Al menos tres muertos y un herido grave en un ataque en Niza

El alcalde de la ciudad francesa ha asegurado que se trata de un “atentado terrorista”
Iglesia de Niza, lugar del ataque terroista

PHOTO/AFP  -   Iglesia de Niza, lugar del ataque terroista

Tres muertos y un herido de gravedad es el resultado, en lo que parece un ataque terrorista con arma blanca en una iglesia católica del centro de Niza, en la costa azul francesa, según ha anunciado su alcalde, Christian Estrosi.

«Confirmo que todo parece sugerir que se trata de un atentado terrorista, a las puertas de la basílica de Notre-Dame. Todo parece sugerir que se trata de un crimen obra de un criminal fascista yihadista. No paró de gritar Alá es grande mientras los servicios de seguridad lo intentaban neutralizar», escribió Estrosi en su cuenta de Twitter.

Alrededor de las nueve de la mañana, según los medios franceses, un hombre con un arma blanca atacó a una mujer degollándola, dentro del la iglesia y apuñaló a otra víctima que, según el alcalde de Niza, se trataría del guardia de seguridad del edificio. La tercera víctima fue asesinada en un bar frente a la basílica, donde se había refugiado.

El perpetrador del ataque fue disparado y herido y trasladado al hospital, según Le Monde.

La Fiscalía Nacional Antiterrorista (PNAT) anunció que tomó la investigación, abierta a “asesinato e intento de asesinato en conexión con actuación terrorista” y “asociación criminal terrorista. Fue encomendado a la Dirección Central de la Policía Judicial y a la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI). La Policía acordonó la zona de forma inmediata y los artificieros se trasladaron al lugar de los hechos, en el que se escucharon varias detonaciones que la Prefectura atribuyó a sus operaciones.

El ministro del Interior, Gerald Darmanin, anunció en Twitter la celebración de una "reunión de crisis" en Place Beauvau. El primer ministro Jean Castex salió de la Asamblea Nacional, donde se encontraba en el contexto de debates sobre nuevas medidas sanitarias para combatir la epidemia de Covid-19, para dirigirse a la unidad de crisis del Ministerio de interior.

Fiscalía antiterrorista llegando al lugar del ataque en Niza
PHOTO/AFP-Fiscalía antiterrorista llegando al lugar del ataque en Niza

El alcalde atribuyó el atentado al "islamofascismo" y aseguró que ha hablado con el presidente, Emmanuel Macron, que tiene previsto trasladarse al lugar de los hechos en las próximas horas.

Otros ataques en las últimas horas

En las últimas horas, la Policía francesa habría detenido a un sospechoso en Avignon, el sur de Francia que intentaba atacar a los viandantes con un cuchillo al grito de “Alá es grande”, según medios franceses

Las Fuerzas de Seguridad saudíes detuvieron este jueves a un ciudadano que atacó con un objeto punzante a un guarda de seguridad del consulado francés en la ciudad de Yeda, en el oeste de ArabiaSaudí, que resultó herido leve, informó la agencia oficial SPA.

Si se confirmase las primeras sospechas, el ataque de Niza sería el tercer atentado yihadista en apenas cuatro semanas.

El 25 de septiembre pasado, un pakistaní refugiado en París atacó con cuchillos e intentó asesinar a varias personas a las puertas de la antigua redacción del semanario Charlie Hebdo. Y dos semanas después de que Samuel Paty, profesor de una escuela secundaria de Conflans-Sainte-Honorine, a las afueras de París, fuera decapitado tras mostrar en sus clases caricaturas de Mahoma.

Niza es una ciudad golpeada por el islamismo radial. El 14 de julio de 2016, en plena fiesta nacional, Mohamed Lahouaiej Bouhlel asesinó a 86 personas e hirió a otras 458 al volante de un camión.

El 26 de julio de ese mismo año, también tuvo lugar un ataque similar al de este jueves en una iglesia, donde dos terroristas apuñalaron al sacerdote de  Sait-Etienne du-Rouvray e hirió gravemente a un feligrés.

En las últimas semanas, el debate en torno al islamismo radical ha tensado las relaciones de Francia con los países árabes. La firme decisión del presidente francés, Emmanuel Macron, de defender uno de los pilares de las democracias liberales: la libertad de expresión, con sus declaraciones de “no renunciar a la publicación de las caricaturas” de Mahoma, ha generado una tensión entre el país galo y los países árabes.

Servicios de emergencia atienden a los heridos en Niza
PHOTO/AFP-Servicios de emergencia atienden a los heridos en Niza

Macron realizó estas declaraciones el miércoles pasado durante el homenaje al profesor Samuel Paty, decapitado por un joven checheno y adepto al islamismo radical.

Turquía, Irán, Jordania o Kuwait denunciaron las publicaciones de las caricaturas del profeta en la revista satírica Charlie Hebdo -que hace cinco años sufrió un atentado terrorista- y en los últimos días se multiplicaron las llamadas en las redes sociales para boicotear los productos franceses.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan ha sido el que ha encabezado esta guerra abierta contra Macron, asegurando que el presidente francés necesita una “terapia mental” debido a su “actitud hacia los musulmanes”.

Hace unos días, el presidente galo dio a conocer la propuesta de una ley que evitaría la radicalización de las comunidades más vulnerables. “El islamismo radical, al crear leyes por encima de las que existen actualmente en el país, es un peligro para Francia porque algunas veces se traduce en una contra sociedad”, dijo Macron.

El polémico proyecto de ley, que será presentado en diciembre, incluye entre otras normas: una vigilancia más estricta de las organizaciones deportivas y otras asociaciones para que no se conviertan en un foco de radicalización; el fin del programa de intercambio de imanes extranjeros que llegan al país galo; la fiscalización de los métodos de financiación de las mezquitas y ciertas restricciones a la educación en el hogar.