“La gestión de Marruecos permitió atenuar la propagación del coronavirus a ambos lados del Estrecho”

El presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado de España, Antonio Gutiérrez Limones, ha elogiado la rápida y eficaz respuesta de Rabat a la pandemia y destaca el gran momento de las relaciones hispanomarroquíes
Senado de España

 -  

El presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado de España, Antonio Gutiérrez Limones, se ha deshecho en elogios hacia Marruecos por su actuación en la crisis del coronavirus. “La crisis sanitaria provocada por la epidemia de la COVID-19 nos ha mostrado, con toda la trascendencia que estos difíciles momentos suponen, el valor que la gestión del Gobierno de Marruecos y de su monarca Mohamed VI están teniendo en la mitigación de los efectos de la enfermedad, en primer lugar, para sus ciudadanos y, en gran medida, en evitar su propagación a un lado y otro del Estrecho”, afirma el senador español en un artículo publicado en el medio Tribuna Libre y posteriormente ha sido citado en varios medios marroquíes, incluida su agencia estatal de noticias. 

El parlamentario español destaca el conjunto de medidas adoptadas por las autoridades del país vecino, especialmente “la capacidad de reacción rápida ante la crisis”. Gutiérrez Limones ha subrayado “la decisión de suspender las conexiones aéreas y marítimas desde y hacia el Reino de Marruecos, como consecuencia del cierre de fronteras por mar y por aire” y la inmediata declaración del estado de emergencia sanitario para limitar la propagación de la COVID-19. Asimismo, el ex alcalde de la localidad andaluza de Alcalá de Guadaira recuerda la creación de “un fondo de gestión de la pandemia en un tiempo récord de todas las entidades públicas y privadas para dar cobertura al conjunto de la población marroquí”. Además, puntualiza que Rabat garantizó “a la vez la autosuficiencia de aprovisionamiento a los mercados y de medicinas y necesidades básicas para satisfacer todas las emergencias”. 

Por otra parte, el presidente de la Comisión de Exteriores del Senado español considera en un texto recogido también por la agencia MAP que “el funcionamiento con total normalidad de los servicios administrativos a distancia ha sido otro elemento determinante, así como el contacto permanente de las unidades de crisis en embajadas y consulados de Marruecos en el extranjero, todas ellas movilizadas los 7 días de la semana, 24 horas”. En el momento en que se cerraba este texto Marruecos registraba 4.065 casos y 161 decesos. 

El parlamentario español no ha pasado por alto los logros médicos marroquíes en estas semanas de pandemia. “Marruecos ha puesto en marcha el hospital de campaña más grande de África, que se completó en dos semanas, con una capacidad superior a 700 camas, a la vez que se han producido, hasta el día de hoy, más de 83 millones de mascarillas, además y bajo la supervisión de ingenieros marroquíes se han fabricado máquinas respiratorias ante la gran escasez de existencias de estos equipos a nivel mundial”, evoca.

Cooperación y buenas relaciones hispano-marroquíes

“La lucha de Marruecos contra la COVID-19 ha supuesto para la Unión Europea y, especialmente, para España, por su vecindad, una garantía en la contención de la enfermedad”, subraya Gutiérrez Limones. “Un ejemplo de cooperación que no es más que un capítulo que expresa las buenas relaciones hispano-marroquíes en materias de tanta trascendencia bilateral como la lucha contra la inmigración ilegal, la lucha contra el terrorismo o el tráfico de drogas”, asegura el también exdiputado. “Un trabajo conjunto en pos de la modernización del país, la profundización de su democracia, los derechos humanos de sus ciudadanos”, remata.

El parlamentario español ensalza el papel del rey de Marruecos, Mohamed VI, en la actual crisis sanitaria: “El azote de esta pandemia no ha detenido el compromiso firme y permanente del monarca marroquí con los países africanos en el marco de la cooperación sur-sur (…) Mohamed VI llamó a los jefes de Estado de los diferentes países del continente a establecer una iniciativa conjunta, solidaria y pragmática que se basa sobre el intercambio de experiencias y las buenas prácticas para hacer frente al coronavirus”. 

“La seguridad que nos confiere una cooperación abierta y comprometida debe de contribuir aún más al bienestar de la población a ambas orillas del Estrecho. En definitiva, se trata de construir juntos un futuro mejor para nuestros pueblos”, concluye su escrito el presidente de la Comisión de Exteriores del Senado.