¿Una vacuna COVID-19 curará los problemas pandémicos del turismo?

El turismo se ha visto más afectado que la mayoría de las industrias por la pandemia de coronavirus. Sin embargo, la noticia de que pronto podría estar disponible una vacuna eficaz ha generado esperanzas de que la recuperación llegue antes de lo esperado
La farmacéutica estadounidense Pfizer y la empresa de biotecnología alemana BioNTech

AFP/ JOEL SAGET  -   La farmacéutica estadounidense Pfizer y la empresa de biotecnología alemana BioNTech anunciaron que una vacuna candidata desarrollada en conjunto fue eficaz para evitar que más del 90%

El 9 de noviembre, el gigante farmacéutico estadounidense Pfizer y la empresa de biotecnología alemana BioNTech anunciaron que una vacuna candidata desarrollada en conjunto fue eficaz para evitar que más del 90% de los sujetos de prueba contraigan COVID-19, según los resultados de la tercera etapa de prueba. Dos semanas más tarde, pruebas adicionales sugirieron que la tasa de eficacia era de hecho mejor de lo esperado inicialmente, al 95%.

Las empresas dijeron que tenían la esperanza de obtener la autorización para vender y distribuir la vacuna, inicialmente en Estados Unidos, antes de fin de mes. Proyectaron que podrían producir hasta 50 millones de dosis de la vacuna antes de fin de año y 1.300 millones adicionales en 2021.

A esto le siguió el 16 de noviembre la noticia de que la empresa estadounidense de biotecnología Moderna también había producido una vacuna candidata con una eficacia del 95%. Mientras tanto, las pruebas de otra vacuna desarrollada en Reino Unido por la Universidad de Oxford, en colaboración con la empresa farmacéutica británico-sueca AstraZeneca, mostraron una efectividad del 70%, que podría aumentarse hasta en un 90% ajustando la dosis.

Turistas Phuket
AFP/MLADEN ANTONOV - Turistas llegando al Aeropuerto Internacional de Phuket, el 22 de noviembre de 2020
Espera una recuperación más rápida

La noticia ha generado esperanzas de una rápida recuperación tanto de los desafíos relacionados con la salud como de los impactos económicos de la pandemia.

En particular, se espera que una vacuna eficaz sea una bendición significativa para el turismo, que se ha visto gravemente afectado por el cierre de fronteras, las restricciones de viaje y las medidas de distanciamiento social relacionadas con la COVID-19.

Aunque la situación se alivió un poco en los mercados desarrollados a mediados de año, muchas partes del mundo ahora están experimentando un segundo aumento en los casos de coronavirus, lo que lleva a nuevas restricciones.

Demostrando el alcance del impacto en los flujos de viajes mundiales, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos ha pronosticado que la economía del turismo internacional se reducirá en un 80% este año.

Esta contracción ha tenido un impacto significativo en aquellos mercados emergentes que obtienen una porción considerable de su PIB del turismo. Por ejemplo, el año pasado el turismo representó el 11% del PIB en Tailandia, el 9% en Filipinas, el 8% en Marruecos y el 7% en Túnez.

En la actualidad, se espera que pasen varios años antes de que el turismo se recupere por completo: la consultora McKinsey estima que los ingresos del turismo global no volverán a los niveles de 2019 hasta 2023 o 2024.

Aeropuerto Alemania
AFP/ THOMAS KIENZLE - Carriles de facturación vacíos del aeropuerto de Stuttgart, en el sur de Alemania, el 10 de noviembre de 2020, en medio de la pandemia del coronavirus COVID-19

Sin embargo, con una vacuna que permite un mayor movimiento y comercio, algunos funcionarios esperan que conduzca a un repunte más rápido de lo esperado en la actividad turística.

Algunos han señalado a China como un ejemplo de recuperación rápida: desde que el país logró controlar las tasas de infección, el tráfico aéreo ha vuelto al 90% de los niveles prepandémicos.

Si bien una vacuna será clave para la reanudación del turismo masivo, Aileen Clemente, presidenta de la firma filipina Rajah Travel Corporation, dice que otras medidas también serán cruciales para la recuperación.

“Creo que la principal prioridad de la industria del turismo es lograr que las personas viajen de nuevo de manera segura al brindarles a los gobiernos la confianza de que las pruebas sistemáticas de COVID-19 y el rastreo de contactos son posibles y confiables antes de tener un programa de vacunas”, dijo a OBG.

"Como todos sabemos, el programa de vacunas tardará un tiempo en implementarse en todas partes del mundo, por lo que los programas previos y posteriores a la vacuna deberían estar disponibles al mismo tiempo", añadió.

Turismo Machipichu
AFP/ ERNESTO BENAVIDES - La ciudadela incaica de Machu Picchu reabrió el 1 de noviembre de 2020 en el marco de una disminución gradual de los contagios de COVID-19 en el Perú, después de permanecer vacía casi ocho meses, afectando gravemente al sector turístico
Retos y oportunidades

Un factor que podría complicar cualquier recuperación es la dificultad potencial asociada con el transporte seguro de las vacunas.

Para que funcione de manera eficaz, Pfizer y el candidato de BioNTech deben almacenarse a una temperatura ultrabaja de alrededor de -80 ° C. Moderna se puede guardar en un congelador normal, mientras que los investigadores de la Universidad de Oxford dicen que su vacuna se puede almacenar en un refrigerador.

Aunque los requisitos de almacenamiento en frío plantean desafíos particulares en los países menos desarrollados, estos factores también podrían ofrecer oportunidades para las empresas de logística.

Por ejemplo, la empresa de logística kuwaití Agility Public Warehousing está en conversaciones con gobiernos y productores de vacunas para ayudar a distribuir las dosis una vez que estén disponibles. La compañía, que tiene una red logística que cubre 120 países, dice que tiene una importante capacidad de almacenamiento en frío en muchos mercados emergentes.

Aparte del transporte, existen dudas sobre si las consecuencias sociales y económicas de la crisis pueden retrasar aún más la recuperación de la industria del turismo.

“Incluso con el lanzamiento de una vacuna, en el corto y mediano plazo la gente será muy cautelosa con los viajes de placer”, dijo a OBG Thurane Aung, director ejecutivo del conglomerado de Myanmar Dagon International. "Además, debido a la reducción de la renta disponible, no esperamos que el turismo se recupere tan rápido como los viajes de negocios", explicó.

Además de las restricciones fiscales sobre los hogares, algunas empresas relacionadas con el turismo pueden tener dificultades para volver al negocio después de pasar gran parte de 2020 ya sea cerradas u operando muy por debajo de su capacidad.

“La industria del turismo en Myanmar está particularmente vinculada al sector gubernamental”, dijo Thurane Aung. “Incluso en la hipotética situación en la que el virus estuviera bajo control en la región, gracias a la distribución de una vacuna, el sector no se recuperaría sin el apoyo del Gobierno”, indicó.