250 líderes políticos envían una carta a Biden apoyando el reconocimiento estadounidense de la soberanía marroquí sobre el Sáhara

Sostienen que la iniciativa marroquí de autonomía es la única solución duradera al conflicto
Atalayar_Sáhara Estados Unidos

PHOTO/AFP  -   Embajador de los Estados Unidos ante un mapa de Marruecos en el que se reconoce el territorio del Sahara Occidental

El debate internacional sobre el conflicto del Sáhara Occidental se volvió a reabrir, tras un tiempo en el olvido mediático, el pasado noviembre cuando el Frente Polisario anunció el fin del alto el fuego con Marruecos, vigente desde 1991. Esta escalada de tensión se venía gestando desde hacía ya tiempo. El paso fronterizo de Guerguerat, en el sur del Sáhara Occidental, se ha convertido en el punto de fricción que ha hecho estallar un nuevo capítulo de este enquistado conflicto.

El Guerguerat es un paso fronterizo de vital importancia, ya que comunica el Sáhara Occidental con Mauritania, y que además forma parte de lo que se conoce como zona de no intervención según el Acuerdo Militar Número 1, firmado por Naciones Unidos (ONU) tanto con Marruecos como con el Frente Polisario. Como parte del acuerdo, en esta zona no puede existir presencia militar de ningún tipo.

El Frente Polisario había demandado, en varias ocasiones, que Marruecos estaba incumpliendo el acuerdo, ya que existía presencia militar en la zona. Asimismo, el reino alauí estaba haciendo uso de este paso para el traslado de mercancías a otros países africanos, algo que el Polisario consideraba ilegal. Por lo que a modo de represalia, un grupo de activistas saharauis decidió bloquear el paso fronterizo de Guerguerat. El conflicto finalmente estalló cuando el ejército marroquí lanzó una operación en la zona desmilitarizada para desbloquear el paso.

Atalayar_Guerguerat
AFP/FADEL SENNA - Puesto fronterizo entre Marruecos y Mauritania en Guerguerat, situado en el Sáhara Occidental, el 24 de noviembre de 2020, tras la intervención de las fuerzas armadas reales marroquíes en la zona

Como consecuencia de esta escalada de tensión, nuevamente el conflicto del Sáhara Occidental volvió a convertirse en foco mediático a nivel internacional. Otro acontecimiento decisivo que ha servido para recolocar al Sáhara en el centro de todas las miradas, ha sido el reconocimiento por parte de Estados Unidos de la soberanía marroquí sobre la región.

El ex presidente estadounidense, Donald Trump, con un pie ya fuera de la Casa Blanca, anunciaba a través de sus redes sociales – hábito bastante habitual- que Estados Unidos reconocería la soberanía de Marruecos sobre la región del Sáhara Occidental, a cambio el reino alauí normalizaría relaciones con Israel. Desde la Casa Blanca, presentaban esta decisión como como “la única base para una solución justa y duradera a la disputa sobre el territorio del Sáhara Occidental y, como tal, el presidente reconoció la soberanía marroquí sobre todo el territorio del Sáhara Occidental”. Asimismo, anunciaron la apertura de un consulado en la ciudad de Dajla con "el objetivo de promover oportunidades económicas y comerciales en la región".

Más de dos meses después de este anuncio, y con la entrada de un nuevo presidente en la Casa Blanca, que aún no se ha pronunciado sobre la decisión tomada por su antecesor, 250 líderes políticos y cargos electos de 25 países de Europa y América Latina han dirigido una carta al actual presidente estadounidense, Joe Biden, en la que expresan su apoyo a la decisión tomada por Donald Trump, de reconocer la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara y abrir un consulado en la ciudad de Dajla.

Atalayar_David Schenker
AFP/FADEL SENNA - David Schenker, Secretario de Estado Adjunto de los Estados Unidos para Asuntos del Cercano Oriente, (L) se reúne con el Ministro de Relaciones Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita

La carta, publicada por el exministro de Relaciones Exteriores de Italia, Giulio Terzi, dice así: “Señor presidente, nosotros, ex jefes de gobierno, ex ministros, funcionarios electos, miembros de parlamentos, tenemos el honor de escribirle para expresarle nuestra satisfacción por la decisión soberana de los Estados Unidos de América de reconocer la plena soberanía de Marruecos. en todo el territorio del Sáhara ”.

Entre los firmantes de esta carta se encuentran figuras tales como el ex presidente checo Vaclav Klaus, el ex presidente guatemalteco Jimmy Morales Cabrera, el ex primer ministro búlgaro Gueorgui Bliznachki, el ex miembro de la Misión de Naciones Unidas para el referéndum en el Sahara Occidental (MINURSO) Stephan Todorov Davidov, así como varios diputados y senadores actualmente en el cargo.

“No podemos sino congratularnos de la decisión de los Estados Unidos de reconocer la iniciativa de autonomía como única base para la solución del diferendo regional del Sáhara, porque creemos que abre perspectivas concretas para orientar el proceso político de las Naciones Unidas hacia una solución definitiva”, versa la carta, indicando que están convencidos de que Estados Unidos, bajo la presidencia de Joe Biden, seguirá avanzando en la cuestión del Sáhara hacia una solución justa y duradera a través de su continuo apoyo a la Iniciativa marroquí de autonomía.

Atalayar_Las banderas de EE.UU. y Marrueco Sáhara
PHOTO/AFP - Las banderas de EE.UU. y Marruecos junto a un mapa de Marruecos autorizado por el Departamento de Estado de EE.UU

“Creemos que no es una coincidencia que un número cada vez mayor de naciones, y con ellas Estados Unidos, apoyen la Iniciativa de autonomía como una solución política realista, viable y sostenible basada en el compromiso”, insisten los 250 firmantes.

Por último, felicitan al país norteamericano por el Pacto Trilateral firmado entre Marruecos, Israel y Estados Unidos, que “reforzará las perspectivas de paz en Oriente Medio, en consonancia con el papel histórico que ha desempeñado Marruecos para promover la paz en Oriente Medio”.