PUBLICIDAD

Marruecos

20 años después, el Emirato se vuelve a imponer en Afganistán

En apenas dos semanas los insurgentes han conseguido hacerse con la mayor parte del país, sin casi oposición
expansion-taliban-afganistan

PHOTO/AFP  -   Un combatiente talibán sentado dentro de un vehículo del Ejército Nacional Afgano (ANA)

20 años de ocupación militar estadounidense en Afganistán termina con la impactante imagen de varios helicópteros Chinook sobrevolando la Embajada de Estados Unidos en Kabul para evacuar a su personal ante la inminente entrada de los talibán en la capital afgana. Estas imágenes han vuelto a traer a la mente de muchos la estrepitosa derrota del país norteamericano en Vietnam que se vería reflejada en la multitud de personas en el tejado de la Embajada de Estados Unidos en Saigón, para que una vez más, los helicópteros los sacara de allí.

En apenas dos semanas los insurgentes han conseguido hacerse con la mayor parte del país, sin oposición. La caída de Kandahar y Herat, el pasado viernes, y la toma de Mazar-e-Sharif y Jalalabab a primera hora del domingo hacían presagiar la inminente llegada de los talibán a Kabul, pero nadie se llegaba a imaginar que la capital caería pocas horas después y sin ofrecer resistencia alguna. Los fundamentalistas rodearon la capital afgana el pasado domingo, y advirtieron que no entrarían por la fuerza y que llevarían a cabo una transición “pacífica”. Poco después, recorrían las calles de la capital, mientras el presidente afgano, Ashraf Ghani, abandonaba el país rumbo a algún lugar seguro de Asia Central.

evacuación-eeuu-afganistan
AP/RAHMAT GUL - Un helicóptero Chinook estadounidense sobrevuela la ciudad de Kabul, Afganistán, el domingo 15 de agosto de 2021

Los talibán recuperaban así Kabul después de 20 años y los más simbólico, 15 días antes de que Estados Unidos completará la retirada total de todas sus tropas, marcada para el 31 de agosto. Estados Unidos derrocó a los fundamentalistas en 2001, a raíz de una coalición internacional que tenía como objetivo la lucha contra el terror. Dos décadas después, y ante la retirada de las tropas estadounidenses del país, los talibán ya controlan más territorio que el que llegaron a controlar durante los años del Emirato entre 1996 y 2001. La población afgana, consciente de la llegada de los fundamentalistas a Kabul, se agolpó en los bancos para poder sacar dinero, además de atrincherarse en sus hogares ante una posible oleada de saqueos.

La imagen que mejor escenifica la vuelta al Emirato Islámico de Afganistán es la de decenas de milicianos en el despacho de Ghani, en el corazón del palacio presidencial. Tras una entrada triunfal hasta el mismísimo símbolo de las instituciones del país afgano, el mulá Baradar Akhund, jefe de la oficina política de los insurgentes en Qatar, ha declarado el fin de la guerra en Afganistán. "Hemos alcanzado una victoria que no se esperaba (...) debemos mostrar humildad ante Alá", ha señalado Akhund según recoge EFE. Los insurgentes mantienen que la composición del nuevo régimen en Afganistán se aclarará pronto, agregando que no quieren vivir aislados y reclaman unas relaciones internacionales pacíficas.

avance-taliban-afganistan
PHOTO/AP - Combatientes talibanes sentados sobre un vehículo en una calle de la provincia de Laghman 

Otro portavoz talibán, Mohammad Naeem, ha señalado en una entrevista a Al Jazeera TV que "Hemos alcanzado lo que buscábamos, que es la libertad de nuestro país y la independencia de nuestro pueblo". "No permitiremos que nadie use nuestras tierras para atacar a nadie, y no queremos dañar a otros", subrayó. A pesar, de los continuos esfuerzos de los insurgentes por mostrar una imagen menos radical, la población afgana aun recuerda la brutalidad del Emirato Islámico de Afganistán que aplicó la ley sharía en su versión más rigorista.

Las mujeres y las niñas temen que los pequeños avances que se han llevado a cabo estos últimos años se desvanezcan. Bajo el Emirato, las niñas tenían prohibido acudir a la escuela después de los 10 años, eran forzadas a casarse con milicianos y debían estar subyugadas a las órdenes de un hombre. Ante este posible retroceso en el país, el aeropuerto internacional de Kabul ha vivido horas críticas. El aeropuerto es la única vía posible para salir del país, ya que todas las salidas terrestres están controladas por los talibán. De momento, todos los vuelos comerciales del país están suspendidos, y medios locales han informado del cierre del espacio aéreo afgano. Por su parte, Estados Unidos ha tomado el control del tráfico aéreo en el aeropuerto de Kabul para facilitar sus evacuaciones y las de sus aliados.

poblacion-afganistan-taliban
AP/RAHMAT GUL - Los pasajeros caminan hacia la terminal de salidas del aeropuerto internacional Hamid Karzai en Kabul, Afganistán

Diferentes países europeos han adelantado sus planes de evacuación. España ha anunciado el envío de varios aviones para la repatriación de sus nacionales, así como de colaboradores afganos, sumándose así a otros países como Canadá, Alemania y Reino Unido que han tomado medidas similares. Sin embargo, Rusia o Turquía han adelantado que mantendrán sus embajadas en Kabul. Según recoge la agencia de noticias EFE, el embajador ruso en Kabul se reunirá con los insurgentes el martes en la capital afgana. Asimismo, hoy tendrá lugar una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para abordar la situación en Afganistán a petición de las delegaciones de Noruega y Estonia.

Afganistán vuelve al 2001. Tras 20 años de ocupación estadounidense el país centroasiático vuelve a la casilla de salida con unos talibán más fuertes que nunca, que han conseguido llegar al Gobierno sin apenas oposición y con la imagen de la salida de los diplomáticos estadounidenses de la capital reviviendo la traumática derrota en Vietnam.