Al menos 23 soldados y milicianos muertos en el último ataque israelí en Siria, según el OSDH

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos señaló que la mayoría de los caídos son combatientes afines a Irán
Las defensas aéreas sirias responden a misiles israelíes que apuntan al sur de la capital, Damasco

PHOTO/AFP  -   Las defensas aéreas sirias responden a misiles israelíes que apuntan al sur de la capital, Damasco

Al menos 23 soldados sirios y milicianos aliados del Gobierno de Bachar al-Asad murieron la madrugada de este miércoles en un nuevo ataque aéreo de Israel contra la provincia de Deir al-Zur, en el este del país árabe, según informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

La agencia oficial de noticias siria SANA, citando a una fuente militar no identificada, informó de que el ataque del "enemigo israelí" se produjo de madrugada contra Deir al-Zur ciudad y la localidad de Al-Bukamal, en la misma región, sin proporcionar un balance de víctimas.

Sin embargo, el Observatorio, con sede en Reino Unido y una amplia red de colaboradores sobre el terreno, afirmó en un comunicado que la acción causó la muerte de 23 personas, en su mayoría combatientes afines a la República Islámica de Irán (socio del Gobierno de Al-Asad y país que cuenta con una amplia red de grupos chiíes colaboradores mediante los cuales interfiere en los asuntos de otros Estados como Siria, como es el caso de la milicia de Hizbulá), y heridas a otras 28, por lo que la cifra de fallecidos podría aumentar en las próximas horas.

“La segunda ola de incursiones israelíes en Siria este año mató a 23 personas”, señaló el OSDH; entidad que agregó que las víctimas fueron siete soldados sirios y el “resto milicianos cercanos a Irán”. Los últimos ataques se produjeron el 7 de enero contra posiciones en el sur de Siria y el sur de la capital Damasco, matando a tres combatientes proiraníes. 

En 2020, Israel alcanzó unos 50 objetivos en Siria, según un informe anual publicado a finales de diciembre por el Ejército hebreo. Desde el comienzo de la guerra de Siria en 2011, el Estado israelí ha materializado cientos de ofensivas contra tropas gubernamentales sirias y fuerzas aliadas de Irán y combatientes de Hizbulá. 

Israel sigue con su empeño de acabar con esta influencia del régimen de los ayatolás en determinadas zonas de Oriente Medio, la cual conduce a una inestabilidad peligrosa en la región, contra la que se trata de combatir actualmente, a través de operaciones como esta y de movimientos diplomáticos que buscan la pacificación, siendo el más representativo el de los pasados Acuerdos de Abraham suscritos entre países árabes como Emiratos Árabes Unidos, Bahréin o Sudán con Israel de cara al establecimiento de vínculos diplomáticos con el país judío.