“El objetivo de no dejar a nadie atrás continúa”, asegura Albares

El ministro español de Asuntos Exteriores ha viajado a Pakistán para buscar formas de evacuar a más colaboradores afganos
atalayar_albares

 -   José Manuel Albares, ministro español de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, en Islamabad (Pakistán)

José Manuel Albares, ministro español de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, se ha trasladado a Islamabad con el objetivo de continuar la evacuación de más colaboradores afganos. En su visita a la capital paquistaní se ha reunido con su homólogo Shah Mahmood Qureshi, el primer ministro Imran Khan y el jefe del Ejército de Pakistán. Asimismo, ha hablado con un traductor afgano que trabajó con las tropas españolas.

“He tenido la oportunidad de entrevistarme con uno de los traductores afganos de nuestro Ejército, que junto con su familia estará muy pronto en España”, anunció Albares. “El objetivo de no dejar a nadie atrás continúa”, afirmó el ministro.

Con el ministro de exteriores paquistaní, Shah Mahmood Qureshi, Albares ofreció una rueda de prensa tras su reunión. “Le doy la bienvenida al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, en su primera visita a Pakistán en el mismo año en el que celebramos los 70 años de relaciones diplomáticas entre Pakistán y España. Juntos estamos decididos a fortalecer la cooperación para alcanzar la paz y la estabilidad en la región y trabajar estrechamente para profundizar los lazos bilaterales”, escribió Qureshi en su cuenta de Twitter.

Atalayar_albares-pakistan
José Manuel Albares y Shah Mahmood Qureshi

“Una vez más, el objetivo del Gobierno español, y ese es el espíritu con el que he venido aquí, es dar estabilidad a Afganistán, asegurar que la población reciba ayuda humanitaria si la necesita, y asegurar el respeto de los derechos humanos”, declaró Albares en la rueda de prensa conjunta, tal y como informa EFE.

Sobre el reconocimiento del Gobierno talibán, el ministro español señaló que España “no busca imponer condiciones”. Albares reiteró que lo que piden es libertad de movimiento para quienes han colaborado con el Ejército español y para quienes quieren salir de Afganistán.

Igualmente, ha hecho hincapié en los derechos humanos y en los derechos de las mujeres. “En este momento existe preocupación por la situación de las mujeres y los derechos humanos y la libertad de movimiento de quienes han colaborado con nosotros en Afganistán”, afirmó.

Atalayar_albares-pakistan
José Manuel Albares y Shah Mahmood Qureshi

Qureshi, por su parte, ha indicado que con la victoria de los talibanes la realidad del país ha cambiado y “el mundo debe reconocerlo”. “Hay una nueva realidad en Afganistán. El mundo debe reconocer esa nueva realidad y, en nuestra opinión, comprometerse con esa nueva realidad”, declaró el ministro paquistaní.

“El aislamiento tendrá consecuencias que no queremos. Esto no será de ayuda para Afganistán. No será de ayuda para la región ni para ustedes (España). Tenemos que adoptar un nuevo enfoque”, añadió.

Los ministros indicaron como punto en común el compromiso con la estabilidad en el país asiático. “Ambos queremos lo mismo: estabilidad para Afganistán, paz para Afganistán sin que repercuta la crisis en la región. Queremos que la asistencia humanitaria llegue al pueblo de Afganistán”, señaló Qureshi.

Naciones Unidas ha advertido recientemente que Afganistán se enfrenta a una posible “catástrofe humanitaria”. Ante la crítica situación en el país, Antonio Guterres, secretario general de la ONU, encabezará una conferencia en Ginebra el próximo 13 de septiembre para recaudar fondos que refuercen la ayuda humanitaria en Afganistán.

Atalayar_albares-pakistan
Shah Mahmood Qureshi

Albares aseguró que la ayuda de España estará presente en los fondos de la ONU para Afganistán. “Involucraremos fondos, compromisos de donaciones. Nuestra agencia está dispuesta a ayudar al pueblo afgano. Llevamos 20 años muy cerca de ellos, no los vamos a abandonar”, prometió el ministro. Además, expresó su deseo de “trabajar muy de cerca con Pakistán” para conseguir los objetivos.

Después de la toma de Kabul por parte de los talibanes, España logró evacuar a más de 2.200 personas entre españoles y afganos desde el aeropuerto de Kabul. No obstante, todavía quedan colaboradores en el país. “Aún quedan 150 familias en Afganistán, unas 800 personas. Nuestro objetivo es conseguir que salgan de allí lo antes posible y el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, se ha comprometido a que esto sea así”, explica Ignacio Álvaro, antiguo trabajador de AECID, al periodista Mikel Ayestaran, colaborador del periódico ABC.