Éxodo masivo en Idlib ante la ofensiva de Al-Asad

Erdogan advierte a la Unión Europea de que su país no puede asumir una nueva oleada de migrantes desde Siria
Una fotografía de un avión teledirigido tomada el 22 de diciembre de 2019 muestra calles vacías y edificios dañados en la ciudad de Maaret Al-Numan, en la provincia noroccidental de Idlib

AFP/OMAR HAJ KADOUR  -   Una fotografía de un avión teledirigido tomada el 22 de diciembre de 2019 muestra calles vacías y edificios dañados en la ciudad de Maaret Al-Numan, en la provincia noroccidental de Idlib

La guerra continúa en la región de Idlib. Las tropas sirias, apoyadas por el Ejército ruso, continúan avanzando hacia la capital, último gran foco de resistencia contra el presidente Bachar al-Asad. Los bombardeos se han intensificado en las últimas horas. La localidad de Maarat al-Numan, situada a unos 40 kilómetros al sur de Idlib, ha quedado reducida a escombros. La mayoría de sus habitantes han huido con lo puesto en dirección al norte, hacia la frontera con Turquía.

Actualmente, Idlib sigue bajo control de la organización yihadista Jabhat Fateh al-Sham, heredera del antiguo Frente al-Nusra, y otros grupos rebeldes afines que cuentan con el apoyo de Turquía. No obstante, parece cuestión de tiempo que el dominio sobre la región pase a manos del Gobierno de Damasco.

Una foto aérea tomada el 22 de diciembre de 2019 muestra familias sirias huyendo de la aldea de Hazano, a unos 20 kilómetros al noroeste de la ciudad de Idlib, hacia la frontera sirio-turca
AFP/AREF TAMMAWI - Una foto aérea tomada el 22 de diciembre de 2019 muestra familias sirias huyendo de la aldea de Hazano, a unos 20 kilómetros al noroeste de la ciudad de Idlib, hacia la frontera sirio-turca

Al-Asad, apoyado por la aviación rusa, ha lanzado un potente despliegue militar que ya ha empezado a reportarle ganancias territoriales. La agencia turca Anadolu ha informado de que las tropas gubernamentales han tomado ya 15 pequeños asentamientos. 

Entretanto, los civiles son los que están saliendo más perjudicados. El número exacto de personas desplazadas no está claro, pero distintas fuentes coinciden en señalar que se cuentan por decenas de miles. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos sitúa en 40.000 el número de personas que se han visto forzadas a emigrar desde el pasado viernes. Además, cifra las personas fallecidas desde el pasado domingo en 107. En total, la agencia Anadolu calcula que más de 200.000 personas han dejado Idlib desde el mes de noviembre.

Los sirios viajan en un convoy de vehículos de civiles del sur de la provincia de Idlib que huyen de los bombardeos del Gobierno y sus aliados
AFP/AAREF WATAD - Los sirios viajan en un convoy de vehículos de civiles del sur de la provincia de Idlib que huyen de los bombardeos del Gobierno y sus aliados
Presión migratoria sobre Turquía

Recep Tayyip Erdogan, por su parte, ha proporcionado sus propios datos. Según informa Reuters, el presidente de Turquía ha asegurado que más de 80.000 personas se dirigen hacia su frontera sur. Turquía es la gran puerta de entrada a Europa para miles de personas que han dejado sus hogares. Actualmente, el país acoge a 3,7 millones de refugiados, la mayoría procedentes de Siria. Se trata de la mayor población de personas refugiadas de todo el mundo. 

En virtud de los acuerdos firmados en 2016, las instituciones comunitarias pagan a las arcas turcas cuantiosas sumas de dinero para que el país euroasiático retenga en su territorio la oleada migratoria procedente de Oriente Próximo. Sin embargo, Turquía ha amenazado varias veces con suspender este pacto y permitir la llegada de más migrantes a la Unión. Esta circunstancia ha sido utilizada en muchas ocasiones como una baza de negociación en las relaciones entre Ankara y Bruselas.

El presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan
REUTERS/DANIEL LEAL-OLIVAS - El presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan

Por el momento, parece que la estrategia turca continúa en esa línea. Erdogan, que recientemente ha iniciado él mismo una ofensiva en el norte de Siria contra los kurdosirios aprovechando el vacío dejado por Estados Unidos, ha hecho un llamamiento para que disminuyan los niveles de violencia ejercidos sobre la población: “Si la violencia hacia la gente de Idlib no cesa, esta cifra aumentará todavía más. En ese caso, Turquía no soportará esa carga migratoria ella sola”, ha advertido el presidente en una entrega de premios celebrada en Estambul. “El impacto negativo de la presión a la que estaremos sujetos será algo que todas las naciones europeas, sobre todo Grecia, sentirán también”, ha apostillado el mandatario.

Las palabras de Erdogan constituyen todo un aviso a navegantes; una nueva crisis migratoria como la de 2015 no solo es una posibilidad muy real, sino que puede convertirse en un escenario inevitable, según el dirigente turco. Se calcula que cerca de tres millones de personas habitan en la región de Idlib. De prolongarse la ofensiva gubernamental sobre la zona, es previsible que Turquía afronte la llegada de flujos migratorios muy numerosos.

Los sirios que huyen de los bombardeos se dirigen hacia las zonas septentrionales de la provincia siria de Idlib, cerca de la frontera sirio-turca
AFP/AAREF WATAD - Los sirios que huyen de los bombardeos se dirigen hacia las zonas septentrionales de la provincia siria de Idlib, cerca de la frontera sirio-turca
Ankara-Moscú: una relación ambivalente

Este lunes, una delegación turca viaja a Moscú para discutir la situación que atraviesan Siria y Libia. En principio, la representación de Ankara -encabezada por el viceministro de Exteriores Sedat Onal- tratará de consensuar una postura con el Kremlin en ambos escenarios. En lo que respecta al teatro sirio, ambos Estados se han convertido en actores primordiales, máxime después de la retirada estadounidense. 

Sin embargo, mantienen intereses divergentes, al menos de cara a la galería. Mientras que Rusia trata de apuntalar a su aliado Al-Asad en Idlib, Turquía trata de ganar espacio en el Kurdistán. Se han registrado casos, incluso, de que las tropas turcas que han penetrado en la zona de seguridad han entablado combate con efectivos de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), batallón kurdo con el que Al-Asad y Putin han establecido una alianza más o menos estable.

Mapa de Siria que muestra el noroeste de la provincia de Idlib. Las fuerzas del régimen han tomado docenas de ciudades y aldeas en Idlib de los yihadistas después de días de violentos enfrentamientos
AFP/AFP - Mapa de Siria que muestra el noroeste de la provincia de Idlib. Las fuerzas del régimen han tomado docenas de ciudades y aldeas en Idlib de los yihadistas después de días de violentos enfrentamientos

La reunión de este lunes constituye la antesala de la cumbre bilateral que mantendrán Putin y Erdogan el próximo día 8 de enero, cuando está previsto que el presidente ruso visite Ankara. A lo largo de los últimos meses, el Ejecutivo turco, a pesar de ser parte de la OTAN, ha basculado bastante más hacia Moscú que hacia Washington. De hecho, la Casa Blanca ha impuesto sanciones sobre Turquía por la adquisición de misiles tierra aire rusos S-400.