PUBLICIDAD

Iberdrola

Al-Burhan tiende la mano a Hamdok para encabezar el Gobierno

Varios embajadores europeos siguen reclamando la “plena restauración de la libertad” en Sudán
general-abdel-fattah-al-burham

AFP/ASHRAF SHAZLY  -   El general de alto rango del ejército sudanés, Abdel Fattah al-Burhan, ofrece una conferencia de prensa en el Comando General de las Fuerzas Armadas en Jartum el 26 de octubre de 2021

Nuevo giro político en Sudán.  El comandante-jefe del ejército sudanés, Abdel Fattah al-Burhan, se ha comprometido a completar la formación de las instituciones del Gobierno “con la participación de todos los que no tienen alineaciones partidistas” tras el golpe de Estado ejecutado esta semana.

En una reunión, el comandante expresó que este gobierno no contará con formaciones políticas y señaló que daba “la bienvenida a cualquier asociación entre el componente militar y el componente civil” pero sin contar con las fuerzas de la libertad y el cambio.

Así, Al-Burhan ha confirmado que el consejo soberano contará con “la participación de todas las regiones” y señalo que en esta nueva etapa Hamdok es “bienvenido” y sigue siendo un candidato para “encabezar el próximo Gobierno”. 

hamdok-primer-ministro-sudan
REUTERS/SARAH MEYSSONNIER - El Primer Ministro de Sudán, Abdalla Hamdok, asiste a una conferencia de prensa durante la Conferencia Internacional en apoyo a Sudán en el Grand Palais Temporal en París, Francia, el 17 de mayo de 2021

Esta nueva etapa desconcierta tanto a la propia sociedad sudanesa como a la comunidad internacional. Tras la destitución del primer ministro el pasado lunes y las llamadas de Hamdok a la población para que salgan a las calles a protestar, todo apuntaba a que Sudán se encaminaba a la formación de un nuevo Gobierno conformado sólo por los militares.

Sin embargo, con la bienvenida al regreso de Hamdok para encabezar un posible nuevo gobierno las dudas sobre el futuro del país no han hecho más que acrecentarse. El acercamiento de al-Burhan al primer ministro indica que los militares no quieren tomar las riendas del país por si solos. Aun así, la expulsión de las fuerzas de la libertad y el cambio señalan que la democracia y la representación política en las instituciones continúan siendo un tema pendiente. 

manifestacion-sudan-barricada
PHOTO/AFP - Un manifestante sudanés con una bandera nacional camina junto a las barricadas instaladas por los manifestantes en una calle de la capital, Jartum, el 26 de octubre de 2021

Ante esta delicada situación, el Consejo de Seguridad de la ONU sigue demandando “la máxima moderación” de todas las facciones en Sudán. Esta declaración ha sido el cuarto intento del Consejo por tratar de mediar y acordar una solución pacífica para Sudán. Mientras que la comunidad internacional ha tildado la toma de poder por parte de al-Burhan como un golpe de Estado, desde Rusia, el representante permanente adjunto ante la ONU, Dimitri Polyanskiy expresó que “estas formas son engañosas”. Seguidamente Polyansky señaló que es complicado tildar la situación como “un golpe de Estado”. 

Junto a esto afirmó que existen muchas situaciones similares en el mundo a las cuales no se las ha calificado como tal, por lo que “no es nuestra tarea etiquetar tal situación como un golpe de Estado. Depende de los sudaneses decidir si es un golpe o no”, concluye. 

manifestaciones-mujeres-sudan
PHOTO/AFP - Manifestantes sudaneses marchan en la calle 60 de la capital, Jartum, para denunciar las detenciones nocturnas por parte del ejército de miembros del gobierno de Sudán, el 25 de octubre de 2021

Asimismo, el representante ha criticado la decisión de Estados Unidos después de que el país anunciase la retirada de 700 millones de dólares en ayudas económicas al país, ayudas destinadas a favorecer la transición en Sudán. Igualmente reiteró que la violencia no viene únicamente por parte de los militares ya que existen asesinatos y agresiones por todas las partes y que, por ende, debe ser condenada independientemente de quien la protagonice.

El Consejo de Seguridad sigue reiterando a las autoridades militares a reestablecer un gobierno de transición que esté liderado por civiles e insta a todas las partes a volver a un proceso de negociación con el fin de “permitir la plena aplicación del documento constitucional y el Acuerdo de Paz de Juba que sustentan la transición en Sudán”.  

sudan-manifestacion
AP/ASHRAF IDRIS - En esta foto de archivo del lunes 25 de octubre de 2021, manifestantes pro-democracia muestran el signo de la victoria mientras salen a las calles para condenar una toma de posesión por parte de oficiales militares, en Jartum, Sudán

De esta forma, el organismo continúa esperanzado y sigue manteniendo sus esperanzas en que el pueblo sudanés consiga alcanzar sus aspiraciones democráticas y declararon su “firme compromiso con la soberanía, la independencia y la integridad territorial y la unidad nacional de Sudán”.

Al mismo tiempo, han mostrado su apoyo a los esfuerzos de la región para abordar la complicada situación. A este apoyo se les ha unido los países que conforman la Liga árabe además de la Unión Africana, quien decidió expulsar a Sudán de la Unión tras el golpe militar.