PUBLICIDAD

Marruecos

Al-Shabaab atenta contra una compañía turca en Somalia

Al menos una persona de origen turco estaría entre los fallecidos que ha dejado el coche bomba
Atalayar_Atentado Somalia Al Shabaab

AFP/ABDIRAZAK HUSSEIN FARAH  -   Soldados somalíes junto al escenario de un ataque con coche bomba en Mogadiscio el 28 de diciembre de 2019

Un nuevo ataque con coche bomba ha sacudido Somalia este fin de semana. En este caso, el objetivo no han sido las fuerzas de seguridad somalíes o los efectivos de alguna de las misiones que están desplegadas en el país, sino que ha sido una compañía turca que se encuentra construyendo una carretera entre Mogadiscio y Afgoye.

Cuatro personas habrían muerto en el ataque, tres soldados somalíes que se encontrarían custodiando las obras de construcción y un ciudadano turco. Otras cuatro personas de nacionalidad turca estarían hospitalizadas y se está pendiente de su evolución según el Ministerio turco de Asuntos Exteriores.

Al-Shabaab ha reivindicado el ataque suicida a través de Abdiasis Abu Musab, el portavoz de las operaciones militares de la organización terrorista vinculada a Al-Qaeda. La elección del ataque es significativa. Por un lado, se dificulta el desarrollo de entornos rurales o empobrecidos, un nicho donde se nutre del descontento para captar adeptos. Por el otro, ataca los intereses turcos en Somalia para tratar de debilitar las relaciones entre Ankara y Mogadiscio.

Atalayar_Farmajo y Erdogan portada
PHOTO/ADEM ALTAN - El presidente de Somalia, Abdullahi Mohamed ‘Farmajo’ (izq.), es recibido por su homólogo turco Recep Tayyip Erdogan (Der) en el Complejo Presidencial de Ankara el 26 de abril de 2017

Precisamente, la relación entre los dos países se ha ido estrechando en los últimos años, Erdogan ha visto la posibilidad de apoyar el desarrollo somalí para rivalizar contra la influencia del Golfo, principalmente de Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos. Ejemplo de esta buena relación son los más de 100 millones de dólares que Turquía ha invertido en el desarrollo en el país en la última década, destinando a su vez más de 1.000 a ayuda humanitaria.

Empresas turcas, además, son las encargadas de la gestión del puerto y del aeropuerto, amén de la presencia militar que Turquía mantiene en el país, con una base en los alrededores de Mogadiscio – la base turca más importante fuera de su territorio – para, precisamente, apoyar en la lucha contra Al-Shabaab.

Atalayar_TurkSom base militar turca en Somalia
REUTERS/FEISAL OMAR - Oficiales militares turcos desfilan durante la ceremonia de apertura de la base militar turca en Mogadiscio, Somalia 30 de septiembre de 2017

El país se ha convertido en uno de los puntos de entrada con los que Turquía trata de influir en el Cuerno de África, aunque esta vez lo hace apoyada en la ayuda y la inversión en infraestructuras, a diferencia de cómo lo hace en otros países, por ejemplo, Libia, en los que el papel militar es el eje central de la colaboración.

La presencia de civiles turcos es tan importante que no es la primera vez que son víctimas de ataques de Al-Shabaab. Hace un año, otro atentado con coche bomba dejó 15 heridos también en la ciudad de Afgoye, entre ellos varios nacionales turcos. También en el atentado de Mogadiscio de diciembre de 2019, un grupo de ingenieros turcos fue víctima del ataque que dejó más de 90 muertos.

Somalia es por tanto un nuevo teatro de operaciones para algunas potencias regionales cercanas. Arabia Saudí, Emiratos, Qatar y Turquía pugnan por ser el principal aliado del Gobierno somalí en su lucha contra Al-Shabaab y en su búsqueda de continuar con su desarrollo.