África salva los negocios de los bancos marroquíes

 -  

Por Dunia Gattiui
Foto: Los bancos marroquíes salvan sus negocios gracias a la actividad en el continente africano. 
 
“La banca marroquí ha entendido que los negocios en África son la vía más adecuada para su internacionalización. Sin África, el sector bancario marroquí tendría muchas dificultades para sobrevivir”, comenta a Atalayar Mohamed Abdelmamuni, economista y experto en sistemas financieros de Casablanca. Muchos analistas piensan lo mismo que este economista. La presencia de bancos marroquíes en países africanos es un factor positivo para los negocios y ha permitido a las entidades sortear las dificultades en el mercado nacional. En 2013, la actividad transfronteriza contribuyó positivamente a todas las magnitudes de la cuenta de resultados de las principales entidades bancarias marroquíes. Es lo que indica el último informe anual de control, actividad y resultados de Bank Al Maghrib (el Banco Central de Marruecos) sobre los grupos bancarios marroquíes. Bank Al Maghrib destaca la internacionalización de los tres principales bancos marroquíes en África como un elemento clave para su consolidación financiera y empresarial y su futuro en el competitivo mundo de los negocios. En 2013, el negocio internacional de los bancos marroquíes creció un 13%, es decir cerca de  170 millones de dirhams (unos 16 millones de euros). El 95% del negocio internacional se realizó en África.  También aumentaron los créditos, así como  los depósitos en un 13%, lo que significó un aumento de 125  millones de dirhams  (11,5 millones de euros). Sin embargo, en Marruecos, la actividad de los principales grupos bancarios del país fue menos dinámica en 2013. “África fue la base de la actividad de los bancos marroquíes en 2013”, recalca Mohamed Abdelmamuni
 
Red continental
El Banco Popular fue el primer banco marroquí que se posicionó en el continente africano a partir de 1990, en Guinea Conakry y en República Centroafricana. Después vinieron Attijariwafa bank y BMCE Bank. Los tres grupos han creado numerosas filiales y una red importante que cubre todos los países de África del Oeste y África Central. Estos grupos llevan a cabo una feroz competencia con los bancos sudafricanos, europeos y estadounidenses, y se han convertido  en socios e intermediarios de grandes multinacionales y de las principales  potencias económicas mundiales. BMCE Bank tiene una fuerte presencia en África subsahariana a través de su filial Bank of Africa (BoA). Gracias a esta filial, ha podido implantarse en una veintena de países africanos. Senegal es uno de los principales mercados de BMCE Bank. La filial londinense de BMCE Bank tomó el control del grupo tunecino AXIS, especializado en asesoramiento financiero y bursátil. Medicapital Bank es también el primer accionista privado del Banco de Desarrollo de Malí, con 20% del capital. El grupo Attijariwafa bank, que es el primer banco de Marruecos,  ha invertido mucho en África y en la zona norte está bien implantado en Túnez. En Togo, este grupo controla el 54% del Banco Internacional para África en Togo y tiene 11 filiales bancarias en varios países subsaharianos. Por otra parte, el aeropuerto de Uarzazate, ciudad   conocida como la puerta del desierto del Sáhara, registró un incremento del número de viajeros del 41,70% el pasado mes de junio, con respecto al mismo periodo del año anterior. Según la Oficina Nacional de Aeropuertos (ONDA) de Marruecos, ese mes transitaron por dicho aeropuerto 3.160 pasajeros, y en junio de 2013 el número fue de 2.230.