación de los mejores talentos extranjeros.

Las economías de la región están intensificando los esfuerzos de diversificación, y la pandemia de COVID-19 es solo la crisis mundial más reciente para subrayar los peligros de una dependencia excesiva de los hidrocarburos.

atalayar_arabia saudi 2030
AFP/FAYEZ NURELDINE - Logotipo del plan de modernización Visión 2030, que prevé la diversificación de la economía de Arabia Saudí

La diversificación requiere una rápida mejora de las habilidades de los trabajadores locales, así como el desarrollo de ecosistemas de innovación locales. Paralelamente, sin embargo, se necesita experiencia extranjera en una variedad de sectores para garantizar un crecimiento optimizado.

"Para Arabia Saudí y sus vecinos, la adopción de reglas de visa más restrictivas o abiertas es el resultado de equilibrar cuidadosamente los objetivos con respecto a la nacionalización de la fuerza laboral, con objetivos relacionados con la atracción de talento extranjero", según señaló a OBG Abdulrahman bin Sulaiman Almohaimid, CEO de Abdal Human Resources.