500 años de historia de Jerusalén, digitalizados y accesibles para todo el mundo

La biblioteca pública Rey Abdul Aziz cataloga y ordena el mayor archivo del pasado palestino
Vista de la ciudad de Jerusalén

PHOTO/PIXABAY  -   Vista de la ciudad de Jerusalén

Los lugares sagrados de Jerusalén, la Cúpula de Roca, la Mezquita de Al-Aqsa…el valor del patrimonio histórico y religioso de Jerusalén es incalculable. Cada año, miles de turistas acuden a este rincón del mundo para poder contemplar in situ las maravillas de la ciudad santa. A partir de ahora, conocer los emblemas de la cultura palestina será un poco más fácil. El mayor archivo sobre Jerusalén conservado por el Catálogo de la Unión Árabe ahora está digitalizado y disponible para todo el mundo gracias a un proyecto organizado por la biblioteca pública Rey Abdul Aziz. Más de 250.000 páginas en libros, mapas y manuscritos que abarcan la historia de la urbe desde 1528 se podrán consultar a través de la Red de Bibliotecas del Organismo de Obras Públicas y Socorro de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina, según informa la versión digital de Arab News. 

La conservación del patrimonio árabe e islámico son los principales pilares de la biblioteca Rey Abdul Aziz, que cuenta con una amplia base de datos de libros, documentos y mapas. Ha publicado un gran volumen ilustrado titulado Al-Aqsa en el que se presentan los lugares sagrados, los que son patrimonio de la humanidad, la cúpula de la roca y la mezquita de Al-Aqsa. También incluye una gran colección de documentos históricos y fotografías. 

Las imágenes son fundamentales para documentar el pasado de un pueblo, forman parte del patrimonio de la humanidad y cuentan la historia de nuestros antepasados, su sufrimiento, sus pérdidas…Son un elemento vital de la identidad comunitaria. Majed Al-Ahdal, documentalista de la Antigüedad, considera que las iniciativas de digitalización son fundamentales. “La digitalización nos permite recordar los hechos pasado de la humanidad y la civilización. Las imágenes son la expresión de la vida del individuo y su profundo deseo de inmortalidad”, ha explicado en declaraciones a Arab News. 

La documentación es imprescindible para conservar el patrimonio físico e intangible. La biblioteca Abdul Aziz ha documentado la creatividad intelectual árabe y ha llegado a acumular más de tres millones de libros, revistas, documentos, manuscritos y fotografías. “La documentación es hoy en día un medio de sobrevivir a la erosión histórica y de identidad de cualquier ser humano”, ha asegurado Al-Ahdal. 

Entre los documentos, se han encontrado cientos de fotografías de la antigua ciudad de Jerusalén, que constituyen una importante forma de documentación y pueden desempeñar un papel en los esfuerzos de conservación. “Es una herramienta poderosa sobre la que se pueden construir muchas aplicaciones de ingeniería y artísticas. Es una de las formas más importantes en que el patrimonio físico puede ser remodelado en caso de daños o destrucción causados por desastres naturales o por la devastación causada por conflictos humanos, con la ayuda de programas informáticos de modelado en 3D y otras aplicaciones de ingeniería", ha ilustrado el documentalista Majed Al-Ahdal. 

Las fotografías ofrecen registros fiables de edificios, decoraciones, trajes de la gente, costumbres de la sociedad y colores que pueden ser difíciles de describir y documentar de otra manera. En 2009, el archivo del OOPS fue inscrito por la UNESCO en el Registro "Memoria del Mundo" para reunir un amplio archivo audiovisual de películas y fotografías que contiene más de 10.000 impresiones, 85.000 diapositivas y más de 70 películas sobre la vida y la historia del pueblo palestino.