PUBLICIDAD

Iberdrola

¿Qué podemos esperar de la política exterior de Joe Biden en América Latina?

El presidente estadounidense se centrará en promover la democracia, los derechos humanos, y luchar contra el cambio climático
Atalayar_Biden

AFP/ MANDEL NGAN  -   El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en el discurso del aniversario del inicio de la pandemia de Covid-19

En las pasadas elecciones estadounidenses 32 millones de latinos estaban registrados para poder votar. Por primera vez, la comunidad latina se ha convertido en la mayor minoría dentro de Estados Unidos creciendo un 17%. Además, el voto latino ha sido clave en estados como California, Florida, Arizona o Texas. Por este motivo, los planes de Joe Biden para América Latina son fundamentales y de ellos puede depender su popularidad entre la población latina e incluso una segunda victoria electoral dentro de 4 años. "Se elevarán temas olvidados en los últimos cuatro años. Uno es el cambio climático, una prioridad para el presidente Biden. Otro tema será la promoción de la democracia, los derechos humanos y el respeto por el Estado de derecho", declaró Mark Feierstein, cercano al círculo político de Biden, a BBC Mundo. 

La política exterior con América Latina de su predecesor, Donald Trump, estuvo centrada en frenar el flujo de inmigrantes con duras e inhumanas medidas. También reforzó la lucha contra el narcotráfico a través de operaciones militares en el continente. Con Venezuela y Cuba mantuvo relaciones tensas. Mostró su apoyo al opositor venezolano Juan Guaidó e impuso sanciones a Caracas. Estas sanciones, que tenían como objetivo perjudicar políticamente a Nicolás Maduro, han servido para hundir todavía más la economía del país y agravar la situación de los ciudadanos venezolanos. Respecto a Cuba, derogó las medidas de acercamiento desarrolladas durante la Administración Obama.

Atalayar_Migrantes Colombia
AFP/GUILLERMO ARIAS - Vista aérea de un campamento de migrantes en el que esperan que las autoridades estadounidenses les permitan iniciar su proceso migratorio a las afueras del puerto de cruce El Chaparral, en Tijuana, estado de Baja California, México

“La política para América Latina de Biden será profundamente diferente a la estrategia de Trump, la cual se centraba principalmente en inhibir la migración y en apretarle las tuercas a Cuba y Venezuela para complacer a los votantes del sur de Florida”, declaró Benjamín Gedan, subdirector del Programa Latinoamericano del Wilson Center. La Administración Biden se ocupará de la pobreza y la violencia en el continente, causas principales de la migración y de la inestabilidad en la zona. También se centrará en promover la democracia y luchar contra la corrupción. Sobre estos temas, el Gobierno de Biden ya se ha pronunciado respecto a la situación de Nicaragua. En febrero, a través de un comunicado del Departamento de Estado, Estados Unidos señaló su “profunda preocupación por la creciente represión del Gobierno del presidente Daniel Ortega en Nicaragua”. Asimismo, destacó su “compromiso a apoyar al pueblo nicaragüense y su demanda de democracia”. 

El presidente estadounidense también aspira liderar la lucha contra el cambio climático en el continente. Biden ha declarado en múltiples ocasiones su compromiso con el medio ambiente. Una de sus primeras medidas como presidente fue volver a ingresar en el Acuerdo de París. De cara a América Latina intentará impulsar una agenda ecológica que influya en los países más desarrollados de la zona. No obstante, es muy probable que Biden choque con el presidente brasileño Jair Bolsonaro a la hora de desarrollar medidas que luchen contra el cambio climático. En un debate en septiembre, Biden presentó un proyecto para la creación de un fondo internacional de 20.000 millones de dólares para proteger la Amazonía. Asimismo, amenazó a Brasil con “consecuencias económicas” si no lograba frenar la deforestación. Poco tiempo después, Bolsonaro, copiando a su aliado Trump, uso Twitter para atacar al actual presidente estadounidense. “Nuestra soberanía no es negociable”, declaró en la red social. “¡Qué vergüenza Joe Biden, que vergüenza!”, expresó para finalizar su comunicado. Por estos motivos, se espera que la relación entre Brasilia y Washington sea tensa. Otro país con el que Biden tendrá que cooperar y desarrollar planes medioambientales es Ecuador. El Estado latinoamericano sufre la mayor tasa de deforestación de la región, por lo que erradicarla podría entrar en los planes de Biden.

Atalayar_Migrantes EEUU
AFP/ ANDREW CABALLERO-REYNOLDS - Activistas y ciudadanos con estatus de protección temporal (TPS) marchan a lo largo de la calle 16 hacia la Casa Blanca en un llamamiento para que el Congreso y la administración Biden aprueben una legislación de reforma migratoria

Otro tema que causa controversia en la comunidad internacional es la situación de Venezuela. Se espera que las relaciones entre Caracas y Washington mejoren. En febrero, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos autorizó ciertas transacciones con el Gobierno venezolano para operar con puertos y aeropuertos del país. Esto marca un cambio respecto a la política exterior de Trump con Venezuela, ya que había vetado estas operaciones. Aunque esto no signifique el fin de las sanciones, este paso supone un avance en las relaciones entre ambos países. Biden podría buscar negociaciones con Maduro y presionarlo a organizar elecciones justas en su afán por promover la democracia en el continente. Cuba, país con el que Trump siguió una línea similar a Venezuela, podría acercarse a su vecino del norte bajo la Administración Biden. En esta situación el presidente demócrata tendría dos opciones: imitar las políticas de acercamiento de Obama o continuar con la política que dejó Trump, ya que el acercamiento a Cuba es un asunto controvertido entre los cubanos de Florida.

La política exterior de Joe Biden estará también encaminada a contrarrestar la influencia, cada vez mayor, de China y Rusia en la zona.