Afganistán y sus divisiones internas

Los talibán aseguran que controlan el 85% del país centroasiático
afganistan-bandera

AFP/ WAKIL KOHSAR  -   La bandera afgana, en la colina Wazir Akbar Khan en Kabul

La situación en Afganistán es cada vez más convulsa y las informaciones que llegan desde el país centroasiático en ocasiones son contradictorias. Pero hay un hecho que está claro, el rápido avance talibán en el país desde que el pasado mes de abril el presidente estadounidense, Joe Biden, anunciará la retirada de todas sus tropas de Afganistán y por ende el fin de la misión de la OTAN.

Los talibán aseguran que controlan el 85% del país centroasiático. Asimismo, durante las últimas semanas los insurgentes se han hecho con el control de puestos fronterizos clave con sus países vecinos Irán, Pakistán, Uzbekistán y Tayikistán. El último, el paso de Boldak-Chaman, el segundo más importante de la frontera con Pakistán y que supone una importante fuente de ingresos para el Gobierno de Kabul. Sin embargo, parece ser que las fuerzas de seguridad afganas han retomado el control de este paso fronterizo clave.

bandera-afganistan-kabul
AP/RAFIQ MAQBOOL - Un hombre agita una bandera afgana durante las celebraciones del Día de la Independencia en Kabul, Afganistán

Por su parte, el portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, afirmó a Reuters que sus fuerzas seguían manteniéndose en el cruce. "Es una mera propaganda y una afirmación sin fundamento de la Administración de Kabul", dijo a la agencia de noticias. La toma de múltiples pasos fronterizos por parte de los talibán persigue una clara intención de debilitar al Gobierno de Kabul.

Los insurgentes buscan reducir los ingresos que le llegan al Gobierno de Kabul al tiempo que suman nuevas fuentes de ingresos en las fronteras. La toma de Spin Boldak se produce días después de duros combates en la provincia de Kandahar, donde las autoridades afganas estuvieron al borde de perder la capital de la provincia. Ante este rápido avance talibán los países vecinos han mostrado su preocupación. Pakistán cerró el paso fronterizo con Afganistán en la localidad de Chaman.

afganistan-control-gobierno-taliban
AFP/AFP - Mapa que muestra las partes de Afganistán bajo control del gobierno y los territorios bajo la influencia de los talibanes, desde abril hasta julio

La retirada de las tropas internacionales de Afganistán ha dejado un vacío de poder dentro de las filas del Ejército Nacional Afgano que en la actualidad sólo controla las capitales de provincia mientras que los talibán ya se han hecho prácticamente con todo el medio rural. A pesar de este desequilibrio de fuerzas en el país centroasiático Estados Unidos ya ha anunciado que continúa adelante con el plan de retirada de todas sus tropas. El presidente estadounidense, Joe Biden, marcaba la semana pasada el 31 de agosto como fecha límite. Asimismo, el Pentágono ha afirmado que la retirada de las fuerzas estadounidenses se ha completado en un 90%.

Afganistán vive un momento crítico, pero según ha hecho público la agencia de noticias AFP, los talibán habrían ofrecido al Gobierno afgano un alto el fuego de tres meses a cambio de la liberación de 7.000 de sus prisioneros. Sin embargo, los talibán han declarado que no estaban "al tanto de ningún plan para un alto el fuego de tres meses". Por su parte, Nader Naderi, miembro del equipo negociador del Gobierno de Kabul en las conversaciones de paz con el grupo en Qatar, se ha mostrado escéptica ante las condiciones que imponen los insurgentes para el alto el fuego. Naderi calificó la oferta de los talibanes, durante una rueda de prensa en Kabul, como “una demanda considerable", y agregó que también exigieron que los nombres de los líderes del movimiento fuesen eliminados de una "lista negra" de la ONU.

oficina-politica-taliban
PHOTO/REUTERS - Miembros de la oficina política talibán Abdul Latif Mansoor (L), Shahabuddin Delawar (C) y Suhail Shaheen asisten a una conferencia de prensa en Moscú, Rusia, el 9 de julio de 2021

Naderi destacó que la anterior excarcelación de 5.000 talibanes el año pasado, condición fijada para la apertura de las conversaciones interafgnas “no ayudó a la situación y que la violencia incluso aumentó”. En este contexto es poco probable que el Gobierno de Kabul y los insurgentes puedan llegar a un acuerdo para el cese de hostilidades mientras las conversaciones de paz en Doha se encuentran completamente bloqueadas.

El presidente afgano, Ashraf Ghani, ante la situación de inestabilidad que sufre el país ha iniciado un viaje de dos días a Uzbekistán para participar en una cumbre económica regional en la que participarán delegaciones de Estados Unidos, Rusia y la Unión Europea. En la agenda está previsto que se aborden asuntos relacionados con la seguridad y por supuesto la situación en Afganistán.

ashraf-ghani-presidente-afganistan
AP/WAKIL KOHSAR - El presidente afgano Ashraf Ghani en una conferencia de prensa en el palacio presidencial en Kabul

Durante la cumbre que está teniendo lugar en la capital uzbeka, Taskent, la asesora de Seguridad Nacional del presidente de Estados Unidos, Elizabeth Sherwood-Randall, ha asegurado que el país norteamericano seguirá “apoyando las negociaciones para alcanzar una solución política que aporte al pueblo afgano la paz que merece y construya una base regional e internacional más sólida de apoyo al futuro de Afganistán”.