AEJ protesta por la detención de Andrei Alieksandraou y otros periodistas en Bielorrusia

Se denuncia este arresto producido por informar sobre las manifestaciones contra el Ejecutivo
Atalayar_Andrei Aliaksandraou

 -   Periodista bielorruso, Andrei Aliaksandraou

La Asociación de Periodistas Europeos protesta enérgicamente contra la detención desde el 12 de enero del periodista bielorruso Andrei Aliaksandraou por motivos de orden público. Desde la AEJ se insta a su inmediata liberación y la de otros ocho periodistas bielorrusos que se encuentran detenidos en la cárcel por informar sobre las protestas públicas contra el Gobierno.

Aliaksandraou es un asociado de larga data de la AEJ. Fue vicepresidente de la Asociación de Periodistas de Bielorrusia de 2009 a 2012, y es fundador y director del sitio web de noticias Belarus Journal.

Tras las elecciones presidenciales fraudulentas de agosto del año pasado, cientos de periodistas han sido detenidos en Bielorrusia en una represión a menudo violenta por parte del Gobierno de Alexandr Lukashenko, que ya había ocupado el poder durante 26 años seguidos. Desde las elecciones han continuado las grandes protestas públicas en Minsk y otras ciudades, y se informa de que numerosos periodistas y manifestantes han sido agredidos y han sufrido lesiones a manos de la Policía. A muchos trabajadores de los medios de comunicación extranjeros en Bielorrusia se les retiraron las acreditaciones de prensa y varios fueron expulsados.

La Unión Europea no ha reconocido la legalidad de las elecciones, diciendo que no fueron "libres y justas". Y una investigación apoyada por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa encontró violaciones masivas y sistémicas de los derechos básicos antes y después de las elecciones.

El pasado mes de noviembre, la Asociación de Periodistas de Bielorrusia fue galardonada con el prestigioso Premio a la Libertad de los Medios de Comunicación de la Coalición Mundial para la Libertad de los Medios de Comunicación, integrada en la actualidad por más de 40 países y establecida en 2019 por Reino Unido y Canadá. La mención del premio reconoció a la BAJ por su compromiso de cubrir los derechos humanos y el fraude electoral frente a la violencia y las amenazas. También se afirmaba que los periodistas bielorrusos que informaban sobre las protestas masivas habían sido golpeados, su equipo había sido dañado y algunos habían sido enviados a la cárcel por "decisiones judiciales injustas".

Todos los periodistas bielorrusos arrestados o detenidos por informar sobre las elecciones fraudulentas del año pasado deben ser puestos en libertad y las investigaciones contra ellos deben cesar. Deben llevarse a cabo investigaciones penales completas y eficaces para identificar y sancionar a los policías y otros funcionarios de seguridad que hayan maltratado y abusado de los miembros de los medios de comunicación en las protestas o bajo custodia.

Firmado: Otmar Lahodynsky, presidente de la AEJ / William Horsley, representante de Libertad de los Medios de Comunicación de la AEJ