11 personas fallecidas y 65 heridos tras un atentado en Kabul contra una instalación gubernamental

 -  

Raúl Redondo

Pie de foto: Atentado en Kabul

Al menos 11 personas han muerto y unas 65 han resultado heridas tras el atentado llevado a cabo en las últimas horas en Kabul,capital de Afganistán, contra un edificio del Gobierno, concretamente el Directorio de Logística e Ingeniería del Ministerio de Defensa afgano. La ofensiva ha sido reivindicada finalmente por los radicales talibanes, quienes llevaron a cabo la detonación de un vehículo cargado de explosivos.

Tras el ataque, se sucedieron sobre el terreno una serie de tiroteos entre los rebeldes insurgentes y las fuerzas de seguridad del país asiático. Nasrat Rahimi, portavoz del Ministerio del Interior de Afganistán, informó a través de la red social Twitter que la explosión se llevó a cabo en torno a las 08:55, hora local, de madrugada en horario español, y que se vio afectada la zona restringida de Pul-i-Mahmoud Khan, emplazada en el mismo centro de la ciudad de Kabul.

Según la agencia Efe, el número de muertos totales asciende a las 11 víctimas mortales, a pesar de que desde fuentes del Ministerio de Salud afgano se hablaba de solamente una persona fallecida. 

El propio Rahimi indicó que los terroristas detonaron un coche cargado de artefactos explosivos y entraron armados disparando en el edificio gubernamental objetivo de la ofensiva. A partir de ahí, se desencadenó el tiroteó en el que las fuerzas de seguridad afganas lograron matar a uno de los atacantes y en el que varios soldados perdieron la vida. 

Los talibanes, grupo armado fundamentalista islámico de la rama suní originario de Afganistán, anunciaron su responsabilidad en la autoría de este atentado dirigido contra la instalación perteneciente al Ministerio de Defensa. "Como la primera explosión fue muy potente, en las áreas cercanas varios civiles resultaron heridos por cristales rotos, pero el objetivo era el Directorio, no los civiles", señaló el portavoz talibán Zabihullah Mujahid.

La espectacular detonación sacudió el barrio diplomático de la capital de Afganistán, donde se sitúa la Embajada de Estados Unidos, dejando el rastro de una gran columna de humo negro. Además del objetivo del Ministerio de Defensa afgano, el canal local Shamshad TV también se vio afectado; varios de sus trabajadores resultaron heridos por la explosión, según informó a la agencia Efe uno de sus periodistas. También, según Tolo News, la detonación ocurrió en las proximidades de la Federación de Fútbol de Afganistán, desde donde se afirma que varios de sus miembros resultaron heridos.

Kabul ha sufrido varios atentados durante este año, el último de ellos de mayor relevancia ocurrido hace un mes, cuando una bomba lapa colocada en un autobús en el que viajaban funcionarios afganos causó cinco muertos y una decena de heridos. Muchas de las últimas ofensivas acaecidas fueron reivindicadas por los afiliados de Daesh, que operan en Afganistán al mismo tiempo que los guerrilleros talibanes.

Mientras tanto, continúan las negociaciones entre una delegación talibán y representantes de Estados Unidos en Qatar, dentro del marco de las rondas de reuniones sobre las negociaciones de paz para Afganistán. Ambas partes buscan una solución tras dos décadas de enfrentamientos armados en el país, aunque hasta ahora los talibanes se han negado a dialogar con el Gobierno afgano.

Según los últimos datos difundidos por la Inspección Especial General para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR, por sus siglas en inglés), del Congreso de EEUU, el control del Gobierno de Kabul ha alcanzado su punto más bajo desde que se comenzó a contabilizar el dato en 2015, con apenas un 54% del territorio en su poder.