“Las mujeres del Mediterráneo necesitan más políticas que fomenten su inserción en el mundo de la tecnología”

La Fundación Friedrich Naumann lanza una plataforma de apoyo a las mujeres del sector del emprendimiento y las nuevas tecnologías
tecnologia-mujeres-naumann

FNF/MADRID  -   FNF/MADRID

En palabras de Anna Dorangricchia, responsable de Asuntos Sociales y Civiles de la Unión por el Mediterráneo, la situación de las mujeres en el sector de las nuevas tecnologías y los negocios que derivan de ellas, es crítica. Pese al optimismo de ver como mejoran los números, Dorangricchia pide más políticas y más esfuerzos para alcanzar una igualdad real que rompa la brecha de género en este sector. 

Dorangricchia mandó este mensaje desde la mesa redonda “Igualdad y equidad en la tecnología: ¿hacia dónde ir?”, enmarcada en la jornada Mediterranean Tech Women Network de la Fundación Friedrich Naumann celebrada en Madrid. Mediterranean Tech Women Network se trata también de un proyecto de plataforma para incentivar las carreras de las mujeres en el sector STEM (ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas), sector de la economía y sociedad mayormente dominada por el género masculino. De acuerdo con el informe anual sobre la brecha de género del Foro Económico Mundial, únicamente el 22% de los profesionales del sector de las nuevas tecnologías son mujeres, a su vez que los cargos directivos tenían un 27,8% de presencia femenina en 2020. 

tecnologia-mujeres-lisboa
FNF/MADRID  

La jornada fue inaugurada por el director de la oficina de la fundación liberal alemana en Madrid, David Henneberger, que quiso en un primer momento congratular a los partidos de la nueva coalición de gobierno alemana por haber llegado a un acuerdo que ha coronado al socialista Olaf Scholz como nuevo canciller. “Es un gran momento para el liberalismo en Alemania y en Europa, y ello tiene mucho que ver con las nuevas tecnologías y con la igualdad entre hombres y mujeres, asuntos que están en el corazón de nuestra ideología liberal”, recalcó Henneberger. “La cooperación entre las mujeres del Mediterráneo en materia de nuevas tecnologías es muy importante, y gracias a las iniciativas de algunos colectivos y personas se están dando diálogos de alto nivel en este sector. Así que celebremos hoy a las mujeres”. 

En la inauguración de la jornada le acompañó Sana Afouaiz, fundadora y directora de WomenPreneur-Initiative, una plataforma de apoyo a las mujeres emprendedores que se especializa en la región MENA y que desde 2016 ha dado cobertura con sus servicios a más de 15.000 mujeres. Afouaiz agradeció el apoyo a la Fundación Friedrich Naumann, “Un partner excelente, para promover que las mujeres se conviertan en actores líderes del cambio”. La apertura contó también con unas palabras de la secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas Brugal

Dieron paso a la mesa redonda compuesta por cuatro mujeres, moderada por Chiraz Bensemmane, mujer empresaria y fundadora de Pitch World Fast & Coach Tribe. En ella participó un panel compuesto por Anna Dorangricchia, responsable de Asuntos Sociales y Civiles de la Unión por el Mediterráneo, Rawan Odeh, Gerente en Monday.com y con una nutrida experiencia en las relaciones con las autoridades y gobiernos, y Eva Díaz, CEO de Appogeo Digital. 

tecnologia-mujeres-lisboa
FNF/MADRID

Abriendo la mesa redonda, Anna Dorangricchia lamentó las muy débiles inversiones y compromisos de las administraciones públicas de la región MENA y Mediterráneo con una óptica de género. “Solo el 6% de los gastos destinados a la recuperación económica post-covid en la región MENA tiene sensibilidad de género. Queda mucho trabajo por hacer”, declaró Dorangricchia, algo con lo que Rawan Odeh coincidió al recordar, por su bagaje profesional, que “Si las mujeres no forman parte de las decisiones, las medidas nunca serán lo suficientemente inclusivas”. 

Rawan Odeh quiso también contar su historia personal para ejemplificar la situación de muchas mujeres de la cuenca de Mediterráneo. Como mujer de origen palestino, criada en Brooklyn, pudo observar, al volver a Palestina, cuales eran los desafios y los muros contra los que se enfrentaban las mujeres de dichos entornos a la hora de acceder a las carreras STEM, o a cualquier alternativa laboral que les permitiese superar una “enorme brecha salarial entre hombre y mujeres”. 

En el turno de preguntas, Dorangricchia volvió sobre ese aspecto, al señalar el ‘entorno’ como el principal desafío para el avance de las mujeres y el progreso de sus carreras laborales. “Algo que debería de ser urgente es el acondicionamiento del entorno. Un entorno que permitiera a las mujeres  emprender y tener mejores futuros. Crear esos entornos significa un trabajo burocrático, tener servicios púbicos, apoyo financiera y la posibilidad de acceder al conocimiento. Sin todo eso, es casi imposible, y especialmente en el ámbito de las tecnologías”.